Oct 16, 2021 Last Updated 12:00 AM, Oct 17, 2021

Escribe Martín Fú

Claudia Piñeiro es escritora, guionista y dramaturga, autora de las novelas Las viudas de los jueves, Tuya, Elena sabe, entre otras. Varias han sido adaptadas al cine y la televisión. Seguramente, muchos lectores de El Socialista la pueden reconocer como una de las guionistas del éxito de la plataforma Netflix El reino.

Entrevistada en el programa de Luis Novaresio en A24, Piñeiro hizo pública su simpatía por la izquierda: “A mí siempre me gustaron los partidos de izquierda”, dijo, y agregó que “es necesario que la tercera fuerza sea de izquierda y no de ultraderecha”. Reconoce el rol que ha tenido la izquierda en la lucha por el aborto, reivindica a Romina del Plá y Myriam Bregman, entre otras, y asegura que “sabés a quiénes votas cuando votás a la izquierda”, haciendo público que “probablemente vote a la izquierda” y reconociendo al Pollo Sobrero, con quien interactuó en redes sociales cuando el combativo dirigente ferroviario del Sarmiento y candidato del Frente de Izquierda Unidad la felicitó por la miniserie El reino.

Esta producción cinematográfica le ha valido un artero ataque de la Alianza Cristiana de las Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera), que acusó a los creadores de la serie de “crear en el imaginario popular la percepción” de que sus pastores “solo tienen ambiciones de poder o de dinero” y apuntó directamente a Piñeiro de tener un encono contra la “cultura evangélica” derivado de su “militancia feminista durante el debate de la ley del aborto”. Desde Izquierda Socialista nos sumamos al repudio a este ataque y nos solidarizamos con Claudia Piñeiro como lo han hecho diversas personalidades y colectivos de la cultura y los derechos humanos.


Escribe José Castillo, candidato a diputado nacional CABA, por Izquierda Socialista/FIT Unidad

Javier Milei ya dijo que el mejor presidente de la historia fue Menem. Ahora compartió elogios con Domingo Cavallo, el ministro ajustador de los ’90, que dejó millones de desocupados, una miseria récord y fue echado por el Argentinazo de 2001.

El candidato “libertario” Javier Milei estaba haciendo una entrevista y fue interrumpido por una videollamada. No sabemos si todo estaba preparado de antemano (conociendo el espacio que le dan los grandes medios monopólicos es muy posible), pero lo concreto es que apareció el ex funcionario menemista Guillermo Francos y, tras felicitarlo, le dijo: “Hay alguien que te quiere saludar”. Era Domingo Cavallo, el ministro de Economía de Menem. Milei se mostró sorprendido y, como dijo, “fuertemente emocionado”. “Es una eminencia”, “el mejor ministro de Economía de la historia”. Cavallo le retribuyó los elogios, felicitándolo por el “enorme trabajo que está haciendo”.

Las alabanzas cruzadas ponen blanco sobre negro de qué se trata la propuesta política de Milei. Sabemos que hay muchos jóvenes que, hartos de las mentiras y la falta de oportunidades y perspectivas en la vida, los bajos salarios y el desempleo que generaron tanto Macri como ahora Alberto Fernández, le prestan atención al discurso de Milei, que busca confundir con sus llamados a la “libertad” y contra la corrupción. Pero la realidad es que la única libertad por la que aboga es la de los empresarios, para que puedan despedir más sin pagar indemnizaciones y continúen pagando salarios de miseria.

Los elogios a Cavallo nos exigen un ejercicio de memoria. ¿Quién fue Domingo Cavallo? Primero, un funcionario de la dictadura genocida, el que estatizó la deuda externa en 1982. No debe extrañar que Milei lo elogie, la segunda en su lista es Victoria Villarruel, negadora del terrorismo de Estado y defensora de genocidas, y entre sus candidatas a la Legislatura lleva a Delfina Ezeiza, que llegó a tuitear “Videla volvé”.

Cavallo también fue ministro de Economía de Carlos Menem, el actor fundamental de las privatizaciones que dejaron a millones de trabajadores en la calle en los años ’90, del ajuste en la educación y la salud y de la promoción de la más extrema flexibilización laboral. Finalmente, por si todo esto fuera poco, Cavallo “volvió” como ministro de De la Rúa, redujo los salarios de los estatales y los docentes, bajó las jubilaciones y promovió el robo, por parte de los bancos, a los ahorristas con el “corralito”. Terminó echado por una enorme movilización popular, el Argentinazo de diciembre de 2001.

Esta es la “eminencia” que elogia Milei y las políticas económicas que promueve. Milei es vendido por los grandes medios de comunicación como un “importante” y “muy bien formado economista”. ¡Mentira! El “defensor de la propiedad privada” no tuvo ningún empacho en plagiar, sin siquiera ponerle comillas, a varios autores de la ultraderecha liberal como Milton Friedman, Friedrich Hayek o Murray Rothbard. De esos “robos a la propiedad intelectual” se componen sus notas firmadas en el diario El Cronista, o los capítulos de sus libros.

A esto se suman sus planteos negacionistas del cambio climático, similares a los de Trump o Bolsonaro, y sus posiciones misóginas y antiabortistas.
Milei es un payaso, pero un payaso peligroso. Hace campaña, como la semana pasada por las calles de Belgrano, acompañado por una patota juvenil al grito de “los zurdos tienen miedo”. Cerró un acto hace quince días en una plaza de Palermo en el que anunció: “No vengo a criar corderos, vengo a despertar leones”, frase que pertenece, nada más ni nada menos, que a Benito Mussolini. En síntesis, Milei es un facho con todas las letras. Y, aunque despotrica contra el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, si resulta elegido diputado votará junto a ellos a favor del ajuste del FMI.

¡No te dejes engañar! Avanza Libertad, la lista de Milei, no ofrece ninguna salida para la juventud, las mujeres y el pueblo trabajador. La única alternativa contra los políticos de siempre, los que vienen gobernando y manteniendo los privilegios y las ganancias de unos pocos a costa del hambre de las grandes mayorías, está en votar al Frente de Izquierda Unidad, lista 1A Unidad de la Izquierda.


Escribe Pablo Almeida, candidato a legislador CABA, por Izquierda Socialista/FIT Unidad

Tironeados, por un lado, por lo incómodo que significa el protagonismo de Mauricio Macri en la campaña de Juntos por el Cambio y, por el otro, por la imperiosa necesidad de obtener votos, los candidatos de la coalición opositora patronal decidieron sacar a la luz al ex presidente, aún con su imagen negativa ante el pueblo trabajador.

El apoyo que cosecha el “libertario” Javier Milei con su discurso de derecha les preocupa y al mismo tiempo se tienen que diferenciar de Ricardo López Murphy. Si a esto le sumamos que el discurso de María Eugenia Vidal, principal candidata en el distrito porteño, es visto como moderado por los votantes históricos, más duros y de derecha que apoyan a PRO, se explica este reacomodamiento. Por todo esto, obligados por el descontento de su base electoral, le asignaron a Macri un rol en la campaña, cuando al momento de la inscripción de las distintas candidaturas de la coalición patronal lo escondían.

Su reaparición se explica entonces por el temor a perder votos “por derecha”, sea con López Murphy o con Milei. Podríamos decir que a los precandidatos y a Macri no los une el amor, sino el espanto.
Por estos motivos, el ex presidente hizo un llamado: “Hay que ir a votar y le pedimos a la gente que por favor nos acompañe para decirle basta al kirchnerismo”. También justificó el tremendo pagaré, que supera los 45.000 millones de dólares, que deberán pagar el pueblo trabajador y los sectores populares con más ajuste. “No me arrepiento de haber ido al Fondo Monetario Internacional, la deuda es hija del déficit y eso lo dejaron los kirchneristas. Cristina recibió el país con 4% de superávit y lo entregó con un 5% de déficit”. De todo ese dinero no quedó un solo dólar en el país. Lo fugaron los grandes especuladores financieros y sus amigos.

Queda en evidencia que Macri continúa pensando igual. Sigue siendo un acérrimo defensor del ajuste permanente al pueblo. Todos los candidatos de Juntos, hagan o no campaña con él, también son ajustadores.
María Eugenia Vidal, ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires; Ricardo López Murphy, ex ministro de De la Rúa; Diego Santilli, ex vicejefe del Gobierno porteño, y Facundo Manes se postulan como los mejores empleados del FMI y los pulpos acreedores. Si logran ser elegidos votarán más ajuste con las dos manos.


Escribe Mercedes de Mendieta, legisladora de CABA y candidata a diputada nacional por Izquierda Socialista/FIT Unidad

En la última sesión de la Legislatura avanzó el proyecto que permite la construcción de torres de lujo en las codiciadas tierras ribereñas de la ex Ciudad Deportiva de Boca. El Grupo IRSA, desarrollador de los mayores proyectos inmobiliarios en el país y propietario de todos los shoppings de la Ciudad y del agronegocio con Cresud, será nuevamente beneficiado, mientras les trabajadores no acceden a una vivienda digna. Muy lejos está este proyecto de ofrecer una respuesta al terrible déficit habitacional en una ciudad donde 10.000 personas duermen en la calle todos los días, lo que vulnera  particularmente a mujeres y niñas, como ocurrió en el caso de M., sometida a todo tipo de violencias.

Por eso venimos denunciando y oponiéndonos desde nuestras bancas a todos los negociados inmobiliarios y remates de tierras que pasan por esta Legislatura, a diferencia de los otros bloques, en particular del peronismo, que ha votado y acompañado en varias ocasiones la venta de tierras.

Estas torres de lujo se quieren construir sobre humedales. Estamos atravesando una crisis ambiental mundial producto de las consecuencias de este sistema capitalista imperialista y del saqueo de las multinacionales. Construir sobre humedales solo profundizará la crisis ambiental y este proyecto, en particular, afectará a la Reserva Ecológica de Costanera Sur.

Hoy, el 21% del territorio argentino tiene humedales que favorecen la biodiversidad, absorben el dióxido de carbono que ayuda a mitigar el cambio climático y el calentamiento global. Los humedales actúan como reservorios de agua y ayudan a evitar las inundaciones. Pero los bosques y los humedales vienen siendo destruidos mediante la deforestación y los incendios intencionales a favor del agronegocio, en particular de la soja, de la construcción de countries y barrios de lujo y por la megaminería.

Desde nuestras bancas acompañamos al movimiento ambientalista que viene peleando contra la privatización de Costa Salguero y ahora del meganegocio a favor de IRSA. Llamamos a seguir impulsando acciones para frenar este proyecto y recuperar los espacios ribereños para que se conviertan en reservas que contribuyan a la protección de la biodiversidad y a la disminución del impacto ambiental.
 


Escribe Adriana Astolfo, candidata a diputada nacional de Santa Cruz, por Izquierda Socialista/FIT Unidad

En Santa Cruz gobierna el peronismo kirchnerista hace más de 30 años. La realidad es contundente: abandono y falta de inversión en la salud y la educación públicas, bajos salarios a docentes y estatales, vaciamiento de la obra social provincial, sin cobertura de servicios médicos ni tratamientos. Falta de trabajo y escasez de agua en Zona Norte y Río Gallegos. Sin embargo, Santa Cruz es riquísima en recursos naturales y en explotación de petróleo, gas, minería y pesca. Producen millones de dólares que van a diferentes multinacionales.

En 1992 el gobernador Néstor Kirchner, recibió del estado nacional más de 630 millones de dólares en regalías petroleras por la privatización de YPF. Los sacó del país, a una cuenta privada en bancos suizos. Cuando se hizo público, lo justificó diciendo que “era más seguro” guardarlo allá. Hubo anuncios de repatriación de los fondos en 2005 cuando gobernaba Sergio Acevedo (hoy candidato por el partido SER). En 2008 el gobernador Peralta afirmó que la plata ya estaba en nuestro país, sin hacer ninguna rendición de cuentas. Alicia Kirchner presentó un informe al Tribunal de Cuentas, que no fue aprobado, diciendo que quedaban sólo 9.607 dólares. Lo cierto es que esa plata nunca tuvo control, ni se explicó su manejo, ni significó alivio para el pueblo santacruceño.

Actualmente lo que recauda el estado provincial, que debería dar soluciones sociales a los 365.000 habitantes de la provincia, se lo siguen llevando las multinacionales del petróleo, gas, minería, pesca y los amigos empresarios. Según la Secretaría de Energía los ingresos por regalías petroleras aumentaron un 25%. Santa Cruz es primera productora y exportadora de oro y plata, con 7 minas en explotación y 108 proyectos, con facilidades extraordinarias para empresas de megaminería. Las megarepresas en el Río Santa Cruz, están rodeadas de corrupción, endeudamiento, mala praxis, destrucción ambiental. Para continuar esta obra, el gobierno nacional le dio a Alicia Kirchner un salvataje de 17.290 millones de pesos.

Sin embargo, el Frente de Todos y SER, las listas peronistas, y Cambia Santa Cruz, se vuelven a presentar como “la salida” para la crisis. Todos gobernaron y todos son los responsables de este saqueo, endeudamiento y empobrecimiento.
Desde el FIT Unidad decimos que la deuda es con el pueblo trabajador, las mujeres y la juventud. Planteamos una alternativa para enfrentar el ajuste y el saqueo, y decimos que la plata para resolver los problemas de educación, salud, vivienda, salario, jubilaciones y trabajo, saldrá de las multinacionales y la deuda externa.
 

Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
Coronavirus y debacle social - La peor crisis del capitalismo en su historia / Correspondencia Internacional Nº 45 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
El Partido y la Revolución - Nahuel Moreno - 1973
Entrevista en The Militant (1972)
Las perspectivas y la política revolucionaria después del triunfo de la Revolución Nicaragüense (1979)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa