May 30, 2024 Last Updated 2:12 PM, May 30, 2024


Escribe Mercedes de Mendieta, diputada nacional electa por Izquierda Socialista/ FIT Unidad

Se cumple un nuevo aniversario del 3J, fecha dónde se inició bajo la consigna #NiUnaMenos una ola de luchas en todo el mundo contra la violencia de género. En el medio de la bronca e indignación por la masacre de Barracas, mujeres y disidencias saldremos nuevamente a las calles contra un gobierno que impulsa un discurso de odio y habilita ataques lesboodiantes, niega la violencia de género y nos somete a mayor precarización, hambre y miseria.

Luego de un 8M unitario y masivo, dónde la #mareaverde volvió a las calles contra el plan motosierra y en defensa de nuestros derechos conquistados, se prepara una nueva pulseada del movimiento feminista contra el gobierno ultraderechista de Milei. Es que la violencia machista no da tregua, llevándose la vida de una víctima cada treinta y siete horas en el país según el observatorio “Ahora que si nos ven”. A nueve años del primer #NiUnaMenos hoy las mujeres y disidencias nos encontramos en extrema precariedad: desde que asumió Milei se desmanteló el Ministerio de Mujeres, género y diversidad y se recortaron, los ya  insuficientes, planes y políticas para víctimas de violencia de género.

En asambleas masivas, el movimiento feminista debate sus principales demandas. El odio es promovido desde todas las instituciones del Estado y el gobierno. Empezando por Milei, pasando por el Secretario de Culto, diputados y diputadas de LLA como Lilia Lemoine y Benegas Lynch o el vocero presidencial Adorni, no dejan pasar oportunidad para atacar el aborto legal, la ESI, el Matrimonio Igualitario, el cupo Laboral Travesti-Trans y plantear una visión negacionista de las consecuencias del sistema heterocispatriarcal. Por eso, este 3J exigimos justicia por Pamela, Roxana y Andrea víctimas del triple lesbicidio en Barracas, que denunciamos como una masacre habilitada por los discursos de odio y por lo que decimos que el gobierno de Milei es responsable.

También decimos que somos mujeres y disidencias las más afectadas por el ajuste de Milei. Somos la mayoría entre la docencia misionera y trabajadores de la salud que pelean contra los salarios de indigencia contra el gobierno del Frente para la Concordia, ligado al peronismo. El ataque a las referentas de los movimientos sociales y los comedores tiene como principal eje a mujeres que llenan la olla para dar de comer ante el hambre en los barrios populares.

Pero además, la asamblea por el 3J llama a movilizarse y rodear el Congreso el día que se quiera tratar la Ley Bases en el Senado, porque sabemos que la reforma laboral nos afectará porque somos las más precarizadas entre los precarizados y porque la eliminación de la moratoria jubilatoria perjudicará a nueve de cada diez mujeres.

Vamos por un #3J unitario, masivo y de lucha

Desde Isadora sabemos que la pelea para derrotar el plan integral de Milei y defender nuestros derechos, tiene que ser con masividad en las calles y que las convocatorias unitarias fortalecen la fuerza del movimiento feminista, como lo demostró el 8M. Por eso, este 3J reivindicamos una nueva acción en unidad de todes aquelles que creemos que hay que luchar contra este gobierno para derrotarlo. Esta unidad, se da en el marco de los debates y diferencias que tenemos dentro del feminismo, en particular con las organizaciones peronistas-kirchneristas y la burocracia sindical de la CGT y las CTA a quiénes les exigimos que llamen a un cese de tareas y movilización el día que se intente votar la Ley Bases en el Senado y un paro de 36 horas  y plan de lucha para derrotar todo el plan de Milei.
Este 3J seamos ese tsunami verde que conquistó  en las calles el aborto legal, que venció el protocolo represivo de Bullrich el 8M, pidamos justicia contra el triple lesbicidio de Barracas y la violencia patriarcal. Vamos por una gran jornada de lucha unitaria en todo el país para frenar los ataques de Milei. Sumate a dar esta pelea con Isadora y Disidencias en lucha e Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad.


Escribe Mercedes de Mendieta, diputada nacional electa Izquierda Socialista/FIT Unidad

El proyecto de Ley Bases que se está discutiendo en el Senado, incluye una reforma jubilatoria que afecta particularmente a las mujeres, mostrando nuevamente por qué el gobierno de Milei representa la reacción patriarcal.

De aprobarse este proyecto, se derogaría la moratoria previsional y se la reemplazaría por una Prestación de Retiro Proporcional (PUAM), destinada a personas que cumplieron 65 años y no completaron los 30 años de aportes necesarios para jubilarse. Pero además se pasaría a cobrar, a partir de esa edad, un haber que equivale al 80% de una jubilación mínima: una prestación de indigencia que ni siquiera permite a las y los beneficiarios acceder a una canasta básica de consumo. En los hechos, este proyecto eleva la edad jubilatoria para la mayoría de las mujeres que solo logran acceder a una jubilación a través de estos regímenes especiales: si la reforma pasa, nueve de cada diez mujeres solo cobrarán la PUAM, y recién a sus 65 años.

 Según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) el 75% de quienes acceden a una jubilación por moratoria somos mujeres. Esto es así debido a que el sistema capitalista patriarcal consolidó históricamente una división sexual del trabajo que feminizó las tareas domésticas no remuneradas (el 75% son realizadas por mujeres versus el 25% por varones) y que produce una inserción de las mujeres en las ramas productivas más precarizadas como el empleo doméstico, arrojando al 39% de las trabajadoras a la informalidad. Esta combinación, hace que muchas mujeres no tengan aportes jubilatorios suficientes y que sólo puedan acceder a una jubilación con regímenes especiales. De aprobarse la Ley Bases de Milei, la mayoría de las adultas mayores llegarán, con suerte, a jubilaciones de indigencia a una edad mayor, obligándolas a trabajar más años y sometiéndolas a condiciones de vida totalmente deshumanizantes.

 Desde Isadora Mujeres en Lucha, rechazamos este proyecto de ley, y llamamos al conjunto de les trabajadores, y en particular a las mujeres, a salir a las calles a defender los derechos conquistados y movilizarnos el día que este proyecto se vote en el Senado para que caiga.

 
 


Escribe Mercedes Trimarchi, legisladora electa CABA por Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
El ultraderechista de Milei ataca el plan nacional que había logrado reducir a la mitad los embarazos no intencionales en la adolescencia. Está claro que, aunque agite contra la “casta” en sus discursos y se jacte de reducir el déficit fiscal, la motosierra va dirigida contra los sectores más vulnerables. En este caso, el ataque fue directo hacia las niñas y adolescentes de los sectores populares.

El plan de prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (ENIA) se lanzó en el año 2017 en algunas provincias y luego se extendió a todo el país. Es un plan  que articula las áreas de salud, educación y desarrollo social con el objetivo de reducir la tasa de embarazos adolescentes no intencionales en nuestro país. Por ejemplo se trabaja con las escuelas elaborando contenidos para la ESI o directamente en comedores o centros comunitarios para llegar a la población no escolarizada. A lo largo de estos años en los que se implementó el Plan y a pesar de la falta de presupuesto y de las condiciones precarias de contratación de las y los trabajadores, se logró reducir casi a la mitad el embarazo no intencional en adolescentes.

Resultados de la implementación del Plan ENIA

El embarazo no intencional tiene consecuencias que condicionan la vida de niñas y adolescentes, en tanto presenta mayores riesgos de salud y de mortalidad materna, mayor probabilidad de abandono escolar, así como a futuro, una inserción laboral más precaria. Por ejemplo, en Argentina solo el 38% de las mujeres que tuvieron un hijo en la adolescencia completó la educación secundaria, el 3% accedió a la educación terciaria y el 1% a la universidad. Según el estudio “Consecuencias socioeconómicas del embarazo en la adolescencia” publicado en 2020 por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

De acuerdo a los datos oficiales en 2018 cuando comenzó el Plan ENIA, siete de cada diez embarazos en adolescentes de quince a diecinueve años eran no intencionales, en 2021 la cifra bajó a cinco de cada diez. Entre 2018 y 2021 la tasa de fecundidad adolescente (que es la cantidad de hijos nacidos en un año sobre el total de adolescentes) también registró un importante descenso: de 49,2% a 27%. Lo que significa una caída de casi el 50 por ciento en tres años. De todas maneras, la reducción de las cifras, se enmarcan en un contexto regional que ubica a América Latina como la segunda tasa de fecundidad adolescente más elevada a nivel mundial, luego de África subsahariana. Por eso sostenemos que la tasa aún se mantiene alta ya que cinco de cada diez embarazos siguen siendo no intencionales.

La misoginia de Milei y el odio a las niñas pobres

El gobierno de Javier Milei, anunció por medio de su vocero presidencial, Manuel Adorni, que el Plan sería redefinido y junto a ello, echó a más de seiscientos trabajadoras y trabajadores a quienes no les renovó el contrato. La situación es muy grave porque implica no solo dejar sin trabajo a cientos de familias sino que además, vulnera el derecho de miles de adolescentes que a través del plan ENIA tenían acceso a información, prevención, asistencia en materia de derechos sexuales y reproductivos. El solo hecho de haber reducido los embarazos no intencionales adolescentes a la mitad en tres años, da cuenta de que se pueden atender estas problemáticas desde el Estado con políticas públicas que por supuesto hay que mejorarlas, no liquidarlas. Milei las elimina como parte de su campaña contra el movimiento de mujeres y disidencias que en el último tiempo se viene desarrollando y con la movilización, obteniendo conquistas. Es parte de su batalla contra lo que él denomina “ideología de género”.

Desde la agrupación de mujeres Isadora e Izquierda Socialista/FIT Unidad rechazamos el vaciamiento del Plan ENIA y exigimos la reincorporación de todas y todos los despedidos con plenos derechos laborales para cada una de ellas y ellos. Llamamos a la más amplia unidad de acción para enfrentar en las calles este ataque a los derechos conquistados y seguir la pelea para tirar abajo todo el plan de ajuste de MIlei.


Escribe Mercedes Trimarchi, legisladora electa CABA, Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
El próximo 19 y 20 de abril se realizará en la Facultad de Sociales de la UBA el Encuentro Internacional “Radicalizar la democracia: Estrategias feministas frente a las nuevas derechas”. La iniciativa surge desde la Fundación Rosa Luxemburgo en Buenos Aires y contará con la participación de organizaciones feministas, sindicales, partidarias y sociales de diversos espacios políticos. Estarán presentes referentes nacionales, de América Latina, Europa y Asia. En distintos formatos (mesas, talleres y asambleas) se abordarán preguntas como: ¿Qué es lo nuevo en la nueva derecha? ¿Los progresismos se quedaron sin agenda? ¿Qué significa el internacionalismo? ¿Qué organizaciones necesitamos para construir lo nuevo? entre otras. El evento se propone pensar de manera colectiva y desde diferentes perspectivas el escenario global frente a las nuevas derechas.

Desde Izquierda Socialista/FIT Unidad vamos a participar del Encuentro con las diputadas nacionales electas, Monica Schlottahuer y Mechi De Mendieta, junto a compañeres de las agrupaciones Isadora y Disidencias en lucha. Vamos a aportar desde nuestro feminismo socialista la idea de un cambio radical y una salida de fondo frente a la actual crisis capitalista. Una crisis histórica que lejos de resolverse, engendra nuevos fenómenos como Milei en Argentina, que profundiza el hambre, la miseria, el saqueo y como fiel representante de la reacción patriarcal, ataca las conquistas feministas logradas con la movilización del #NiUnaMenos y la #MareaVerde en nuestro país. Te invitamos a debatir en el “Encuentro Internacional #Radicalizar la democracia: Estrategias feministas frente a las nuevas derechas”. Para participar podes inscribirte previamente o el mismo día en la Facultad de Sociales, ubicada en Santiago del Estero 1029, CABA.

Inscripción previa
https://rosalux-ba.org/2024/03/20/informacion-previa-e-inscripciones/


 
 


Escribe Mercedes de Mendieta, diputada nacional electa Izquierda Socialista/FIT Unidad

La jornada de lucha feminista mostró la fuerza del movimiento de mujeres y disidencias que se movilizó masivamente para decirle a Milei que la marea verde volvió a las calles contra su plan motosierra y discurso de odio. Trabajadoras en lucha, mujeres de los sectores populares y miles de jóvenes se convocan en las calles de todo el país con sus pañuelos verdes desafiando el protocolo de Bullrich.

A solo tres meses de asumido el gobierno de Milei, el movimiento de feminista marcó la cancha una vez más. En el día Internacional de las Trabajadoras, miles salimos a las calles contra las políticas de ajuste, los despidos, las privatizaciones, el cierre del Inadi y los ataques a nuestras conquistas como el derecho al aborto y el uso del lenguaje inclusivo en una jornada unitaria. Ni las vallas, ni la lluvia de ese día impidieron que se sienta la potencia de un movimiento que ya hizo historia, y una vez más fue marea. Fue una jornada unitaria que nos fortalece en la pelea más general contra todo el plan de Milei.

Los debates previos en las asambleas feministas

Las diferentes organizaciones feministas nos reunimos en asambleas convocadas por #NiUnaMenos y la Campaña por el derecho al aborto para organizar la jornada del 8M. Desde que se conquistó el aborto legal, el movimiento había quedado divido entre un sector que fue cooptado por el gobierno peronista de Fernández y un sector que, conformado por el Frente de Izquierda y otros sectores de izquierda feminista, se mantuvo independiente en las calles.

El cambio político que significa la llegada de un gobierno de ultraderecha y machista como es el de Milei, generó la necesidad de discutir salir a las calles de manera unitaria a enfrentar el brutal ataque dirigido especialmente contra mujeres y disidencias. Esa unidad en las calles que conquistó, independiente de todos los gobiernos patronales, el aborto legal, seguro y gratuito. Lograr esta unidad, no fue sin debates, sino lo contrario. Por ejemplo sobre el tipo de convocatoria, si era solo había que concentrarse por miedo a la represión o se había que llamar a una movilización para desafiar el protocolo de Bullrich, si se leía un solo documento o varios, y principalmente si era necesario que el movimiento feminista se pronuncie por la necesidad de un nuevo paro nacional.

Con nuestra agrupación de mujeres Isadora fuimos parte activa de las asambleas y allí batallamos para que saliera una marcha unitaria, porque creemos que eso fortalecía la masividad de la convocatoria que es fundamental para derrotar el plan integral de Milei y defender nuestros derechos. Para nosotras/es con Milei como gobierno es necesaria la unidad de acción de todas aquellas que creamos que hay que luchar contra este gobierno nefasto para derrotarlo.

Pero esta unidad, es también unidad-enfrentamiento en el marco de los debates y diferencias que tenemos dentro del feminismo en particular con las organizaciones peronistas kirchneristas y la burocracia sindical de la CGT y las CTA. Desde Isadora fuimos a batallar por la necesidad de que las centrales sindicales convoquen a un paro nacional el 8M que unifique todas las luchas en curso. Este debate fue muy importante porque las dirigentas de las centrales sindicales que estaban presentes, plantearon que no era necesario hacerlo ahora, que había que darse el tiempo para “construirlo”, que había que esperar. Pero, ya no podemos esperar más, en la Argentina de Milei, crece la pobreza, los despidos, los ataques a la cultura y peligra la educación pública.

Otro debate central fue alrededor las características del paro feminista. Para ellas, el paro de mujeres se “expresa de distintas maneras”, por ejemplo no realizando las tareas reproductivas en el hogar o haciendo acciones de visibilización, acciones que acompañamos pero que no reemplazan al paro general del conjunto de la clase trabajadora. Incluso, llegaron a decir que el paro efectivo era un “privilegio” solo de las trabajadoras sindicalizadas, cuando hoy la mayoría de las trabajadoras estamos bajo la línea de pobreza.

Está claro, que la convocatoria a un paro general fortalece la lucha contra el gobierno de Milei. Así, por ejemplo, el 24E día del paro nacional, junto a todo el proceso abierto desde el 20 de diciembre, fue un hito muy importante que fortaleció la lucha contra la Ley Ómnibus que finalmente cayó. En esa jornada, tanto trabajadoras sindicalizadas como las precarizadas pudimos expresarnos en la movilización frente al Congreso y eso no fue un privilegio sino una acción de lucha muy necesaria contra los atropellos de Milei a nuestros derechos. Finalmente, el documento unitario incorporó una formulación de consenso dónde el movimiento feminista se expresó por la necesidad de un nuevo paro nacional y plan de lucha.

Hay que frenar la motosierra y terminar con el negacionismo

Pasado el 8M y con la fuerza que mostramos en las calles debemos seguirla porque el ataque del gobierno continúa y la movilización de las mujeres y disidencias es muy poderosa para frenarlo. Es necesario un paro general y un plan de lucha nacional que le ponga fin a todo el plan de ajuste y la motosierra que nos perjudica más a nosotras y nosotres. Te invitamos a que te sumes a dar esta pelea con Isadora e Izquierda Socialista/ FIT Unidad y en la marcha del 24M gritemos juntes contra el negacionismo que son 30.000

Isadora

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

A 50 años de la Masacre de Pacheco

A 50 años de la Masacre de Pacheco

15 May 2024 El Socialista N° 582

A cinco meses de Milei / Dos paros generales y ninguna ley

A cinco meses de Milei / Dos paros …

15 May 2024 El Socialista N° 582

Una reforma jubilatoria patriarcal

Una reforma jubilatoria patriarcal

15 May 2024 El Socialista N° 582