Feb 06, 2023 Last Updated 7:02 PM, Feb 5, 2023


Escribe Mercedes Trimarchi, legisladora electa (CABA) por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda-Unidad

Finalmente se conoció el veredicto condenatorio para las dos acusadas por la muerte del niño pampeano. La madre, Magdalena Espósito Valenti y su pareja, Abigail Paéz fueron declaradas culpables del delito de “homicidio calificado por alevosía y ensañamiento”. Páez, además, fue condenada por abuso sexual gravemente ultrajante. Si bien la pena (años que pasarán en la cárcel) se conocerá en una próxima audiencia el 13 de febrero, la calificación del delito que hizo el tribunal derivará, correctamente, en prisión perpetua para ambas.

El caso no puede dejar de provocar conmoción por los hechos aberrantes que se fueron relatando a lo largo de las diferentes audiencias. En el tiempo que duró el juicio se evidenció que Lucio vivió todo tipo de violencias, maltratos, abusos, aislamientos y golpes que finalmente terminaron con su vida. Un verdadero calvario para un niño que apenas sobrevivió cinco años. Más allá del alivio con el que se vivió la condena, es importante reflexionar acerca de la situación de las niñeces en nuestro país.

La violencia hacia las infancias es moneda corriente. Desde los gobiernos, sean peronistas del Frente de Todos o de la oposición patronal de Juntos por el Cambio, con su política permanente de exclusión de las infancias y desfinanciación en áreas específicas contra la vulneración de derechos de las niñeces, hasta las propias prácticas violentas de crianza en el ámbito doméstico, hacen que hoy las niñeces se encuentren en un verdadero estado de vulnerabilidad. La Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes (2019-2020) de Unicef Argentina revela que el 59% de chicas y chicos entre 1 y 14 años experimentó prácticas violentas de crianza; el 42%, castigo físico (incluye formas severas, como palizas y golpes con objetos), y el 51,7%, agresión psicológica (como gritos, amenazas, humillaciones). Datos que hacia el 2022 se mantuvieron estables. A su vez, los datos de la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) que depende de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en la Ciudad de Buenos Aires, para el el tercer trimestre de 2022 establece que 8 de cada 10 niñas, niños y adolescentes sufrieron violencia por parte de sus progenitores.

Más allá de los datos, de lo que se trata es de dejar de naturalizar la violencia hacia las infancias para terminar con ella. Esta es una de las tantas tareas que llevamos adelante desde el movimiento feminista. Por eso repudiamos la campaña orquestada por los sectores reaccionarios que arengó frases como “la violencia no tiene género” o “el silencio de las feministas” que puso el foco en que la madre de Lucio y su pareja llevaban el pañuelo verde. Alentando campañas homofóbicas y en contra de la lucha por el derecho a decidir. Como si el hecho de ser lesbianas y pelear por el derecho al aborto tuviera algo que ver con las prácticas aberrantes que provocaron el asesinato del niño pampeano.

La falta de presupuesto es el principal obstáculo para garantizar derechos.

La ley 26.061 de Protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes se sancionó en septiembre 2005, y la 26.150 que crea el Programa de educación sexual integral, un año después en octubre de 2006. O sea que ya están al borde de alcanzar la mayoría de edad y sin embargo, seguimos peleando por presupuesto para capacitación y su verdadera implementación. Alertamos que la Ley Lucio próxima a aprobarse en el Senado, se convertirá en papel mojado, si no se le destina presupuesto para ser aplicada y que verdaderamente se capacite a quienes están en la función pública y trabajan con las infancias.

Desde Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda-Unidad denunciamos al gobierno nacional del Frente de Todos y también a los provinciales (sean peronistas, radicales, kirchneristas y macristas) que vienen sosteniendo una política de recorte presupuestario en áreas tan sensibles para las niñeces como son la salud y la educación. Políticas de ajuste que están al servicio de cumplir con el acuerdo del FMI y pagar la deuda externa. De esta manera se desfinancian políticas públicas y así, llegamos a otra cifra lamentable: la mayoría de las niñas y niños en Argentina se encuentran en situación de pobreza. Si los distintos gobiernos patronales con sus insuficientes “Políticas de Estado” siguen mirando para otro lado, lamentablemente tendremos más casos como el de Lucio en el que ya no quedará más nada por hacer. Por eso, debemos seguir exigiendo el fin de las violencias hacia las infancias y junto a ello, presupuesto para garantizar todos los derechos de las niñas, niños y adolescentes. Demandas que solo lograremos con la movilización independiente de los gobiernos patronales que son los responsables de esta grave situación.


Escribe Noelia Agüero, legisladora provincial por Izquierda Socialista/FIT Unidad

En 2022 en Argentina hubo 233 femicidios, de ellos 19 sucedieron en Córdoba. Y comenzamos 2023 con cifras sumamente alarmantes y resonados casos de búsquedas de compañeras que casi siempre culminan en escenarios espantosos e indignantes.

En Córdoba la realidad demuestra que la desinversión es total en cuanto a la atención a las problemáticas que nos afectan a las mujeres y disidencias. Los números son escalofriantes: tres femicidios y transfemicidios en enero, seis en los últimos dos meses: Norma Quiñones, Rocío Lezcano, Sofía Sosa, Valeria Oviedo y Sofía Bravo asesinadas en el interior provincial y Anahí Bulnes, desaparecida desde el 5 de diciembre y cuyo cuerpo aún no ha sido encontrado pero las investigaciones indican que el asesino sería Santiago Campos Matos, quien se encontraba en libertad a pesar de haber sido denunciado por abuso sexual contra niñeces en 2019.

Mientras tanto el gobierno de Schiaretti levanta anuncios rimbombantes en cuanto a políticas de género inexistentes y sin presupuesto y sostiene, además, como bandera de campaña electoral un Ministerio de la Mujer que es un cascarón vacío: con programas completamente desfinanciados, con la precarización laboral de las trabajadoras a través de becas, contratos y monotributo y con la falta de respuesta integral ante las demandas en todo el territorio provincial.

El gobierno de Hacemos por Córdoba no pone un centavo para la lucha contra la violencia de género porque no es prioridad. Así quedó demostrado en el presupuesto 2023: se destinan, por ejemplo, 79 millones de pesos para refaccionar el Museo de la Mujer, en cambio solo se destina un millón de pesos para la creación de los Punto Mujer del interior provincial, donde se profundiza la violencia y crece el número de femicidios y transfemicidios.

Desde Isadora seguimos denunciando que el Ministerio de la Mujer y el gobierno de Schiaretti son responsables de esta terrible situación. Exigimos presupuesto ya para programas, refugios y toda contención necesaria para las víctimas de violencia de género; basta de precarización laboral a las trabajadoras del Polo de la Mujer. Exigimos justicia por las víctimas de femicidio y cárcel para sus asesinos.
Este 8 de febrero junto a la Asamblea Niunamenos Córdoba, a un mes del 8M, volvemos a las calles al grito de ¡Basta de femicidios y transfemicidios! ¡Los gobiernos son responsables!


Escribe Mercedes Trimarchi, legisladora porteña electa Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
En Argentina se estima que hay veinticinco millones de mujeres y, según el Indec, la mitad se encuentra en situación de pobreza. Cerca de cuatro millones de ellas ni siquiera logran cubrir lo que se necesita para comer, es decir que están bajo la línea de indigencia. Esta realidad por la que transitan millones, lejos está de ser transformada por las políticas del gobierno peronista del Frente de Todos. Es más, al ritmo de la inflación, de los aumentos de tarifas y el ajuste en los programas sociales, se profundizará. El presupuesto 2023 con “perspectiva de género” votado en el Congreso por peronistas, radicales, kirchneristas y de Cambiemos, trae un recorte importante en áreas particularmente sensibles para las mujeres y disidencias como Educación y Salud. Recorte que exigen desde las oficinas de Washington y que el superministro Massa cumple a rajatabla. La letra del acuerdo firmado con el FMI que contrae mayor deuda externa y más ajuste para la clase trabajadora y los sectores populares.  
Veamos algunos números que muestran a las mujeres como jefas de los hogares más humildes y al gobierno como responsable de esta situación. La canasta básica alimentaria que marca la línea de indigencia, actualmente es de 62.105 pesos para una familia de cuatro integrantes. La jubilación mínima (mayoría mujeres) asciende a 60.124 pesos. No alcanza para salir de la indigencia. El Programa Acompañar, destinado a mujeres e integrantes del colectivo LGBTI+ en situación de violencia de género, equivalente a un Salario Mínimo (llegará a 69.500 pesos en marzo de 2023) es solo por seis meses. La Asignación Universal por Hijo (AUH) donde la mayoría de las titulares son mujeres, es de 9.795 pesos. Una verdadera miseria.

Al respecto, nada ha hecho el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad (que debería bregar por el bienestar de las mujeres y disidencias) para terminar con las violencias de género, entre las que se encuentra la violencia económica. Hasta la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señala en sus declaraciones que la pobreza impacta más gravemente sobre las mujeres. Pero ni antes Elizabeth Gomez Alcorta ni ahora Ayelén Mazzina dan respuesta al aumento de la feminización de la pobreza. Es más, acompañan el recorte de los planes sociales que anuncia de manera rimbombante Victoria Tolosa Paz, al frente de la cartera de Desarrollo Social.

Desafíos del movimiento feminista hacia el 2023

El pasado 25 de noviembre, en el marco de la movilización contra la violencia de género, organizaciones feministas de izquierda e independientes del gobierno denunciamos en Plaza de Mayo la precarización de nuestras vidas, porque el supuesto “fin del patriarcado” anunciado en enero del 2021 por Alberto Fernandez nunca llegó. Lo que continúa son los femicidios, transtravesticidios, las violaciones y la miseria como único destino para las mujeres y disidencias de nuestro país.

Desde Isadora y como parte del Frente de Izquierda Unidad denunciamos las políticas que llevan adelante tanto el gobierno nacional como la oposición patronal de Macri, Bullrich y Larreta. Siguen en su “grieta” por arriba pero para ajustarnos acuerdan en todo. Lo mismo los liberfachos de Millei y Espert que se presentan como distintos pero buscan arrasar con todos nuestros derechos, incluido el derecho al aborto conquistado con la #MareaVerde.

Por eso, hacia el 2023 las mujeres y disidencias debemos seguir por el camino de la movilización independiente del gobierno y de los partidos patronales que avalan el ajuste. Y en el plano político electoral, hay que fortalecer al Frente de Izquierda Unidad  que viene impulsando en el Congreso y en las calles la pelea por cada uno de nuestros derechos con un programa alternativo, feminista y socialista.        


Escribe Mercedes Trimarchi, legisladora porteña electa por Izquierda Socialista/FIT Unidad

El 25 de noviembre de 1960 fueron asesinadas en República Dominicana las hermanas Mirabal, conocidas como “las Mariposas”. En homenaje a ellas y a su lucha contra el dictador Trujillo, se estableció el día de la no violencia contra las mujeres en el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe de 1981 que se realizó en Bogotá (Colombia). Años más tarde, en 1999 la fecha fue ratificada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y desde entonces tuvo carácter internacional. Hoy, a sesenta y dos años de aquel brutal asesinato, seguimos gritando: Patria, Minerva y María Teresa,  presentes.
 
La dictadura de Rafael Leónidas Trujillo duró treinta y un años y fue el bastión anticomunista dirigido por los Estados Unidos en la región. Como toda dictadura, se encargó de restringir las libertades democráticas y perseguir a luchadores, fundamentalmente a quienes se opusieron a su método de terror. Las hermanas Mirabal cumplieron un papel destacado en la lucha contra la represión del régimen. Minerva fue la primera mujer dominicana en obtener la Licenciatura de Derecho y junto a su esposo, Manolo Tavárez, fueron creadores del “Movimiento 14 de junio”, una agrupación política clandestina que combatió a la dictadura. Trujillo y su ejército apresó a quienes pertenecían al movimiento, torturando y asesinando a muchos militantes de la organización. Las hermanas Mirabal fueron encarceladas junto a sus maridos pero tiempo después liberadas. La noche del 25 de noviembre de 1960, luego de visitar a sus maridos presos en Puerto Plata (norte) sufrieron un atentado que simuló ser un accidente automovilístico. Patria (36) Minerva (34) y María Teresa (25) fueron torturadas y asesinadas a golpes junto al conductor Rufino de la Cruz. Sus cuerpos y el del conductor fueron dejados sin vida en el auto y arrojados a un barranco. El cuádruple asesinato quedó impune, pero la bronca contra el régimen fue creciendo y seis meses después, el 30 de mayo de 1961, Trujillo fue asesinado y la dictadura cayó.

La lucha de las Mariposas más vigente que nunca

“Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte” alertaba Minerva Mirabal a principios de la década del ‘60 a quienes le advertían sobre su futuro. Más de medio siglo después, la promesa de Minerva parece haberse cumplido: su muerte y la de sus hermanas en manos de la policía secreta dominicana es todo un símbolo de lucha contra las dictaduras del mundo y contra todo tipo de violencia patriarcal. Por eso este 25N las mujeres somos vanguardia contra la violencia de los gobiernos capitalistas y los enfrentamos en defensa de nuestros derechos, contra todo tipo de opresión y explotación.
En un contexto de mayor crisis económica y social, lo que crece es la feminización de la pobreza. Las mujeres y disidencias somos las más precarizadas, las primeras despedidas y sobre nosotras recae mayormente el ajuste que todos los gobiernos aplican contra la clase trabajadora. Somos las jefas de los hogares más pobres. Defendemos nuestros territorios contra la depredación y el saqueo de los recursos naturales.

A la violencia impuesta por los gobiernos de turno la enfrentamos con más movilización. Por eso, desde Isadora y Disidencias en Lucha te invitamos a sumarte a las acciones que en todo el país se están organizando contra la violencia machista este 25N. Seguimos peleando para que se terminen los femicidios y transtravesticidios que contamos a diario. Exigimos mayor presupuesto para políticas públicas y soluciones integrales frente a la creciente violencia capitalista y patriarcal. El reciente femicidio de Susana Cáceres en Moreno (luego de diez días de desaparecida) demuestra que el patriarcado no terminó, como dijo Alberto Fernández, y que debemos organizarnos de manera independiente contra este sistema. Una vez más decimos #NiUnaMenos, el gobierno es responsable.


Escribe Mercedes Trimarchi, legisladora electa porteña, Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
Con este lema, el colectivo de Actrices Argentinas convocó a las puertas de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) el pasado jueves 20 de octubre para acompañar a Thelma Fardin en un día muy importante para la causa: por primera vez, desde que comenzó el juicio, declaraba Juan Darthés. El actor, acusado de violación (estupro en Brasil), habló durante dos horas, negó los hechos que se le imputan y no quizo contestar ninguna de las preguntas de la Fiscalía ni tampoco las de los abogados de Fardín. Recordemos que cuando a la denunciante le tocó declarar fue obligada a contestar todas preguntas de la defensa y fue muy hostigada por los abogados de Darthés. Es una clara muestra de cómo opera la justicia patriarcal.

A lo largo del juicio, que comenzó el 30 de noviembre de 2021, declararon dos actrices, Anita Co y Dignity (Calu) Rivero, que de forma contundente y con muchos detalles dieron cuenta de situaciones de abuso sexual que sufrieron también ellas por parte del mismo actor. La defensa, en la que participa el mediático abogado Fernando Burlando, viene haciendo todo lo posible para que el juicio no termine y prescriba la acusación. Seguramente buscará que el actor no vaya preso en el caso de que sea declarado culpable.

El juicio continúa. En treinta días se espera un peritaje psicológico pedido por Darthés. Luego el juez federal de San Pablo, Ali Mazloum, debe fijar la fecha para los alegatos que se estima sean antes de que termine el año. Después se podría conocer el veredicto. Pero, más allá de los tiempos lentísimos de la justicia (recordemos que el juicio empezó casi tres años después de que la joven actriz lo denunciara en Nicaragua), la movilización será la clave para que de una vez por todas Darthes vaya preso. Tal como se señaló desde la convocatoria: “Es por Thelma, es por todas”.

Ya salió la Correspondencia Internacional N°51: La revolución de las mujeres y los pueblos de Irán
Ya salió la Correspondencia Internacional N°50: La invasión a Ucrania agudizó la crisis del capitalismo
Correspondencia Internacional N.49: ¡Fuera Putin de Ucrania! Apoyo a la resistencia ucraniana. No a la OTAN
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Los sujetos históricos (1984)
Palestina: historia de una colonización
Entrevista en The Militant (1972)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Isadora

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Rosario / Liberaron a los trabajadores portuarios

Rosario / Liberaron a los trabajado…

01 Feb 2023 El Socialista N° 553

El “rescate de bonos” de Massa / La salida es dejar  de pagar la deuda

El “rescate de bonos” de Massa …

01 Feb 2023 El Socialista N° 553

Basta de ajuste y pagos al FMI

Basta de ajuste y pagos al FMI

01 Feb 2023 El Socialista N° 553