Jan 23, 2022 Last Updated 2:40 PM, Jan 23, 2022
Este lunes 27/12 nuestro local de la ciudad de Rosario sufrió un ataque con pintura, dejando la leyenda "Viva Milei". Y obviamente no es un hecho aislado. Se suma a los varios ataques a locales de Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda - Unidad en distintos puntos del país. Llamamos a todas las fuerzas políticas, de derechos humanos, sindicales y sociales a repudiar este accionar.

Izquierda Socialista Rosario/FIT-U

 

Escribe Gabriel Schwerdt

Todavía siguen las repercusiones favorables de la histórica elección que hicimos con el FIT-U el 14 de noviembre. Con los 1.264. 238 votos que sacamos, logramos cargos nacionales, provinciales y municipales. También, por primera vez se lograron concejales en cuatro municipios del gran Buenos Aires, donde gobierna desde hace décadas el peronismo. Todos estos cargos fortalecen y consolidan al FIT-U. Los altos porcentajes que se obtuvieron en los municipios del conurbano, con picos que llegaron al 9 y 10% en algunos, arrojan un componente cada vez más obrero y popular de nuestro voto. Se evidencia que una franja de la base peronista kirchnerista, desencantada, rompió con el gobierno y votó al Frente.

Esto refleja un reconocimiento a la unidad que se viene forjando desde hace diez años, con un programa claro, socialista y revolucionario. Y con una práctica cotidiana de apoyo a las luchas de las y los trabajadores, jóvenes, mujeres, de las diversidades y del movimiento ambientalista contra el saqueo capitalista. En la clase trabajadora, muchas de las agrupaciones sindicales que se referencian en los partidos que componemos el FIT-U junto a activistas independientes están dando grandes peleas para ganar la conducción de los sindicatos. En nuestro caso es para destacar al sector docente combativo, que sigue avanzando en todo el país, resaltando el triunfo de la lista Multicolor en ATEN Capital de Neuquén. Y los ferroviarios del Sarmiento con la lista Bordó, que en estos días van nuevamente a disputar la seccional y el cuerpo de delegados contra la burocracia de Sasia. Esto también potencia la coordinación que llevamos adelante con el Plenario Sindical Combativo.

El FIT-U no es sectario ni tiene techo

Este gran resultado electoral no nos puede hacer olvidar que en las elecciones PASO de septiembre fuimos a internas. El MST organizó listas propias en todos lados, aunque perdió nacionalmente y en las principales provincias. Las pretensiones desmedidas de ubicaciones en las listas fueron enmarcadas por el MST con un discurso de “renovar” a la izquierda, de no ser “sectarios” y lograr “más amplitud”, lindas palabras para engañar a desprevenidos que en realidad esconden que el MST añora viejas alianzas “más amplias” con sectores o personalidades de la centroizquierda. Cuestión que rechazamos desde la fundación del FIT en el 2011. Los propios resultados en estas elecciones desarman el discurso y el divisionismo del MST, y demuestran que el Frente de Izquierda Unidad y su programa no son sectarios, ni estamos ante “un techo” en nuestro crecimiento, ni nos contentamos sólo con “lograr un par de bancas”.

Mientras el ajuste que aplica el gobierno peronista kirchnerista sigue decepcionando a millones de trabajadores y jóvenes, el Frente de Izquierda puede seguir creciendo y  fortaleciéndose como la verdadera alternativa para el pueblo trabajador de nuestro país.
 
En el 2022 postulemos al FIT-U en la lucha contra el ajuste y el FMI

Venimos de una jornada de lucha memorable contra el acuerdo con el FMI, que impulsamos desde el FIT Unidad, a la que correctamente se sumaron decenas de organizaciones políticas, sindicales, sociales y ambientalistas. Algunos de estos sectores incluso no son de izquierda, aunque seguramente muchos de los que estuvieron en Plaza de Mayo nos votaron, otros no. Pero nos unimos en esta gran acción bajo un programa contra el FMI, por el no pago de la deuda, contra el ajuste y la reforma laboral, contra el saqueo ambiental extractivista. La lucha por estos puntos centrales contra el gobierno y la oposición patronal en nuestro país tiene que seguir, con el FIT Unidad a la cabeza.

Este es el gran desafío que desde Izquierda Socialista creemos que tenemos desde el Frente para el año que viene. Ser protagonistas fundamentales, en unidad con todos los sectores con los que podamos acordar, para apoyar y potenciar las luchas contra el ajuste y el FMI que impone el gobierno peronista kirchnerista, con el acuerdo de la oposición patronal de Juntos por el Cambio. En este sentido es que nos entusiasman enormemente los resultados electorales que obtuvimos y las bancas que se lograron, que están al servicio de esta lucha.

Logradas en las elecciones de 2017, el 10 de diciembre terminó el mandato de las bancas del Frente de Izquierda Unidad en el Congreso Nacional. En el último año la ocuparon, en nombre de Izquierda Socialista, Juan Carlos Giordano desde diciembre de 2020 (reemplazando a Romina Del Plá), y luego Mónica Schlotthauer (rotando con Del Caño). Un período en que, aunque breve y en medio de pocas sesiones en la campaña electoral, se hicieron sentir. No solo en el recinto con sus posiciones y discursos, sino en las calles dando apoyo a los reclamos obreros y populares.

El “Gringo” Giordano juró el mismo día en que también votó por la ley del aborto legal seguro y gratuito. Ese día, la marea verde copó el Congreso logrando imponer la ley. Tanto el peronismo como el macrismo habían pactado “no herir susceptibilidades” mediante discursos que “no irriten a la sociedad”. El Frente de Izquierda, en cambio, sobresalió. Giordano fue noticia al decir lo que nadie se animaba: que esto se logró por la lucha (no por ningún presidente) y que uno de los derrotados había sido la Iglesia Católica, sinónimo de oscurantismo patriarcal. Su intervención fue vista y aplaudida a rabiar en pantalla gigante por miles de jóvenes. Giordano también fue noticia por ser víctima de una campaña sucia por defender al pueblo palestino y condenar los bombardeos criminales de Israel. “Al pueblo palestino no lo van a doblegar y a nosotros no nos van a hacer callar”, dice siempre nuestro diputado. La pregunta de muchos luchadores fue: ¿cómo puede ser que haya 257 bancas y solo las del Frente de Izquierda levanten la voz por una causa tan justa como la de Palestina?

Al asumir Mónica se reforzó el bloque de Izquierda Socialista con la voz y la fuerza de una luchadora ferroviaria, obrera, socialista y feminista. Schlotthauer había sido noticia en 2019, cuando al dejar su banca como parte de las rotaciones del FIT volvió a su puesto de trabajo en el ferrocarril Sarmiento. CNN le hizo una nota porque era una “novedad” para la política mundial.

Mónica, en su juramento, recordó que “los pueblos originarios no vinieron en barco, estaban acá”, ante el negacionismo de Fernández. Viajó a Jujuy a acompañar la campaña del Frente de Izquierda, dando el apoyo a los trabajadores bancarios en lucha y confraternizando con el ahora diputado Alejandro Vilca. “Nos intercambiamos la ropa de trabajo, él me dio las de recolector municipal y yo le di la de ferroviaria”, dijo.

Izquierda Socialista presentó el único proyecto por el no pago de la deuda externa y por la ruptura de relaciones con el FMI. El único que postula un sistema de salud nacional, estatal, gratuito y de calidad. Además, entre otros, conjuntamente con dirigentes de Vialidad presentamos un proyecto para terminar con los peajes y volver a una Vialidad Nacional controlada por sus trabajadores.

Nuestras bancas fueron también noticia al ser las únicas en plantear que se liberen las patentes de vacunas, que se expropien los millones de dosis que se producían en Garín para AstraZeneca y que se declare de utilidad pública al laboratorio mAbxience. Giordano interpeló a Pfizer cuando fue a declarar al Congreso, multinacional que fue salvada por el Sergio Massa cuando al terminar el interrogatorio de Giordano le dijo al CEO del laboratorio “el diputado le hizo muchas preguntas, usted puede contestar si quiere”.

Mientras las y los diputados peronistas votaron la ley de movilidad jubilatoria a la baja, el Frente de Izquierda lo rechazó. Y fuimos los únicos que repudiamos el ingreso de tropas imperialistas y de ejércitos de países latinoamericanos para hacer “ejercicios amigables” en nuestro país, como así también la instalación de la base yanqui en Neuquén.

Schlotthauer y Giordano junto al resto de los candidatos de Izquierda Socialista fueron impulsores de radios abiertas, actos, charlas debate y recorridas de candidatos en distintos puntos de la provincia y el país postulando las medidas de fondo del Frente de Izquierda Unidad.

Nuestras bancas se destacaron por el apoyo a las luchas obreras y populares. Mónica viajó a solidarizarse con la rebelión en Salud en Neuquén, que conquistó un triunfo salarial del 53%; a San Juan por la campaña electoral; a Ushuaia a apoyar a trabajadoras y trabajadores en lucha.

Giordano y Schlotthauer junto al resto del FIT fueron los únicos que se hicieron presentes en la lucha en defensa del ambiente, repudiando la megaminería y exigiendo que se trate la ley de humedales cajoneada por el peronismo. Y recientemente fueron quienes apoyaron el acampe de los pueblos originarios (a quienes todos los bloques tradicionales les dieron la espalda) exigiendo la prórroga de la ley 26.160, hablando en varios actos y concentraciones junto a distintas organizaciones.

Schlotthauer y Giordano no hicieron más que cumplir con el mandato de la izquierda revolucionaria en apoyar las luchas, enfrentar al gobierno y a los bloques patronales, presentar proyectos de fondo e impulsar la construcción de una herramienta política revolucionaria como lo es Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad. El juramento de nuestras bancas se cumplió acabadamente. Tarea cumplida.

“Es un orgullo para nuestro partido Izquierda Socialista y el FIT Unidad poder mostrar que, luego de ocupar una banca, vuelvo nuevamente al ferrocarril. Porque somos trabajadoras y no entendemos a la política como un privilegio. Ganamos como una maestra, rotamos en nuestras bancas y peleamos todos los días junto a la clase obrera, las mujeres y la juventud por una Argentina y un mundo socialista, sin explotados ni oprimidos” Mónica Schlotthauer.


Escribe Mercedes de Mendieta, diputada nacional electa CABA

El 10 de diciembre finalizamos junto a Pablo Almeida, nuestros mandatos como legisladores de la Ciudad de Buenos Aires, con un balance positivo por haber puesto estas bancas al servicio de las luchas, en medio de la crisis económica y social que vive el país, y postulando una salida de fondo.

Teníamos el gran desafío de dar respuesta ante la pandemia del Covid-19. Fuimos pioneros en denunciar que en nuestro país se producían las vacunas de AstraZeneca en el laboratorio de Garín de Hugo Sigman, en provincia de Buenos Aires, y que estas vacunas debían ser incautadas para que queden en el país, para lograr la inmunización de la población de Argentina y los países hermanos. Afirmamos que las ganancias de los grandes laboratorios no podían estar por encima de la salud de nuestra población. Asimismo, reivindicamos a las y los trabajadores de primera línea en el sistema de salud, exigiendo aumento salarial de emergencia y en particular acompañando la pelea de las y los enfermeras por el pase a la carrera profesional, denuncianmos al gobierno de Larreta que niega este derecho para mantener la precarización laboral y los salarios de miseria.

Acompañamos la lucha de la docencia de la Ciudad de Buenos Aires, encabezada por el combativo gremio Ademys, primero por dispositivos y conectividad para nuestros pibes y pibas, y también enfatizamos la falta de inversión en infraestructura escolar pública de la CABA y la presencialidad sin condiciones de la ministra Soledad Acuña.

Escribanía para los negocios inmobiliarios

En los doce años del gobierno de PRO en la Ciudad, y con la complicidad del peronismo, ha avanzado un modelo de Ciudad al servicio de la especulación inmobiliaria. Junto al movimiento ambientalista impulsamos la lucha contra el remate de Costa Salguero y la ex Ciudad deportiva de Boca Juniors a favor de IRSA. Hemos puesto al descubierto la hipocresía del peronismo, que desde la oposición en la Ciudad cajoneó la ley de humedales en el Congreso Nacional, que podría haber protegido las tierras de la costanera.

En contraposición al negocio inmobiliario, acompañamos a las mujeres que luchan por #TierraparaVivir, de la toma de la Villa 31, junto a “Fuerza Mujeres”, que fueron desalojadas con topadoras y represión por la policía de la Ciudad, la misma que mató con gatillo fácil a Lucas González. Hemos denunciado cómo lo mismo ocurre en provincia de Buenos Aires con Berni y Kicillof, mostrando como no hay grita cuando se trata de reprimir a las y los que luchan por una solución habitacional.

La lucha contra la impunidad

Desde la presidencia de la comisión por la prevención de la violencia institucional hemos acompañado la lucha de sobrevivientes y familiares de víctimas de Cromañón y del ex taller clandestino de la calle Luis Viale, denunciando las redes de corrupción que matan, y peleando por la expropiación y la constitución de espacios de la memoria en dónde ocurrieron estas masacres.

Por una salida obrera y socialista

Ser parte, acompañar, apoyar y difundir los reclamos obreros y populares, ser la voz de los que luchan contra los despidos como en Latam o Garbarino, fortalecer las luchas en las calles y llamar a no confiar en el parlamento y los gobiernos, es uno de los roles centrales de nuestras bancas.

En nuestras intervenciones remarcamos la necesidad de desarrollar la alternativa política de los trabajadores y la unidad de la izquierda, que es el FIT-Unidad, y por una Argentina y un mundo socialistas. Combatimos al gobierno de Larreta en la CABA, denunciando el rol de falsa oposición del peronismo en la Ciudad, que gobierna el país con Fernández con ajuste y mayor saqueo de nuestros recursos. Llamamos a los sectores populares de mujeres y trabajadores que en estas elecciones rompieron con el peronismo y el kirchnerismo, a sumarse a una salida por izquierda. Podemos decir, tarea cumplida.

Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Entrevista en The Militant (1972)
Actualización del Programa de Transición - Nahuel Moreno - 1980
Polémica con el Che Guevara
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa