Feb 24, 2024 Last Updated 4:06 AM, Feb 24, 2024

Simón Rodríguez Porras: "empieza a reactivarse la lucha de clases a nivel mundial con la rebelión antirracista yanqui"

Extracto de la intervención de Simón Rodríguez Porras, dirigente del PSL, Venezuela/UIT-CI en la mesa debate “Crisis mundial y rebelión en el imperio”.

Los años 2018 y 2019 estuvieron marcados por grandes rebeliones populares en Puerto Rico, Haití, Ecuador, Chile, Medio Oriente, Norte de África, Irak, Líbano, Argelia, Sudán, Irán –donde hay una dictadura capitalista teocrática–, la lucha permanente del pueblo palestino en contra del colonialismo sionista y la del pueblo y la juventud de Hong Kong.

Empieza a reactivarse, luego del impacto de la pandemia, la lucha de clases a nivel mundial con un hecho de enorme importancia, la rebelión antirracista en los Estados Unidos. Entre los antecedentes, podemos recordar la rebelión popular del año 2017 en Venezuela contra el régimen cívico-militar encabezado por Nicolás Maduro, y en 2018 la lucha de la juventud, los trabajadores y los campesinos de Nicaragua contra la dictadura de Daniel Ortega. Ante regímenes como los de China, Nicaragua y Venezuela surgen debates en la izquierda. Hay quienes desde posiciones campistas o de pretensiones antiimperialistas apoyan a estos regímenes, dando la espalda a las heroicas luchas de los trabajadores y los pueblos. Para nosotros solo tiene sentido hablar de internacionalismo si se está siempre del lado de la clase trabajadora y de los pueblos en contra de los regímenes burgueses, independientemente de que se hagan llamar de izquierda, o incluso socialistas o comunistas. El régimen chino es burgués, la clase capitalista china es una de las más grandes del mundo, el Partido Comunista chino ya incluso doctrinariamente es un partido de la “triple representatividad”, de trabajadores, campesinos y también de empresarios. Rusia, con el régimen ultrarreaccionario de Putin, también es un régimen burgués.

La rebelión estadounidense también tiene una dimensión internacional. Las movilizaciones en gran parte del mundo demuestran la solidaridad que existe con esta lucha, que es parte también de la lucha en contra del capitalismo, dado que el racismo es uno de los mecanismos por medio de los cuales se propicia la superexplotación y marginación de inmigrantes, afrodescendientes e indígenas.

Se ratifica que no hubo una dinámica de derechización mundial, sino más bien una creciente polarización social y política, que es lo que está predominando. Indudablemente, hay roces interburgueses entre China y los Estados Unidos, entre Rusia y los Estados Unidos, e incluso entre la Unión Europea, encabezada por Alemania, y los propios Estados Unidos, pero lo que predomina no es la tendencia hacia guerras interimperialistas, sino las presiones para negociar e ir a acuerdos, dada la gran interdependencia entre potencias, gran parte de la actividad capitalista, por ejemplo en China, la llevan a cabo transnacionales estadounidenses y europeas. Quiero cerrar con el llamado a seguir desarrollando un verdadero internacionalismo, en solidaridad con las luchas de los pueblos, las luchas contra el racismo y las distintas opresiones, contra la explotación capitalista y por lograr gobiernos de los trabajadores que, por medio de una planificación democrática socialista de la economía, den respuesta a las necesidades de los pueblos.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa