Oct 16, 2021 Last Updated 12:00 AM, Oct 17, 2021

Escribe Javier Leonforte

El lunes 7 de junio, cerca de cien choferes de Plusmar marcharon al Ministerio de Trabajo de la Nación para reclamar por la falta de pago de sus salarios en plena pandemia. Si bien la patronal recibe subsidios, se pasan la pelota con el gobierno y los que no cobran en tiempo y forma son los trabajadores. Ante esta situación, la conducción de la UTA y sus delegados dan la espalda a los reclamos de los trabajadores y no aparecen desde el inicio de la pandemia. Por eso crecen la solidaridad desde abajo y la autoconvocatoria para organizarse, reclamar y movilizarse. Es muy importante que las discusiones y las resoluciones las vayan tomando con el método de las asambleas, con permanentes exigencias a la UTA y acciones en la planta de Barracas. Choferes de otras empresas de media y larga distancia, como Chevallier, El Cóndor y La Estrella también se hicieron presentes. Desde Izquierda Socialista seguimos acompañando esta lucha, poniéndonos a disposición desde un primer momento e impulsando aportes solidarios, como los logrados en Aeronáuticos, Ademys y la Lista Roja de Telefónicos. Y con la presencia y el apoyo de nuestros compañeros Pablo Almeida y Mercedes de Mendieta, legisladores porteños de Izquierda Socialista/FIT Unidad. ¡Fuerza compañeros de Plusmar! ¡No están solos en esta pelea!

Jornada nacional del Plenario del Sindicalismo Combativo (PSC) y sectores en lucha ¡Por vacunas para todes, en defensa del salario, por el triunfo de todos los conflictos!

La “segunda ola” de la pandemia, ha agravado cualitativamente la crisis social que descargan sobre trabajadores y sectores populares. Los centenares de muertos diarios marcan un ritmo que nos puede acercar en el corto plazo a los 100 mil fallecidos. Argentina entró en el Top Ten mundial en cantidad de contagios.
Esto es consecuencia de la política gubernamental de priorizar las ganancias empresarias, por exigencia de las patronales, manteniendo la actividad económica que convierte a las fábricas, las escuelas y el transporte (donde además no se respetan protocolos o directamente no existen) en factores que aumentan gravemente la circulación del virus y las muertes en los lugares de trabajo.
Los cierres intermitentes, dispuestos por el gobierno, no alcanzan para bajar la curva de contagios. La vacunación avanza a paso de tortuga; incluso en aquellos sectores definidos como prioritarios, como docentes, los trabajadores del transporte, las compañeras que gestionan los comedores populares o incluso los trabajadores de la salud.
La vacunación es un reclamo de numerosos gremios: los docentes de las seccionales multicolores, Ademys y AGD-UBA, el Sutna, los ferroviarios del Sarmiento, la AGHIM, la Comisión Interna del Hospital Italiano, ALE, CICOP, los marítimos o los choferes autoconvocados de la UTA. Algunos de ellos han lanzado planes de movilización.
La oposición patronal de "Juntos por el Cambio", como no podía ser de otro modo, es una rabiosa defensora de la presencialidad, a cualquier costo.
Al mismo tiempo se dan despidos como en EMA, Cobra y Polymont, el Hospital Larcade, Arrebeef, los ferroviarios que cortaron las vías del Roca y otros. Y cierres como el de la Clínica San Andrés o la textil Naiberguer.
La ayuda social, siempre insuficiente, se redujo aún más. El IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), por ejemplo, fue reemplazado por una ampliación de la tarjeta Alimentar.
El llamado “gasto Covid” es una aspirina para el cáncer de la pobreza, que ya alcanza a cerca de la mitad de la población y crece al ritmo de la desocupación, pero también del recorte de salarios y jubilaciones.
Los planes sociales son una miseria, las fábricas bajo gestión obrera son castigadas con tarifazos y crecen los reclamos por tierra y vivienda, del cual Guernica fue un ejemplo.
La mayoría de las escalas salariales orillan la línea de pobreza y el Salario Mínimo Vital y Móvil, igual que las jubilaciones, se encuentran por debajo de la línea de indigencia.
Claramente, la prioridad “económica” del gobierno de los Fernández (en lo que coincide con Juntos por el Cambio) es cumplir con el ajuste que reclama el FMI para renegociar el pago de la deuda externa.
La colaboración de las burocracias sindicales de la CGT y las CTA, para imponer esta política anti salarial, es fundamental; todas son firmantes de paritarias en torno al 35%, en cuotas y sin cláusulas de actualización, contra una inflación proyectada cercana al 50%; aíslan las luchas y son cómplices de la persecución a los luchadores como ocurre ahora con los trabajadores de la salud de Neuquén o el subte; mantienen un “pacto social” no escrito con el Gobierno, del que también es parte el llamado “triunvirato vaticano”.
Pese a la alineación de la burocracia sindical con el gobierno y su inacción completa, se han desarrollado conflictos autoconvocados o dirigidos por direcciones combativas. Algunos han logrado aumentos superiores a la pauta como el Sutna o los trabajadores de la salud de Neuquén, entre otros. Hay luchas por el pase a planta permanente como los ferroviarios terciarizados de MCM, de Edesur, Edenor, Argen Cobra y otras. Impulsamos la organización de les trabajadores de las empresas de App y otros sectores precarizados. Apoyamos cada lucha y la unidad efectiva entre los trabajadores ocupados y desocupados.
Las luchas de la docencia, de los choferes de la UTA, de los vitivinícolas, de los trabajadores de la Salud, de sectores tercerizados, del movimiento piquetero, entre muchas otras, tuvieron entre sus reivindicaciones centrales la recomposición salarial y la vacunación.
A todos ellos, a los demás sectores antiburocráticos, el Plenario del Sindicalismo Combativo (PSC) los convoca este lunes 7 de Junio a las 17 horas a una reunión amplia para preparar una gran jornada de lucha y movilización por:


-Por el triunfo de todas las luchas en curso.
-Reapertura de paritarias. Salario mínimo equivalente a la canasta familiar y cláusula de actualización por inflación.
-40 mil pesos de seguro al desocupado. Salario Mínimo Vital y Móvil y jubilación mínima por arriba de la canasta de pobreza.
-Vacunas para todos. Liberación de patentes y producción pública. Intervención del laboratorio Mabxince e incautación de las vacunas que se producen en Garín. Protocolos obreros bajo control de los trabajadores en los lugares de trabajo.
-Por conectividad en todos los barrios. Computadoras para estudiar. Más y mejor calidad de los alimentos a los comedores populares. Aguinaldo para los trabajadores del Potenciar Trabajo.
-Por la reincorporación de los despedidos. Ningún despido más. Por el reparto de las horas de trabajo. Ocupación de toda empresa que cierre. Pase a planta de los tercerizados y contratados. Basta de precarización. Basta de tarifazos a las empresas recuperadas.
-Fuera la burocracia sindical. Por una nueva dirección democrática, combativa y clasista.
-Abajo el plan de ajuste.
-Impuesto permanente a las rentas y grandes fortunas.
-Por la ruptura con el FMI y el no pago de la deuda externa.

Mesa nacional del Plenario del Sindicalismo Combativo (PSC)

Pablo Almeida

Escribe Pablo Almeida, delegado general ATE-Ministerio de Economía y legislador porteño Izquierda Socialista/FIT Unidad

El gobierno nacional acordó la semana pasada con las conducciones burocráticas de ATE y UPCN la paritaria por doce meses a partir de junio 2021, 35% en seis tramos a terminar de cobrar en mayo de 2022. Este pacto constituye, por donde se lo mire, una vuelta de tuerca del ajuste en el Estado. Desde la Interjuntas de ATE se está organizando el rechazo a este acuerdo de miseria salarial.

Por más que intenten maquillarlo con cálculos de todo tipo, con este acuerdo no se recupera un centavo de la pérdida de más de 40% del poder adquisitivo de los últimos cinco años. Y en los próximos doce meses el 35% en comodísimas cuotas hará que perdamos aún más contra la inflación.
A nadie sorprende que haya firmado el burócrata de UPCN Andrés Rodríguez, número tres de la burocracia de la CGT y eterno aliado de los gobiernos ajustadores. Pero la bronca crece con la dirigencia de ATE nacional. Es que, desde la llegada de Alberto Fernández al gobierno, la conducción encabezada por Cachorro Godoy funciona como un engranaje de apoyo a las políticas de ajuste. Así fue que a principios de 2020 no reclamaron cuando el gobierno se salteó la instancia de revisión establecida en unas paritarias que estuvieron 25 puntos por debajo de la inflación. Luego permitieron la postergación de la convocatoria a paritarias por más de tres meses para finalizar rubricando con su firma una paritaria de solamente 7% para el año 2020. La conducción de ATE encarnada en Godoy llevaba más de quince años sin firmar un acuerdo y este hecho, aunque nunca organizaron consecuentemente una pelea como para torcer el rumbo de las paritarias, significa un salto cualitativo en el abandono de los trabajadores estatales.

Para poder rubricar esta entrega tuvieron que abandonar cualquier instancia de debate en el gremio. No hubo convocatoria a plenario de delegados y delegadas ni instancia alguna de consulta a las trabajadoras y los trabajadores del Estado nacional. Esto obedece a la bronca que crece por abajo y que tuvo expresión también a nivel de conducciones provinciales y seccionales alineadas con la misma lista Verde de Godoy, como las de Córdoba, Misiones y Rosario.
En este marco, resulta de gran importancia el avance de las instancias de unidad de acción construida hace más de un mes por más de una decena de juntas internas, cuerpos de delegados y agrupaciones que venimos llevando adelante acciones exigiendo un aumento de emergencia en una sola cuota de 40% para comenzar a recuperar lo perdido y la indexación mensual automática hacia adelante de acuerdo con la inflación medida por el Indec para no seguir perdiendo.

Este espacio Interjuntas convocó el día mismo de la firma paritaria a una reunión abierta donde participaron más de cuatrocientas compañeras y compañeros reafirmando el objetivo de no permitir una nueva entrega de nuestros derechos. De esta reunión, de la que participaron los trabajadores autoconvocados de la salud de Neuquén, que son el ejemplo vivo de cómo romper los acuerdos a la baja que firman los dirigentes burocráticos, surgió la convocatoria a una jornada nacional de lucha este 2 de junio. Con acciones en diversos puntos del país y con una caravana que en la ciudad de Buenos Aires llevará los reclamos a las  puertas de la Secretaría de Empleo Público, frente a Plaza de Mayo.

Desde Estatales en Marcha creemos que es imprescindible seguir fortaleciendo este espacio, buscando la forma de unir en un mismo reclamo a todos los sectores que en todo el país han expresado el rechazo a  este vergonzoso acuerdo paritario. Con la mayor amplitud y con la mayor firmeza debemos robustecer nuestra lucha para triunfar.   


Escribe Noe Agüero, delegada docente y legisladora electa Izquierda Socialista/FIT Unidad en Córdoba

Córdoba se transformó en las últimas semanas en la provincia, luego del AMBA, con mayor cantidad de contagios, al punto que este martes batió un récord de 5.132 casos. En mayo se duplicó la tasa de incidencia y el sistema sanitario se encuentra casi en su totalidad colapsado. Las principales clínicas privadas y hospitales públicos están entre el 95 y el 100% de las camas ocupadas. Y se espera para estos días un salto en contagios y muertes. Sólo un 6% está vacunado con las dos dosis y un 21% con una.
Con este panorama, y luego de adherir a las restricciones de la semana pasada, el gobierno peronista de Schiaretti lanzó nuevamente la presencialidad en casi todo el sistema educativo. La misma política criminal que aplican los gobiernos de Cambiemos de Larreta en CABA y Suárez en Mendoza. Mientras más necesaria es la reducción de la circulación, más peligros de contagios y colapso sanitario, estos gobernadores exponen a millones de familias trabajadoras, entre las que estamos la docencia.

En Córdoba, la burocracia de UEPC encabezada por Monserrat, hace “recomendaciones” a las familias, que no envíen los chicos, en lugar de tomar el camino que en CABA impulsó Ademys, los Suteba Multicolores o SUTE en Mendoza, con paros y otras medidas. El domingo, ante el creciente desconcierto y bronca de la docencia y familias, sin realizar ninguna asamblea, UEPC sacó un formulario para que quienes quieran, de forma individual, informe a los directivos que no se presentarán. Grahovac, ministro de educación, anunció que esa nota no tiene ninguna legalidad y que se considerarán faltas injustificadas, con sanciones.

Desde Docentes en Marcha y diferentes sectores de la oposición venimos desarrollando asambleas autoconvocadas, plenarios de coordinación y este lunes realizamos una importante caravana en Córdoba capital y otras localidades. Exigimos al gobierno provincial la suspensión de la presencialidad, vacunación masiva, conectividad y computadoras. Y al gremio, que convoque a asambleas escolares para votar un plan de lucha ya.

Ante la enorme preocupación social, el ministro de salud Cardozo alertó que, de seguir estas cifras, se podría ir a la suspensión de la presencialidad y la vuelta a fase uno. Los gobiernos de Cambiemos y el peronismo cordobés muestran su política criminal. El gobierno de Fernández y Trotta, más allá de declamar una restricción educativa mayor, no toman ninguna resolución, ni invierten en conectividad ni en ayuda social. Y, fundamentalmente, se niegan a resolver la escasez de vacunas, incautando las millones que fabrica Sigman en nuestro país y se van a Estados Unidos. Lejos de cuidar la salud y la vida, priorizan las ganancias de los grandes empresarios.
La burocracia de Ctera debe abandonar su pacto con el gobierno y llamar a un paro nacional por la virtualidad, conectividad, vacunas y salarios.
 

La pelea que están llevando las trabajadoras del programa Entrenamiento Laboral (PEL) continúa. Reclaman el pase a planta permanente de 253 trabajadora/es que vienen cumpliendo tareas estatales en total precariedad, sin estabilidad laboral, sin cobertura de salud y con salarios de miseria.

Ninguno de los gobiernos de la provincia han dado respuestas en quince años y la dirigencia sindical de ATE les da la espalda. Ante esto la lucha se sostiene en el marco de la pandemia y el inviero en el sur del país.

¡Toda nuestra solidaridad a las trabajadoras del P.E.L.!

Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
Coronavirus y debacle social - La peor crisis del capitalismo en su historia / Correspondencia Internacional Nº 45 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Conversaciones con Nahuel Moreno - 1986
Dos métodos frente a la revolución latinoamericana (1964)
Las Revoluciones China e Indochina (1968)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa