Dec 05, 2022 Last Updated 3:20 PM, Dec 4, 2022

El gas y el petróleo por las nubes / El pueblo trabajador paga las ganancias de las petroleras

Publicado en El Socialista N° 530
Tags

Escribe Mariano Barba

El mundo vive, por la invasión rusa a Ucrania, un momento de importantes alzas en los precios del gas y el petróleo. Argentina tiene esos dos recursos, pero por el momento están bajo tierra y su extracción crece pero más lento que lo necesario. El gas es insuficiente para el mercado interno ante la proximidad del invierno. Y el gasoil escasea. Para terminar con estos problemas tenemos que estatizar toda la industria hidrocarburífera.

Vaca Muerta, el megayacimiento de gas y petróleo en Neuquén, que según los especialistas tiene recursos de gas para 200 años y de petróleo para varias decenas, fue entregado a las multinacionales en el 2013 bajo el gobierno de Cristina, a través del acuerdo Chevron. Dicho acuerdo tiene cláusulas secretas, sobre todo en lo concerniente a la repatriación de capitales sin condiciones durante treinta años y a la responsabilidad del gobierno de garantizar las ganancias en caso de caída de los precios.

Apañadas por YPF y por los gobiernos nacional y provincial crece la voracidad de las multinacionales con el fracking, usando más de 800 camiones diarios de arenas, millones de litros de agua y más de 600 químicos para extraer el petróleo y el gas de los poros de las rocas y las arcillas. Este crecimiento es alentado por la cotización del barril, cercano a los 115 dólares, y del gas, que cotiza a 35 dólares el millón de BTU (antes de la guerra cotizaba a 8 dólares). Las multinacionales que dominan el ranking del fracking junto a YPF en Vaca Muerta quieren avanzar lo más rápido posible en la producción, porque el excedente del petróleo que no se refina en el país va a la exportación.

El objetivo del gobierno del Frente de Todos y estas multinacionales es llegar a producir en cinco años un millón de barriles diarios de petróleo, casi el doble de los 570 mil barriles actuales a nivel nacional, para exportar unos 600 mil barriles diarios. Al ritmo de crecimiento actual esa meta es posible si se logra construir el oleoducto para transportarlo. El rendimiento de cada pozo supera en un 25% al fracking de Estados Unidos. En síntesis, el fracking avanza pero limitado por la baja capacidad de transportar lo producido.



Falta gas y gasoil

La producción actual está muy lejos de esos objetivos. A tal punto que en lo referido al gas, para afrontar el invierno, habrá que importar cerca del 30 % de lo que se consumirá. La Argentina que en el 2021 importó 57 buques de gas natural licuado (GNL), este año tendrá que importar unos 50 que luego en el puerto se regasifica para enviar a los hogares y a la industria. Esos buques se pagarán a razón de unos 35 dólares el millón de BTU según lo presupuestado por Integración Energética Argentina SA (IEASA), lo que significará el pago de unos 4.000 millones de dólares extras. Para bajar un poco esta sangría de dólares el gobierno está negociando con Bolivia la importación de unos 16 millones de metros cúbicos diarios de gas, y Argentina pagaría un precio extra de 18 dólares el millón de BTU sobre una parte de ese volumen. También  aparece Israel como uno de los posibles proveedores para el país.

Como un objetivo a un año y medio, el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), el peronista José Ignacio De Mendiguren, afirmó que “por orden del Gobierno” se está “apurando muchísimo” el proyecto del gasoducto Néstor Kirchner, el cual permitirá “no solamente que se deje de importar gas sino que, además, se pase a exportarlo”. Algo parecido ocurre con el transporte del petróleo que está muy limitado por la poca capacidad de los oleoductos, lo que lleva a limitar la capacidad exportadora de la Argentina.

No solo está faltando gas sino también gasoil, indispensable en la industria y sobre todo en la siembra, cosecha y transporte de cereales y oleaginosos. Se está importando el 30 % de lo que se consume. La importación lleva a que el litro de gasoil de mayor calidad cueste 149 pesos, igual que en Estados Unidos (1,35 dólares al tipo de cambio oficial).  El gobierno está negociando con las multinacionales aumentar la producción de biodiesel para achicar las importaciones de gasoil. Algo parecido ocurre con las naftas, ya que su precio está cercano al de Estados Unidos, siendo que en nuestro país las refinerías pagan el “barril criollo” de petróleo a 57 dólares mientras en el mercado internacional está a 115. Para mantener este “barril criollo” el gobierno nacional sigue subsidiando a las empresas y exonerándolas de impuestos para garantizarles las ganancias.

Terminemos con esta fiesta de las petroleras

Las empresas petroleras están de gran fiesta con el precio mundial del petróleo, que en lo que va del 2022 ya aumentó un 42%, y el del gas que se multiplicó por cuatro. Veamos algunos ejemplos según la agencia Bloomberg LT. Chevron obtuvo una ganancia en el 2021 de 15.600 millones de dólares, y el valor de sus acciones creció el 30% en Wall Street en lo que va 2022. La empresa Vista Oil de Miguel Galuccio (que fuera presidente de YPF bajo Cristina Kirchner) obtuvo una ganancia en 2021 de 652 millones de dólares y actualmente el valor de sus acciones creció el 66%. Exxon, la otra yanqui, creció en su valor un 31% en lo que va del 2022. Por último YPF, con mayoría estatal y administrada en acuerdo con los privados, en el 2021 facturó 13.238 millones de dólares, un 41 % más que en el 2020.

Todas estas ganancias ultra-millonarias las terminamos pagando los trabajadores y sectores populares, que sufren los tarifazos en los servicios públicos, en el pan y en el resto de la canasta alimenticia, ya que los empresarios trasladan sus costos más las ganancias al precio final. Encima con el 21 % del IVA que recauda el gobierno.

En síntesis: se viene un invierno con escasez que generará dificultades para abastecerse de gas y en particular para conseguir la garrafa social para calefaccionar y cocinar en los hogares más humildes. Se sumará a la escasez del gasoil. Si queremos terminar con las exorbitantes ganancias de las multinacionales, con los faltantes de gas y con la carestía de los combustibles y servicios públicos, desde Izquierda Socialista/FIT Unidad proponemos terminar con el saqueo de las riquezas del subsuelo y llamamos a re-estatizar la totalidad de YPF y de toda la industria hidrocarburífera bajo control de los trabajadores y respetando las comunidades originarias. La salida es entonces una YPF 100% estatal y la recreación de una gran Gas del Estado, que controle la totalidad del negocio energético.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Ya salió la Correspondencia Internacional N°50: La invasión a Ucrania agudizó la crisis del capitalismo
Correspondencia Internacional N.49: ¡Fuera Putin de Ucrania! Apoyo a la resistencia ucraniana. No a la OTAN
Salió la revista dedicada al tema ambiente
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Historia del PST 2 - Del gobierno de Cámpora a la muerte de Perón
Editorial CEHuS: Historia del PST - Tomo I
Nahuel Moreno - Sobre el marxismo
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Gran triunfo Multicolor / Mariana Scayola reelecta como secretaria general de Ademys

Gran triunfo Multicolor / Mariana S…

30 Nov 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Aumento de las dietas / ¡Solo el FIT Unidad lo repudió!

Aumento de las dietas / ¡Solo el F…

25 Nov 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Lo nuevo es la izquierda

Lo nuevo es la izquierda

23 Nov 2022 El Socialista N° 550

Por una fórmula única presidencial del FIT Unidad: Bregman-Solano

Por una fórmula única presidencia…

23 Nov 2022 El Socialista N° 550