Sep 27, 2021 Last Updated 7:36 PM, Sep 27, 2021

Antes con Macri y ahora con Fernández: el salario pierde con la inflación


Escribe Mónica Schlotthauer, delegada ferroviaria y candidata a diputada nacional, Izquierda Socialista/FIT Unidad

Los anuncios del presidente Alberto Fernández y de Cristina Kirchner, de que este año el salario le debe ganar a la inflación, no pasan de propaganda electoral. Si quisiera, el gobierno tiene todos los instrumentos para decretar una cláusula gatillo capaz de establecer reajustes mensuales automáticos en relación con la inflación. Pero no lo hace.

Al contrario, proyectó una inflación de 29% en el presupuesto de este año y le pidió a la burocracia que se guíe por ese número para discutir las paritarias, cuando todos los analistas preveían un índice superior al 40 por ciento. Hoy es previsible que ese número pueda superar al 50 por ciento. Por eso, presionados por la bronca creciente de los trabajadores, el gobierno y los burócratas sindicales acordaron reabrir las paritarias que cerraron a la baja. Pero el daño ya está hecho y, en 2021, no solo no se recuperarán las pérdidas del período macrista, sino que aumentará esa brecha. Según el Indec, en los doce meses anteriores a mayo de este año la inflación le sacó 8% al salario promedio, 48,8 contra 40,7 por ciento.

Es la consecuencia del ajuste acordado con el FMI para reducir el déficit, una cuenta que el gobierno de Fernández le quiere hacer pagar a los trabajadores. Tratan de aplastar el salario, cambiaron la fórmula de recomposición de las jubilaciones desvinculándolas de la inflación, y el ministro Guzmán eliminó gran parte del “gasto Covid”, como el IFE y el programa ATP. Si a esto le sumamos el achatamiento de los salarios públicos, tenemos la receta perfecta exigida por el FMI. Este es el verdadero proyecto por cual el peronismo llama a votar en sus listas.
 
En las luchas y en las urnas, enfrentar al gobierno y la oposición patronal

Desde Izquierda Socialista y el FIT Unidad nos sumamos a la bronca de los trabajadores contra estas políticas. Es inadmisible que, en medio de la pandemia, el gobierno aplique este ajuste mientras la semana pasada le pagó 225 millones de dólares al Club de París, esta semana 345 al FMI y la vicepresidenta declaró que, en septiembre y diciembre, le pagará dos cuotas de 1.880 millones de dólares al Fondo. Si ese dinero se utilizase para reactivar la economía mediante un amplio plan de obras públicas, podrían crearse empleos suficientes para recuperar los más de 300.000 puestos de trabajo perdidos en la pandemia.

Queda claro que el gobierno de Alberto Fernández no vino para “proteger a los más vulnerables” ni para “llenar las heladeras”, tampoco para que el salario le gane a la inflación. El doble discurso es cada vez menos creíble y los trabajadores van acumulando bronca. Los formadores de precios, los supermercadistas y los productores de alimentos actúan con total impunidad mientras quieren controlar las paritarias. No podemos quedarnos de brazos cruzados. Hay que enfrentar estas políticas a pesar de la traición de los burócratas sindicales. Los sectores que más han luchado son los que mejores acuerdos salariales han conquistado.

Tampoco podemos dejar que nos roben el voto con falsas promesas. Juntos por el Cambio gobernó al servicio de los grandes empresarios dejando una secuela de hambre y más endeudamiento. Pero el Frente de Todos no ha cambiado las reglas de juego. Continúan la dependencia y los pactos con el FMI a costa de mayor sufrimiento para los trabajadores y sectores populares. La única alternativa frente a esta crisis es la propuesta del Frente de Izquierda-Unidad: romper con el FMI y los pulpos de la deuda y destinar ese dinero a resolver los problemas del pueblo trabajador. Te invitamos a apoyar este proyecto y a difundirlo entre tus compañeros de trabajo, de estudio y tus vecinos. Votá y pedí el voto para el FIT Unidad Lista 1A.    
 
 
 
 

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa