Jun 23, 2021 Last Updated 8:39 AM, Jun 23, 2021

Crisis social, feminización de la pobreza y asesinatos de mujeres en situación de calle

Publicado en El Socialista N° 497
Tags

Escribe Malena Lenta

Con diferencia de pocas horas, el pasado 7 de abril fueron encontrados sin vida los cuerpos de Violeta (70 años) y Karen (30 años) en las calles de Recoleta y Palermo respectivamente. Ambas fueron asesinadas violentamente y las investigaciones sobre los crímenes están en curso.
Además de resultar totalmente repudiable la violencia femicida que les quitó la vida, estos dos casos vienen a echar luz sobre una cruda realidad que viven cada día más mujeres y que se agudizó a partir de la pandemia del Covid-19: la extrema pobreza y la situación de calle, lo que las pone en condiciones de mayor vulnerabilidad.

Si bien no hay datos oficiales, investigaciones en curso de la Universidad de Buenos Aires sobre mujeres en situación sin hogar revelan que desde que se inició la pandemia aumentó significativamente en la CABA la cantidad de mujeres en esta condición. Se trata de mujeres de diferentes edades, con y sin hijxs, que se quedaron sin vivienda a partir del ASPO de 2020 por la falta de trabajo, ya que han sido las primeras en perder sus empleos al
desempeñarse en puestos precarios, como servicio doméstico, cuidado de personas, etcétera. A la vez, tanto en la CABA como a nivel de las demás jurisdicciones del país, resulta prácticamente imposible acceder a cobrar los magros subsidios, como el habitacional y otros, sobre todo en estas condiciones de extrema exclusión mientras el gobierno nacional sacó el insuficiente IFE para pagar la deuda externa. Además, en caso de cobrarlos, distan mucho de garantizar techo y comida. Por ejemplo, en la Ciudad una habitación en un hotel con las peores condiciones sanitarias cuesta 18.000 pesos, mientras que el subsidio que otorga la CABA es de 5.000 pesos.

Además de resultar una salida sumamente precaria es totalmente insuficiente y pocas personas acceden a ella. Asimismo, los dispositivos para las personas en situación sin hogar no solo son escasos y precarios sino que en la mayoría están destinados a los varones. De este modo, cada vez más mujeres en situación de calle están expuestas a múltiples formas de violencia física y sexual en la calle. Por eso decimos que el Estado y los gobiernos, como en los casos de Violeta y Karen, son femicidas porque son responsables de exponer a las mujeres a mayores riesgos y violencias. Nadie más sin techo. La calle no es un lugar para vivir. Plata para las mujeres en situación de pobreza y vivienda, no para la deuda externa.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa