Dec 01, 2021 Last Updated 2:10 PM, Dec 1, 2021

Un plan de mayor ajuste al servicio de pagar la deuda externa

Publicado en El Socialista N° 405
Tags

Escribe José Castillo

La conferencia de prensa de la titular del FMI Christine Lagarde junto con el ministro Dujovne y las posteriores “ampliaciones aclaratorias” del nuevo presidente del Banco Central, Guido Sandleris, dejaron bien claro cuál es el único objetivo de este nuevo acuerdo: ajustar a como dé lugar para garantizar los pagos de los próximos vencimientos de deuda. Ni siquiera se disimula que eso ocasionará una fortísima recesión, ya que el propio gobierno anuncia que la caída de este año rondará el 2,4% y la del próximo el 1,5. Todos números que, como sabemos, son un reflejo del “optimismo” del macrismo, por lo que seguramente serán peores.
Ya se sabía desde hace unas semanas que este nuevo acuerdo con el FMI, que reemplaza al firmado en junio, venía con la exigencia de un mayor ajuste: el presupuesto 2019, actualmente en discusión en el Congreso, deberá tener “déficit cero” para liberar fondos para el pago de deuda. Para llegar a esto, todas las partidas se achican, sea salarios estatales, obras de infraestructura, salud, educación y un larguísimo etcétera. Solo se “salvan” de esta poda los subsidios a los monopolios petroleros y gasíferos de Vaca Muerta, como Chevron, Panamerican, y otros.

Toda esta reducción tiene como contrapartida un crecimiento feroz de los pagos de intereses de deuda externa: ¡600.000 millones de pesos! Para que el lector se haga una idea: es como si se pagara un millón de pesos por minuto en concepto de deuda. Es tres veces más de lo que se destinará a educación, cuatro veces más que a salud, diez veces más que a protección social, doce veces más que a ciencia y técnica, 15 veces más que a vivienda. Podríamos seguir hasta el infinito, ya que la partida para pagar los intereses de la deuda es, de lejos, la que mas crece en el presupuesto. Y, con respecto a las jubilaciones, el FMI ya le ha “echado el ojo”, y en cualquier momento se viene una nueva reforma jubilatoria que aumentará las edades, eliminará los regímenes especiales (como el docente) y alejará más aún los montos jubilatorios del 82% móvil.

Por si todo esto no fuera suficiente, el acuerdo con el FMI tiene una medida aparentemente “técnica”, que consiste en que “la base monetaria crecerá 0% hasta junio de 2019”. Esto, traducido, quiere decir que el objetivo del gobierno es sacar todo el dinero posible de la calle, provocar intencionalmente recesión, con la excusa de que, de esa manera, “la gente no tendrá plata para comprar dólares y este dejará de subir”. ¡Mentira! Los trabajadores, los jubilados, los desocupados, efectivamente no tendrán un peso, pero para comprar lo más elemental, como son los alimentos, los artículos de limpieza o los medicamentos. Del otro lado, los grandes especuladores decidirán o no comprar dólares según les convenga en el negocio de la bicicleta financiera. ¡Ellos mueven el dólar, provocan las corridas, van y vienen de las Lebacs a las Letes, hacen millonadas con las diferencias! Los trabajadores somos espectadores de todo este movimiento, y sólo lo sufrimos cuando todo termina en una descomunal inflación que pulveriza nuestros salarios. El único objetivo de estas medidas “técnicas” del Banco Central es garantizar la estabilidad necesaria para que al gobierno le alcance la plata del ajuste y el préstamo del FMI para cumplir con los pulpos acreedores. ¡Todo está jugado a que ellos cobren, a garantizar las super-ganancias financieras y a ninguna otra cosa!

No queda duda: el plan de Macri y el FMI, con el aval de los gobernadores, hunde al pueblo trabajador. Más que nunca decimos que esto no va más. Se necesita un programa económico alternativo que comience por romper con el FMI, dejar de pagar la deuda externa y poner todos esos recursos al servicio de resolver las más urgentes necesidades populares. Programa que sólo podrá poner en práctica un nuevo gobierno, de los trabajadores y la izquierda.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
Coronavirus y debacle social - La peor crisis del capitalismo en su historia / Correspondencia Internacional Nº 45 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Argentina: Una revolución democrática triunfante (1983)
Escuela de cuadros Venezuela (1982)
De Illia a Onganía - Nahuel Moreno - Textos de 1964, 65 y 66
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa