May 23, 2024 Last Updated 9:06 PM, May 23, 2024

Hoy nuestra compañera Pili Barbas, dirigenta de JIS, participó de la Comisión Educativa convocada en la legislatura porteña junto a Mercedes De Mendieta, legisladora por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad.

En la misma denunciamos que esta comisión no estaba tratando las verdaderas problemáticas educativas. Mientras estudiantes, docentes seguimos reclamando por viandas, infraestructuras y salarios no hay respuesta ni de Larreta ni Acuña.

Esta situación crítica en la educación pública no pasa solo en la Ciudad de Buenos Aires. El gobierno nacional del Frente de Todos con Juntos por el Cambio votaron un recorte del 15% para este año, que se ve reflejado en el ahogo presupuestario que hay en universidades, terciarios y secundarios.

En CABA sigue avanzando la UNICABA mientras atacan a los terciarios.

Además, en las últimas semanas hicieron un recorte de 1500 becas de la Ciudad de Buenos Aires, que eran para ayudar a los sectores mas vulnerables. Dejando así, sin poder estudiar, a miles de pibis.

Nosotres seguiremos organizades, luchando porque se deje de destinar plata para el FMI y que esa plata vaya para educación.

Sumate con nosotres, Juventud de Izquierda Socialista (JIS)


Escribe Pili Barbas, dirigenta nacional de la JIS

El comienzo del primer cuatrimestre nos encontró a les estudiantes con mayores dificultades para cursar, producto de un mayor recorte en educación. Por eso desde la Juventud de Izquierda Socialista (JIS) impulsamos la organización estudiantil independiente de los gobiernos y de las autoridades para frenar el ajuste en curso y que se garantice nuestro derecho a estudiar.

El recorte presupuestario del 15% en educación para este 2023, que se aprobó el año pasado en el Congreso con los votos de les diputades tanto del Frente de Todos como de Juntos por el Cambio, se ve reflejado en nuestras instituciones apenas comenzamos las clases. Aulas llenas, edificios que se caen a pedazos y pocos horarios de cursada. Cada vez es más difícil para nosotres poder mantener una cursada digna y terminar nuestros estudios. Desde el año pasado, cuando el ministro de Educación Jaime Perczyk había anunciado junto a Massa el presupuesto de este año, era claro que se iban profundizar los problemas para poder estudiar. Sin embargo, ni el año pasado ni este 2023 las conducciones de los Centros de Estudiantes y las Federaciones estudiantiles hicieron algo para frenar semejante atropello a la educación pública. El ajuste educativo, la carestía de vida, la crisis económica y la  inflación hacen imposible que les jóvenes, que hacemos malabares para poder llegar a fin de mes, podamos mantener la cursada y continuar con nuestros estudios.

El superministro Massa en febrero dio un aumento solo del 22% de la beca Progresar, que llegó a 9.000 pesos. Parece un chiste de mal gusto para miles de estudiantes que solo cuentan con ese ingreso. A esta situación se suma que en el AMBA el primero de abril se anunció una nueva suba del 6,6% en el transporte público, lo que nos golpea al conjunto de les  trabajadores y especialmente en la juventud. Porque somos quienes vamos a  estudiar en bondi, en subte o en tren sin contar con el boleto educativo en la mayoría de las ciudades del país. Se trata de una demanda histórica del movimiento estudiantil por la cual seguimos luchando. Si a esto agregamos la inflación que aumenta mes a mes y los  precios de los alimentos, se hace muy difícil poder pagar un menú saludable, mientras en gran parte de las universidades y los terciarios no contamos con comedores estudiantiles. Ni hablar  del irrisorio precio de los alquileres para poder vivir en la ciudad o localidad en la que estudiamos. Todo esto es un ataque directo a los derechos estudiantiles que son básicos para la defensa de la educación pública.

Estudiantes, docentes y no docentes unides contra el ajuste

Este recorte no nos pega solo a nosotres. Les docentes organizades en Conadu Histórica desde el comienzo de año están sosteniendo un plan de lucha por aumento salarial, mientras el gobierno nacional, con oídos sordos al reclamo, les ofrece una miseria. Así, la semana próxima del 17 de abril se desarrollará la tercera semana de paro nacional de docentes universitaries.

En la Universidad de Buenos Aires se suma que en el Consejo Superior, organismo integrado por les decanes y les consejeres (estudiantiles y docentes), en diciembre del año pasado se votó que docentes y no docentes se quedarán sin la obra social Dosuba cuando se jubilen y entonces pasarán a depender del PAMI.

En ese marco, las burocracias estudiantiles en manos de la Franja Morada (UCR) y el peronismo/ kirchnerismo en conducciones de Centros de estudiantes y Federaciones son cómplices de dejar pasar este ahogo presupuestario, sin organizar a les estudiantes por un plan de lucha que logre frenarlo. Esto lo demostró la semana pasada el congreso de la Federación universitaria de La Plata (FULP) convocado sin participación estudiantil y solo al servicio de defender al gobierno  nacional.

Desde la JIS denunciamos las políticas de ajuste del gobierno de Alberto Fernández, Cristina y Massa, que en vez de poner la plata al servicio de que les jóvenes podamos estudiar priorizan el acuerdo con el FMI, que recorta los salarios de nuestros docentes y no docentes junto a  todos sus derechos laborales. Te invitamos a organizarte con nosotres para pelear por presupuesto para las universidades y terciarios. Por cada uno de  nuestros derechos estudiantiles, por condiciones dignas de cursada, por becas integrales y por el reclamo histórico del boleto educativo nacional. Desde la JIS acompañamos la lucha de docentes y no docentes en defensa de la educación pública para les trabajadores.

El miércoles 5 fue el congreso de la FULP, en donde la actual conducción renovó su mandato

Los días previos a un nuevo Congreso de nuestra Federación Universitaria (conducida por Aule-Patria Grande, La Cámpora y Utopía-MILES) nos indicaban que se venía un nuevo congreso vaciado y con baja participación. Eso fue lo que finalmente sucedió, porque la conducción del Frente de Todos eligió hacerlo previo a un fin de semana largo, confirmó la sede el día anterior y casi no lo difundió.

La crisis nacional y educativa se cristaliza en decenas de demandas estudiantiles en todas las Facultades de la UNLP. En el caso de Psicología, por ejemplo, la demanda de un segundo edificio es de urgencia ante el hacinamiento en las cursadas. Pero además de las problemáticas por Facultad, existen problemas generales debido al recorte presupuestario y de derechos (falta de beca de alquiler y recorte de becas apuntes, por dar unos ejemplos). Estos problemas casi no se debatieron en el Congreso y mucho menos se votó un plan de lucha para conquistarlos.

La Fulp al servicio de la campaña electoral del Frente de Todos

Desde Izquierda Universitaria participamos en las comisiones del Congreso para denunciar el vaciamiento de la FULP y el rol de su conducción burocrática, que es la pata estudiantil de las autoridades universitarias y el gobierno nacional que ajusta a la Educación por mandato del FMI. Por el contrario, la FULP debería unir los reclamos estudiantiles para golpear con un solo puño contra el ajuste.

Además, desde la agrupación, llevamos a las comisiones algunas demandas estudiantiles. Exigimos que la FULP se pronuncie contra el pago de la deuda y por la ruptura con el FMI, que son el principal problema de nuestra crisis educativa y nacional.

Sin embargo, lo que nos encontramos en el Congreso fue la preocupación de la conducción por la campaña electoral del Frente de Todos. La Cámpora sólo se preocupó por discutir el rol de CFK y la causa judicial en su contra. La FULP pretende ser usada como instrumento de la campaña electoral del Frente de Todos. De paso, niegan que ellos mismos  gobiernan, ajustando y reprimiendo a los sectores populares.

Desde Izquierda Universitaria exigimos también democratizar la FULP para luchar contra el ajuste y en defensa de la Universidad pública, gratuita y de calidad. Pero nada de eso se votó.

Constituimos un frente unitario, combativo e independiente

En el Congreso, la Juventud del PTS, Agite, la UJS-PO e Izquierda Universitaria, conformamos un frente unitario de la izquierda y sectores combativos para mostrar la necesidad de luchar por otro modelo de FULP. Presentamos una lista en común que defendió un programa de independencia de las autoridades y el gobierno. Planteamos también la necesidad de organizar los reclamos estudiantiles desde los Centros de Estudiantes, en espacios asamblearios para luchar y poder conseguir nuestras demandas.

Lamentablemente, el Ya Basta-NMAS, una vez más dividió, no solamente negándose a conformar el frente, sino también en las comisiones de debate del congreso, donde capitularon a la campaña electoral del Frente de Todos (sumándose a la campaña de La Cámpora sobre la "proscripción" contra CFK).

A pesar de todo, lista unitaria de izquierda y sectores combativos es un paso importante en el camino de reconstruir un movimiento estudiantil, independiente, democrático y de lucha. Desde Izquierda Universitaria invitamos a todxs lxs estudiantes a organizarse con nosotrxs para dar esta pelea.

Estudiantes, graduades y no docentes con cualquier tipo de participacion política fueron victimas de desapariciones y torturas.

Entre ellos, 2 militantes de nuestra corriente: Hilda Leikis, graduada de Computación, y Federico Alvarez Rojas, graduado de Física.

Reivindicamos su legado de lucha en nuestra facultad para poner la ciencia al servicio de la clase trabajadora, y el del Partido Socialista de los Trabajadores (PST) como antecesor de Izquierda Socialista.

Desde la Juventud de Izquierda Socialista en homenaje a elles decimos: No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos

Este viernes 12hs marchemos con el EMVJ
Veni con nosotres

Este 24 de marzo trae aparejado una carga simbólica ejemplar para los trabajadores argentinos y en particular para los militantes revolucionarios. Se conmemora un nuevo aniversario del golpe y al mismo tiempo se cumplen 4 décadas de “democracia” ininterrumpida. Hace ya 40 años Alfonsín ocupaba la escena política Argentina inmortalizando la frase “Con la democracia se come, se cura y se educa”, frase que condensaba las aspiraciones de una clase trabajadora que votó masivamente al radicalismo con la esperanza de culminar una etapa de crisis, terror y muerte. Hoy tenemos un país con casi un 40% de pobres, de entre los cuales casi 6 millones son niñes, nos obliga a revisar el devenir de las promesas de la llamada “primavera alfonsinista” y los gobiernos posteriores, pero antes, es meritorio hacer un breve recorrido por las razones históricas del golpe del 76.

LA HERENCIA DE LA DICTADURA Y LOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS

El retorno democrático, arrancado en gran medida por la movilización de masas, suponía el comienzo de una nueva etapa de recuperación y desarrollo nacional. El problema es que los males sociales asentados por la dictadura militar no solo no se acabaron, sino que se acentuaron. La desocupación estructural, el vaciamiento de la salud, la educación y las empresas públicas, la dependencia y el endeudamiento externo, solo se profundizaron con el paso de los sucesivos gobiernos. Más allá de las coyunturas y de las formas, los gobiernos posteriores a la dictadura solo nos hundieron más en la miseria y en la decadencia. Ninguno de los gobiernos posteriores, casi todos peronistas menos el de Alfonsín en el '83,  el de La Alianza desde el '99 al 2001,y el de Macri de 2015 a 2019 rompió la herencia económica de la dictadura representada en la deuda externa y en el ataque permanente a los derechos laborales. Es importante entender que todos los gobiernos de la democracia, con sus diferentes particularidades, son representantes de la misma clase social impulsora del golpe.
Por otro lado, si bien la lucha de los organismos de derechos humanos, la militancia, los intelectuales y gran parte de la sociedad argentina, conquistó el juicio a las juntas y logró el enjuiciamiento de la mayoría de las cúpulas militares, ni Alfonsín ni ningún gobierno posterior fue a fondo con un verdadero plan para esclarecer y juzgar los crímenes de la dictadura. Alfonsín terminó dictando las leyes de Punto Final y Obediencia Debida y el menemismo los indultos.
Más acá en el tiempo, el Kirchnerismo se enarboló en las consignas de los derechos humanos, teniendo como mano derecha en materia de seguridad a personajes de la talla de Milani, quien fue un represor y torturador durante el operativo Independencia (proceso antecedente a la dictadura militar) y continuó en funciones durante la dictadura; tampoco el Kirchnerismo abrió los archivos de la dictadura, uno de los reclamos históricos de los organismos de Derechos Humanos.
Macri retomó un nuevo ataque contra los derechos humanos aplaudiendo leyes como la del 2x1 a los genocidas y Alberto llamó a “dar vuelta la página” para con las fuerzas armadas responsables del golpe.

LUEGO DE MÁS DE 4 DÉCADAS ¿CUÁL ES EL BALANCE NECESARIO?

La dictadura militar no solo dejó un saldo de 30.000 compañeros desaparecidos y alrededor de 500 bebés apropiados. Como ya dijimos, dejó un camino de sometimiento y miseria que traza un hilo de continuidad entre todos los gobiernos constitucionales. Hoy en día vemos a personajes como Milei negando el número de desaparecidos y el genocidio perpetuado por el aparato represivo al mismo tiempo que demoniza a los luchadores sociales, y no es una coincidencia. Los nuevos liberales fascistoides expresan con total contundencia la relación intrínseca entre los programas económicos de mayor ataque a la clase trabajadora y la necesidad de reprimir a la vanguardia del movimiento obrero y a la izquierda. En ese sentido debemos ser contundentes, el programa económico y político de Milei no es realizable sin un proceso de represión equiparable al de la dictadura, son sus continuadores más directos.
Como militantes revolucionarios tenemos la tarea de marcar la vigencia de la lucha setentista, continuando el legado de nuestros mártires desaparecidos, torturados y asesinados en la lucha por el socialismo. Desde Izquierda socialista, esto lo hacemos construyendo un partido que retome la tarea histórica por la que murieron nuestros compañeros y que recordamos cada 24 de marzo, la construcción de una Argentina y un mundo socialista.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa