Sep 27, 2021 Last Updated 5:00 PM, Sep 27, 2021

En medio de la pandemia el gobierno plantea una reforma en los terciarios

En las últimas semanas se hizo pública la noticia que el gobierno de Alberto Fernández, a través de su ministro de Educación Nacional Nicolás Trotta, enviaría un proyecto de ley al Congreso Nacional para reformar los profesorados. Esta reforma afectaría alrededor de 1.300 profesorados en todo el país.

Parte de los argumento que utiliza el gobierno es que hay un "problema de eficacia" donde la deserción en las carreras es muy alta y muchos institutos tienen comisiones con poca cantidad de estudiantes.  Argumentos que utiliza el macrismo desde hace años para cerrar los terciarios con el argumento de crear la UNICABA en Ciudad de Buenos Aires. Es más, quienes fueron funcionarios del gobierno de Macri reivindicaron la iniciativa de Alberto Fernández.

Sin embargo lo que no dicen ni el gobierno peronista ni la oposición de Juntos por el Cambio es que hay poca o nula ayuda para quienes estudiamos; quienes cursamos en los institutos de formación docente nos encontramos con todo tipo de trabas, profundizándose estas en la Pandemia, que limitan nuestra continuidad académica. Si bien no hay números oficiales, en las cursadas virtuales se nota la enorme cantidad de estudiantes que abandonaron la carrera. ¿El problema es la "eficacia" de los terciarios como quiere dar a entender el gobierno? ¡De ninguna manera! La razón es que muchos y muchas estudiantes no tienen dispositivos adecuados para conectarse o poder acceder a la bibliografía virtual , y otra parte importante no puede pagar internet para conectarse. Gran cantidad de estudiantes perdieron sus trabajos y están en una situación económica desesperante, además de que la pandemia afectó de tal manera que muches no pueden continuar con los rígidos ritmos de estudio virtual que se impulsó desde el gobierno.

Desde Izquierda Socialista Terciarios alertamos que el gobierno aprovecha la pandemia para avanzar en reformas contra el derecho a la educación.
Entendemos que el camino debe ser totalmente opuesto; es urgente que se entreguen dispositivos a estudiantes y docentes para garantizar la continuidad académica en la virtualidad, cómo también la liberación de datos para que nadie tenga problemas de conectividad. Es urgente la implementación de becas para todo el estudiantado, para que nadie deba elegir entre estudiar o comer. El gobierno debe incautar ya mismos las vacunas que se producen en Garin y así poder inmunizar al conjunto de la población. También debe implementarse el boleto gratuito para el nive terciario para cuando volvamos a la presencialidad, además de invertir plata en educación para resolver los problemas históricos que tenemos en los profesorados. Todo esto debe ser financiado con el dinero que hoy se destina al pago de la deuda externa; es criminal que en medio de la emergencia que estamos viviendo el gobierno priorice a los usureros de la deuda externa y no a la salud y educación de la población.

Llamamos a la comunidad educativa a organizarnos y frenar este nuevo ataque a los profesorados. Sabemos que hay cosas que deben mejorar, pero es equivocado impulsar reformas educativas desde la mirada privatista empresarial del Banco Mundial y entidades similares en las que se basa el gobierno.

Es necesario que los estudiantes, docentes y trabajadores, impongamos una educación terciaria pública, estatal, científica, laica,con perspectiva de género y diversidad, con el presupuesto necesario.
La educación es un derecho, no un negocio!


IZQUIERDA SOCIALISTA TERCIARIOS

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa