Aug 05, 2021 Last Updated 3:00 AM, Aug 5, 2021

Nuevo pago al Club de París/Otros 430 millones de dólares que se van en plena pandemia

Publicado en El Socialista N° 506
Tags

Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional Izquierda Socialista / FIT Unidad

El gobierno llegó a un acuerdo con el Club de París. La Argentina hará un nuevo desembolso a cuenta, por 430 millones de dólares, como parte de los 2.400 millones que tiene que pagar. Plata que debería ir a combatir la pandemia, no a los usureros internacionales.

La noticia vuelve y vuelve. ¡Otro pago de deuda externa! ¡Otros millones de dólares que se van en plena pandemia! ¡Otra fuga de dinero millonaria para los usureros internacionales mientras el gobierno dice que “prioriza a los más vulnerables”! 

“Hemos llegado a un entendimiento con el Club de París para establecer un puente que nos permita evitar una cesación de pagos”, anunció el ministro Guzmán. “Un incumplimiento hubiese sido un golpe a la economía”, remarcó. Para el ministro, pagar una deuda usurera le “hace bien” a la economía.

¿A quién se le está pagando? El Club de París está conformado por países imperialistas (Francia, Alemania, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Rusia, España, Reino Unido, Estados Unidos, entre otros) y fue creado para cobrar conjuntamente las deudas a los países dependientes como el nuestro. Pero son falsas deudas, originadas en plena dictadura militar, esencialmente por préstamos de países imperialistas a sus empresas que no se pagaron y que luego, en 1982, fueron estatizadas por Domingo Felipe Cavallo. Alemania, principal “acreedor”, lo es por préstamos para la compra de armamento.

Todos los gobiernos reconocieron la deuda con el Club de París y la pagaron religiosamente. Kicillof, durante el gobierno de Cristina Fernández, por ejemplo, aceptó que esa deuda se incrementara de 6.000 a 9.000 millones de dólares.

“Algunos de los países miembros del Club cuestionaron que, mientras Argentina le pedía un perdón, seguía adelante con las obligaciones con otros países como China, a quien se pagarán 30 millones de dólares esta semana”. O sea que la Argentina paga y paga, al Club de París, a China, a los bonistas y al FMI. En total serán algo más de 500 millones a pagar en julio.

Este pago se suma a los 7.100 millones de dólares que ya se abonaron desde que el gobierno asumió. ¡En plena pandemia, mientras siguen los contagios y las muertes y crecen el hambre, la pobreza y el robo salarial y jubilatorio!

Este pago tiene el aval del FMI. Mientras el gobierno “renegocia” con el Fondo Monetario paga puntualmente. Ni qué hablar de los 50.000 millones de dólares que contrajo Macri y que el gobierno reconoció y está ahora renegociando. “Fueron a la bicicleta financiera”, dice Fernández, pero lo va a pagar igual sometiéndonos a nuevos condicionamientos, más entrega de la soberanía y más ajuste.

Ya hay un ajuste, que el gobierno niega, para pagar la deuda. Lo prueba la movilidad jubilatoria a la baja que le permitió al gobierno recortar 2.800 millones de dólares del presupuesto que tenían que ir para las jubiladas y los jubilados. Lo muestra ahora también la noticia sobre que en los últimos tres años el ajuste previsional fue de 29 por ciento. También sacó el IFE, ¿para qué? Para pagar la deuda. Ajuste que se aplica también en Colombia, Ecuador, Brasil, Perú y distintos países latinoamericanos. Decir que hay un FMI bueno, como sostiene el gobierno, es de un cinismo absoluto.

El acuerdo con el FMI, según trascendidos, pasaría para después de las elecciones o a 2022. Mientras el gobierno pague…, dicen desde ese organismo usurero y explotador, no hay problema. “Nuestro objetivo es tener un buen acuerdo, hay un diálogo constructivo”, dijo el ministro Guzmán sobre las negociaciones con el FMI.

Ante este nuevo pago vale la pregunta ¿qué dicen los políticos ligados al peronismo kirchnerista y los dirigentes sindicales de la CGT y las CTA que firmaron la Proclama del 25 de Mayo diciendo que la Argentina debía “impulsar la suspensión de los pagos por capital e intereses con el FMI y el Club de París mientras se extienda la emergencia sanitaria”? Esperemos que repudien este nuevo pago entreguista y hagan algo. Eso es lo que le venimos reclamando desde Izquierda Socialista.

Estamos de acuerdo en que se suspendan los pagos aunque sea mientras dure la pandemia. Por eso les planteamos a los firmantes de la proclama que convoquen a luchar para imponerlo, a llevar la propuesta al movimiento obrero, a sacar pronunciamientos de asambleas y plenarios de delegados y a llamar a otros sectores a sumarse.

Desde Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda Unidad llamamos a repudiar este nuevo pago y a luchar en las calles y en las elecciones para que esa plata vaya a salario y trabajo, no para los delincuentes de guante blanco del Club de París, los bonistas y el FMI.

 

 

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa