Jul 13, 2024 Last Updated 10:48 PM, Jul 13, 2024

Escribe “Tata” Gayone, Izquierda Socialista y Ambiente en Lucha Bahía Blanca

El 21 y 22 de junio de 2024, se realizó en Bahía Blanca el 3º Encuentro de la Red de Comunidades Costeras, con la participación de sesenta integrantes representando a veinte asambleas y agrupaciones que habitan los territorios costeros desde la provincia de Buenos Aires hasta Tierra del Fuego y la Colectiva ribereña de la localidad de Magdalena.

Los debates  estuvieron centrados en la defensa del mar y los territorios costeros, intercambio que se vio fortalecido por la participación de nuevas localidades que informaron sobre la situación social, política y ambiental que se está enfrentando en cada provincia, proponiendo ejes de acción y estrategias para fortalecer y organizar la resistencia a los proyectos petroleros extractivistas.

Se rechazó la continuidad de la fase exploratoria petrolera que se está llevando adelante en aguas ultraprofundas, cercanas a las costas de las provincias de Buenos Aires y Tierra del Fuego; la ampliación del polo petroquímico y el puerto petrolero en Bahía Blanca, Ingeniero White y Puerto Rosales. El encuentro también se pronunció contra la instalación de la planta de GNL de la multinacional malaya Petronas e YPF y el intento de avance del proyecto Vaca Muerta Oil Sur, que implicaría la construcción de un oleoducto, desde Vaca Muerta hasta Punta Colorada.

Se resolvieron dos ejes  de acción: la articulación entre la lucha de las comunidades que defienden sus territorios y los sectores que  enfrentan el plan Motosierra del gobierno de Milei, el RIGI y la Ley Bases, el Protocolo represivo de Bulrich y la extensión de los proyectos de educación ambiental, que ya se venían desarrollando.

La radio abierta en Plaza Rivadavia dio cierre al encuentro en una tarde muy fría, que se fue animando al calor de las intervenciones de cada comunidad costera y las presentaciones musicales. Las palabras de Mónica Dambolena, madre de Juan Cruz Manfredini,  una de las víctimas de la precarización laboral impuesta por las  empresas al servicio del puerto y el polo petroquímico, dejaron en claro la complicidad del gobierno, la justicia y los organismos de control. Las inversiones de las multinacionales lejos de mejorar la vida de las comunidades contaminan y matan, dejándonos cada vez más pobres. Complicidad en favor de las multinacionales que llevó al intendente bahiense del Frente de Todos a convocar a todas las fuerzas políticas, universidades, sindicatos y cámaras empresariales a apoyar la instalación de la Planta exportadora de GNL de Petronas en Ingeniero White, dando por sentada la necesidad de aprobar el RIGI.

A los acuerdos extractivistas por arriba, el encuentro le respondió con la rotunda defensa de los derechos adquiridos, la exigencia de la libertad para las y los cinco detenidos y el desprocesamiento para todos los que luchan.

Desde Ambiente en Lucha participamos del Encuentro y nos disponemos a difundir e impulsar las resoluciones que allí se tomaron.                 

Escribe Clara de Ambiente en Lucha

El buque “Valaris DS17” que llegó a fines de abril a nuestra costa, ya se encuentra realizando la perforación del pozo “Argerich 1” a 4.000 metros de profundidad, en el bloque CAN 100 (300 kilómetros de Mar del Plata), con el fin de extraer material geológico para determinar la existencia de petróleo, que en caso de confirmarse podrían comenzar a extraer después del 2030. La empresa accionaria principal y también encargada de la operatoria de perforación es la estatal noruega Equinor, aunque se asocia en este proyecto a YPF y Shell.

La perforación implica un gran despliegue, dos buques de apoyo que movilizan materiales y mercadería, helicópteros que trasladan a 200 trabajadores, para lo cual se le cedió a la empresa el uso del puerto y el aeropuerto de Mar del Plata. Además el buque fue recibido con celebraciones por parte del gobierno municipal de PRO y provincial del peronista Axel Kicillof, escoltado y blindado por la Prefectura en los días previos al inicio.

Si bien la explotación hidrocarburífera off shore ha sido prohibida en varios países por sus pasivos ambientales, Equinor evalúa como escasos los riesgos potenciales de daño, aclarando por las dudas que en caso de suceder derrames éstos serían empujados por las corrientes hacia el este. Poca confianza nos da el pronóstico de la propia empresa teniendo en cuenta los casos de desastres en México, Perú, Brasil, donde fueron afectadas gravemente la biodiversidad, la pesca, la salud y el turismo.

Mientras se realiza la perforación del “Argerich 1”, se está realizando en simultáneo la exploración sísmica previa en Tierra del Fuego, al igual que en el bloque CAN 102 lindero al Uruguay. Este es el puntapié inicial del mega proyecto off shore, que contó con el aval del gobierno peronista de Fernández y el Ministerio de Ambiente de Cabandié, así como previamente del de Macri y hasta los Kirchner. Como sabemos el extractivismo es la agenda en común de todo el arco político patronal y solo es denunciado por la izquierda y las asambleas socioambientales que vienen consolidándose tras años de lucha.

El 4 de junio, como todos los 4, la red de comunidades costeras se movilizó en un nuevo Atlanticazo, desde la costa bonaerense hasta Tierra del Fuego, llamamos a reforzar esta campaña para denunciar que no hay licencia social para entregar el mar a las petroleras.


Escribe Nicolás Nuñez, referente de Ambiente en Lucha (Izquierda Socialista e independientes)

En sus roles de Secretario y Subsecretaria de Turismo, Ambiente y Deporte, Daniel Scioli y Ana Lamas, dos eternos reciclados del peronismo en cuanto gobierno haya, recibieron a la Red Argentina de Periodismo Científico, y brindaron definiciones relevantes respecto de cómo el gobierno ultraderechista interpreta las problemáticas ambientales.

En primer lugar, ratificaron que Javier Milei es un negacionista del proceso de cambio climático. Según Lamas, el presidente “está enrolado con los científicos que creen que no todo está derivado de la acción antrópica [humana]. Por eso hablamos de variaciones o impactos, no del cambio climático”. Los “científicos” de los que habla la subsecretaria son una ínfima minoría financiada por el lobby petrolero que al día de hoy sigue tratando de tapar el sol con las manos, cuando ya el último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas, reconoce que desde el comienzo de la era industrial ya la temperatura aumentó 1,2° aproximadamente, generando que todos los fenómenos climáticos extremos sean cada vez más recurrentes. Y así mismo ha sido consensuada por la élite científica de casi doscientos países, que el origen de dicho aumento es la acumulación de gases de efecto invernadero que genera el modelo de producción vigente.

Lamas dice que de todas formas el gobierno va a cumplir sus “compromisos asumidos” de reducción de gases de efecto invernadero lo cual suena a un total sinsentido si el gobierno ultraderechista piensa que es un invento del “socialismo” el calentamiento global. ¿Por qué lo hacen? Porque hoy la “no reversibilidad” en compromisos asumidos es uno de los criterios con los que se manejan los organismos de crédito multilaterales como el FMI, o el Banco Mundial de los que el gobierno se muere de ganas por conseguir dinero. Entonces, Milei es muy negacionista, pero la gestión se pinta de verde para conseguir dólares.

Por otro lado, el candidato a presidente del peronismo, Daniel Scioli, y la ex secretaria de María Julia Alsogaray durante el gobierno de Carlos Menem, Ana Lamas, afirmaron que “vamos a habilitar todos los proyectos off shore”, y que tras la buscada aprobación de la Ley Bases y el RIGI pretenden que avancen a toda velocidad las actividades extractivistas.

En resumen: tenemos un gobierno negacionista, que trata de disimularlo un poquito desde la gestión para poder endeudarse, mientras habilita al máximo todo el saqueo y la destrucción ambiental de las multinacionales.



Escribe Nicolás Núñez, referente de Ambiente en Lucha (Izquierda Socialista e independientes)

Estamos llegando al final de un verano que nos acostumbró a ir de “alerta metereológica” en “alerta meteorológica”, con eventos extremos en buena parte del país. Las inundaciones en el sur del AMBA, Entre Ríos y diversos puntos del país fueron brutales, provocando fallecimientos, copamientos de barrios enteros por el agua, colapso de vías de transporte, explosiones en fábricas y destilerías por rayos y cortes de luz masivos.

Bajo el fenómeno estacional de “El Niño” es habitual tener una temporada de lluvias más potente. Pero su violencia y frecuencia va ir creciendo a medida que la temperatura global vaya aumentando. Estamos atravesando los días, meses y años más calurosos jamás registrados, y dado que parece imposible que se cumpla con la meta que habían sugerido los científicos de no superar el grado y medio de temperatura global respecto del comienzo de la era industrial, lo que vemos estos días es solo una pequeña muestra de lo que vendrá en los próximos años y décadas. Lo que tiene que ponernos a discutir es que estamos yendo hacia ese futuro inmediato sin la infraestructura necesaria.

Hace falta una inversión masiva en la infraestructura de las ciudades para hacer frente a los eventos climáticos  cada vez más violentos. También es necesario proteger los humedales, que justamente absorben el agua excedente de las precipitaciones. Hacen falta sistemas de alertas temprana, todo lo contrario a lo que está haciendo Milei promoviendo despidos en el Sistema Meteorológico Nacional. Pero también, hace falta castigar a las patronales que obligan a sus trabajadoras y trabajadores a atravesar temporales exponiéndolos a todo tipo de peligros.

En definitiva, hace falta poner fin con el negacionismo climático de Milei y el extractivismo que promueven los gobernadores de todo el país, y pelear por una transición productiva en base al no pago de la deuda externa y la reorganización de la economía al servicio de las necesidades obreras y populares.

 


Aprovechamos la difusión de este contenido, además, para comentar que nuestrxs compañerxs de La Matanza están haciendo una colecta para lxs afectadxs de: ropa, calzados, frazadas, colchones, alimentos, útiles escolares, artículos de limpieza. Para colaborar comunicarse con Fernando (114175-3836) o Alfredo (115977-3442).

Escribe Nicolás Núñez, Referente de Ambiente en Lucha e Izquierda Socialista

Milei regresó de Israel con un contrato con la empresa de ese país XtraLit para avanzar con la explotación de litio en nuestro país. La inversión de esta multinacional estaría por el momento dedicada a la instalación de un laboratorio y la creación de un fondo para nuevas exploraciones. Es decir que, a contramano de la mentira oficial, no crea fuentes de trabajo genuino, y se instala a la espera de que se amplíen aún más los beneficios para el sector minero tras el frenazo de la “Ley Ómnibus” y el escenario incierto del DNU.

La llegada de XtraLit hay que ubicarla, entonces, de la mano de los acuerdos con la también israelí Mekorot (empresa estatal de agua) que firmaron gobernadores peronistas y de Juntos por el Cambio de todo el país. Mientras lleva adelante un genocidio contra el pueblo palestino, los gobernantes de Argentina premian al capital israelí que sostiene los bombardeos otorgándole negociados de todo tipo.
A su vez, lo anunciado suma amenazas sobre los humedales del norte argentino, cuyas reservas hídricas continuarán siendo devoradas como viene ya sucediendo en los salares de Olaroz, Caucharí (Jujuy) y Hombre Muerto (Catamarca). Se trata de bienes comunes en pos de los cuales se destruyen territorios al servicio de que los países imperialistas puedan electrificar parte de su planta automotriz, en una medida que lejos está de ser una respuesta real ante el calentamiento global.

Pero el mito del litio no solo hace a la falacia de la transición “limpia”, sino también a las mentiras sobre las supuestas riquezas que aportaría a la economía local. Como señala un informe de la “Iniciativa para la transparencia de las industrias extractivas”, para la economía de Catamarca las regalías del litio aportaron solo 2,3% de su recaudación, mientras en el caso jujeño se reduce a 1,5%. Recordemos que por los enormes beneficios y exenciones impositivas que reciben las mineras, apenas pagan el 1,5% de lo que se llevan. Así las cosas, los CEOs de empresas como Livent ganan a título individual más que lo que les dejan de conjunto a ciudades enteras.

Desde Izquierda Socialista seguimos planteando un freno (moratoria) a la explotación del litio diciendo no al extractivismo y estamos por la re-estatización del conjunto de los bienes minerales y energéticos, en el marco de pelear por un verdadero plan de transición energética al servicio de las necesidades populares.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos