Feb 09, 2023 Last Updated 4:35 PM, Feb 8, 2023

Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad

El grito estalló de alegría en Argentina y el mundo. ¡Argentina campeón! La copa ya está en casa. El “Messi, Messi, Messi…” se palpita en el Obelisco, la Matanza, Bangladesh, Haití y Nápoles como en el resto del universo. El “Muchachos, nos volvimos a ilusionar” se cantó a más no poder, recordando en primer lugar a los pibes de Malvinas. Y el “oh juremos con gloria morir” se aprendió en varios idiomas. Parecía que cada uno, inflando el pecho, estaba en la cancha al lado de los once gladiadores.

Alguien recordó “hoy se ganó la final porque jugamos con 12, los 11 más Diego”. Y hubo frases muy conscientes, como el “vamos a sacarle una sonrisa a la gente que le cuesta llegar a fin de mes”, de Rodrigo De Paul. Una gran verdad.

Por fin una alegría entre tanta malaria, ganando plazas, calles, en familia, con amigos o anónimos dejando a un costado -aunque sea por un rato- la tremenda inflación, pobreza, salarios y jubilaciones miserables para darle espacio al desahogo final. Como en el 78´ bajo la siniestra dictadura y aquel 86´ de la mano de dios contra los ingleses. Volvimos a ganar un Mundial después de 36 años, cuando Messi aún no había nacido. Triunfo que solo es patrimonio de este gran equipo, con el apoyo de los 47 millones que le dieron fuerza y lo hicieron jugar de local.

Se fueron antes muchos grandes, como Alemania (“la raza superior” de Macri), España, Portugal, Inglaterra, Países Bajos, Brasil. Y nos tocó la final con Francia. Parecía que le hacíamos el tercero y nos empataron. Pero resurgió la garra de potrero bajo la batuta de Messi y el equipo moldeado con el extraordinario y humilde trabajo del joven Scaloni ganando de manera antológica más allá del consabido sufrimiento. Ahora el pueblo recibe en multitud a los grandes vencedores, trabajadores, mujeres, disidencias, jóvenes, “abuelas”, abuelos, niñas y niños.

El Mundial dejó mucho para el debate. Y el repudio. Empezando por una sede elegida mediante coimas mafiosas, con una monarquía corrupta que viola los derechos humanos. O ahora cuando un jugador de Irán fue sentenciado a la horca por apoyar el reclamo de las mujeres de ese país contra un régimen teocrático dictatorial y oscurantista, esperando que el pronunciamiento mundial lo evite. Dejando también la bocanada de aire fresco con los cánticos reivindicando a Palestina Libre contra el sionismo israelí.

Hay que seguir festejando, aunque muchos quieren sacar provecho. Macri dijo cínicamente que fue un triunfo de “Sudamérica” mientras nos endeudó al FMI. Larreta hizo un acto con la camiseta de la selección. Patricia Bullrich reivindicó el “esfuerzo de la selección” para oponerse al feriado. Y Alberto Fernández, subliminalmente, intenta aprovechar el logro para llevar agua a su molino, diciendo que la gran conclusión pasa por “trabajar en equipo”.

Pero con los equipos del peronismo y Juntos por el Cambio en el gobierno el que siempre perdió por goleada fue el pueblo trabajador, con tremendos planes de ajuste. Si vale la comparación, digamos que Scaloni y los titanes de la selección trabajan para lo opuesto, para darle felicidad a todo un pueblo.

Necesitamos otro equipo que gobierne el país, para que le vuelva a dar la merecida alegría a quienes generan la riqueza y le diga “andá pa´ya” a quienes nos esquilman y explotan, construyendo una Argentina Socialista por la cual luchamos. Si algo demostró la Scaloneta es que con objetivos claros y una preparación de años, ningún obstáculo puede impedir que los sueños se hagan realidad.

“Si Macri reivindica a la millonaria y corrupta monarquía dictatorial catarí sería bueno que se quede a vivir ahí”, ironizó el diputado electo de Izquierda Socialista en el FIT Unidad, Juan Carlos Giordano.

Giordano señaló: “Macri es aberrante. Dijo que en Qatar 'hay modernidad y se puede vivir en absoluta libertad'. Defiende a una monarquía explotadora, millonaria y corrupta responsable de violaciones a los derechos humanos, miles de muertes de obreros migrantes y la persecución a las mujeres y disidencias. Justo cuando se dieron a conocer las coimas que pagó a parlamentarios de la Unión Europea para que se callen ante semejantes aberraciones”.

El diputado Giordano prosiguió: “Macri dice que quiere 'imitar el modelo exitoso de Qatar pero que en Argentina los gremios no lo permiten. En Qatar no hay gremios y los chicos reciben una mejor educación', dijo. ¡Una barbaridad! En Qatar se aplica un sistema laboral utilizado en el Golfo Pérsico que consiste en darle poder a un administrador para que contrate inmigrantes y los explote reteniéndoles los pasaportes, hacinándolos en viviendas precarias, con jornadas superexplotadoras y sin ningún derecho laboral. Esto defiende Macri. No es casual de este derechista patronal y antiobrero al mejor estilo Milei”.

Giordano agregó: “Macri también dijo que con Vaca Muerta podemos salir adelante si 'ponemos límites a los mapuches truchos…'. ¡Otra aberración! Vaca Muerta es tierra de saqueo de las multinacionales y precisamente en la Patagonia, los terratenientes y grupos extranjeros se están quedando con las mejores tierras que le pertenecen a los pueblos originarios. Macri dice que está 'trabajando para que los cataríes vengan a invertir': Abdulhadi Mana Al-Hajri, hermano de la segunda esposa del emir de Qatar, adquirió a precio vil enormes extensiones en Río Negro y en tantos otros lugares del sur”.

Juan Carlos Giordano concluyó: “'Debemos trabajar con seriedad como Scaloni', finalizó Macri. Quiere hacer uso de los éxitos de la selección. Pero Scaloni y los jugadores de la selección nacional trabajan para darle felicidad a todo un pueblo mientras Macri 'trabaja' para los grandes capitalistas, oligarcas, multinacionales y el FMI. Y si ante esto vemos que después de tres años de gobierno peronista del Frente de Todos se le está dando continuidad a estas políticas, quiere decir que la salida pasa por la izquierda, para que imponga un gobierno de las y los trabajadores y una Argentina Socialista para terminar con todo estos males de un sistema capitalista que todos defienden y solo combate el Frente de Izquierda Unidad”.

Contacto
Diputado Giordano, 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Prensa de Izquierda Socialista: 1160540129


Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad

Termina 2022 marcado por el tercer año de gobierno peronista del Frente de Todos, con índices sociales alarmantes, saqueo y entrega al FMI. Un año en el que, además del atentado contra la vicepresidenta, se dieron los triunfos en las huelgas del Sutna y los residentes de Salud por salario, a pesar de la traición de la CGT y las CTA. Para lo que resta del año y en vistas al 2023, Izquierda Socialista llama a redoblar los esfuerzos para postular al Frente de Izquierda Unidad, en las luchas y en las futuras elecciones, como parte de la pelea estratégica por lograr un gobierno de las y los trabajadores y de la izquierda y una Argentina socialista, contra este sistema capitalista que defienden tanto el peronismo, como Juntos por el Cambio y Milei. Levantamos desde ahora la fórmula presidencial unitaria Bregman-Solano para no ir divididos a las PASO.

Este 10 de diciembre se cumplieron tres años de gobierno peronista del Frente de Todos y treinta y nueve años de lo que se denomina “la recuperación de la  democracia”. El año que viene será fecha redonda, cuarenta años desde aquel 1983 en que se votó por primera vez tras la sangrienta dictadura militar. Es un buen disparador para mirar cómo está hoy la Argentina y el pueblo trabajador.

Hay un mensaje común entre los políticos patronales. Dicen que en estos años se lograron avances pero que sigue habiendo muchas “deudas de la democracia”. Una democracia, como se ve, al servicio de los ricos y grandes capitalistas.

Empecemos por señalar que la caída de la dictadura y la conquista de las libertades democráticas se dieron por la lucha de la clase trabajadora y sectores populares, no por Alfonsín ni el peronismo. A casi cuatro décadas de ello, solo se puede observar más pobreza e indigencia, marginalidad social y dependencia con el FMI.

¿Cómo puede ser que a un país rico lo hayan dejado ante semejante desastre y postración? Esto ocurrió por culpa de todos los gobiernos, sean radicales, peronistas con sus distintas alas, el macrismo, los denominados de centroizquierda, centroderecha o nacionales y populares. Eufemismos que tratan de diferenciarlos y no unirlos por lo esencial, nada más y nada menos que por gobernar manteniendo los pilares de este sistema capitalista generador de más ajuste, saqueo y destrucción ambiental, obligando a  millones a vivir con ingresos miserables ante una inflación del 100%.

Con el ejemplo del Sutna y los residentes

El hambre y el robo salarial fruto de las actuales políticas incentivan las luchas. Muchas de ellas han triunfado, generando un gran aliciente. Hace semanas las y los residentes de CABA, con una verdadera “marea blanca” de autoconvocados rebelados, lograron un gran triunfo salarial. Esta lucha sigue en el Garrahan, el Posadas y otros sectores. Personal de salud a quienes tanto Alberto Fernández y Larreta los consideraban imprescindibles y esenciales en la pandemia, ahora son descartables, víctimas de salarios miserables y pluriempleo explotador.

Este año también se dio la heroica lucha de los trabajadores del neumático nucleados en el Sutna, que con una tremenda fuerza desde abajo y una conducción combativa derrotaron a las políticas de las patronales, el gobierno y la burocracia sindical, logrando un gran triunfo y avance salarial. Esto demuestra que las luchas se pueden ganar, augurando como perspectiva para el año que viene que la pelea por el salario y contra la brutal inflación será una constante, más allá del rol traidor de las conducciones sindicales burocráticas. El triunfo del sindicalismo combativo y unitario en el gremio Ademys, y la amplia campaña de solidaridad contra el desafuero de su dirigente Jorge Adaro, demuestran que hay que seguir fortaleciéndolo para coordinar las luchas y fundamentalmente para dar pasos en una nueva dirección combativa y democrática para el movimiento obrero.
 
Indigencia para millones, grandes ganancias para una minoría

El informe conocido la semana pasada por parte del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) arrojó datos escalofriantes. La pobreza ascendió al 43% y la indigencia al 8%, porcentajes que si se les descontara la asistencia social llegarían al 50% y al 20% respectivamente.

Lo inédito es que el registro devela que los nuevos pobres no son solo quienes no tienen nada, sino las y los trabajadores formales, de sectores populares y medios. Los ocupados pobres crecieron al doble desde 2017. Estas cifras son más alarmantes cuando se mide el impacto sobre las mujeres, niñas y niños. Otro tanto pasa con las y los jubilados, sumergidos en una mínima de 50.000 pesos, por debajo de la canasta de indigencia que está en 62.000 pesos.

La canasta de pobreza alcanzó los 139.000 pesos y según los cálculos de ATE Indec se necesitan 217.000 pesos como piso mínimo para que una familia tipo pueda acceder a lo esencial. Ante ello el gobierno profundiza el ajuste, con la baja de 20.000 planes Potenciar Trabajo, y la reducción de las partidas en Salud, Educación, Discapacidad y Vivienda, entre otras, plasmadas en el Presupuesto 2023 votado por el peronismo y Juntos por el Cambio.

Por otro lado, lo que creció en estos años del gobierno peronista del Frente de Todos fue la regresión en la distribución del ingreso, donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres más pobres. Esto no es casual. Se debae a que el gobierno, mientras vende que los males son por la pandemia y la guerra en Ucrania, deja en la impunidad a los formadores de precios para que los aumenten sideralmente; decreta el dólar soja a 230 pesos para los oligarcas del campo, pooles de siembra y multinacionales agroexportadoras; fija retenciones cero para las automotrices extranjeras; otorga más beneficios para las petroleras, megamineras y saqueadoras del litio; incentiva con un blanqueo a los que se fugaron millonadas al exterior; y pagó más de 12.000 millones de dólares de deuda externa a los usureros internacionales, mientras se vienen vencimientos superiores en monto desde el 2024 en adelante. Esta es la pura realidad.

La renuncia de Cristina a ser candidata provoca más crisis en el gobierno y el peronismo

Día tras día se sigue expresando la enorme crisis política del gobierno y del conjunto del peronismo. La condena a Cristina por enormes hechos de corrupción bajo su anterior gobierno ha provocado un tembladeral en sus filas. Si bien era una condena esperada, llevó a que Cristina renunciara a ser candidata, y a que se puedan reabrir otras causas que involucran a Máximo Kirchner.

“No voy a estar en ninguna boleta electoral”, dijo. Cristina graficó que sería un karma para ella y el peronismo ir a una campaña electoral en esas condiciones. Era la noticia que no hubiera querido recibir Axel Kicillof, quien se jugaba a no perder la estratégica provincia de Buenos Aires prendido a Cristina candidata. Tampoco el burócrata kirchnerista Roberto Baradel, de quien en el reciente congreso de Suteba lo único que se escuchó fueron arengas para su tropa por “Cristina 2023”.

Si bien puede haber un operativo clamor para revertir la decisión (Larroque y La Cámpora dicen que es definitiva), el desconcierto y desazón de sus seguidores ya está. Ante un Alberto Fernández que ha quedado en modo decorativo y un Massa echado a su suerte aplicando un brutal ajuste, diciéndole a su familia que aceptar ser ministro sería su último acto en la vida pública, quien quedaba era Cristina. ¿Y ahora? ¿Alguien puede creer que los nombres que se barajan en la sucesión como Wado De Pedro, Manzur y Capitanich van a generar pasión y entusiasmo?

El trasfondo de la decisión de Cristina hay que buscarlo en la crisis profunda del gobierno y del peronismo, perdiendo por todos lados. El año que viene seguirá el mayor ajuste, y las encuestas le daban que si bien tiene un 25% de núcleo duro, su imagen negativa llega a casi el 70%, lo que llevaría a que pierda en una segunda vuelta. Millones la ven preocupada solo por sus causas judiciales, no por la inflación o los bajos salarios, de lo cual no habla tras su claro apoyo a Massa y su alineamiento más decidido a Estados Unidos, como lo prueba su entrevista con el embajador norteamericano.
Su frase “me quieren muerta o presa”, o que la quieren proscribir porque no la bancan los poderosos, es la muletilla que vienen esgrimiendo desde el gobierno para salvar a un peronismo que lejos de ser una amenaza para los grupos concentrados, solo puede exhibir más ajuste, inflación y dependencia con el FMI.
 
La salida es la izquierda

El gobierno y la oposición patronal de Juntos por el Cambio hacen todo mirando las elecciones del año que viene. Se pelean por el manejo de los jueces (hubo una sesión escandalosa en Diputados) pero coinciden en el ajuste y el sometimiento al FMI.

Si el peronismo está en crisis, ni hablemos de Juntos por el Cambio. Están en una crisis brutal, tanto PRO como la UCR. Pidieron que se mantengan las PASO para evitar rupturas internas y canalizar por esa vía sus peleas salvajes con varias candidaturas presidenciales, mientras Macri sigue en Qatar a fuerza de papelonazos tipo “Alemania es peligrosa porque representa la raza superior”.

Larreta, para oxigenarse, se fue a Estados Unidos para mostrarse como presidenciable. Patricia Bullrich, su contrincante, también viaja en estos días a ese país donde disertará sobre “corrupción y narcos”, mientras en el imperialismo yanqui donde nunca se condena a ningún capo de la droga y es el principal paraíso fiscal del mundo.

Milei, por su parte, viene creciendo con un peligroso discurso de ultraderecha, postulando sus políticas fundamentalistas de capitalismo salvaje, anti obreras y represivas. Reivindica al gobierno entregador de Carlos Menem y al Cavallo ajustador que estuvo con la dictadura, el peronismo y el radical De la Rúa. Milei siempre deja claro que podría ir a las elecciones en un pacto con la ajustadora y represora Patricia Bullrich. Por eso cuando las encuestas dan un gran porcentaje de electores que dicen que quieren “algo nuevo”, les decimos que todos ellos ya gobernaron y que lo único distinto es el FIT Unidad.

Decimos categóricamente que la salida es la izquierda. Lo único distinto y necesario para el pueblo trabajador es la unidad de la izquierda conquistada con el Frente de Izquierda Unidad, que nunca gobernó y viene enfrentando a todos los gobiernos capitalistas desde su conformación en 2011.

A las y los luchadores y a la extendida vanguardia sindical, del movimiento de mujeres y disidencias, de la lucha ambiental y juvenil, les decimos que den el paso de abandonar a los viejos partidos y políticos capitalistas y se decidan por fortalecer al FIT Unidad, en las luchas y para las elecciones.

El Frente de Izquierda viene creciendo en estos años con sus propuestas de fondo, acompañando los reclamos obreros y populares, siendo parte del sindicalismo combativo y denunciando a todos los políticos del sistema. Esta coherencia y trayectoria que llevó a que hiciera una gran elección el año pasado, logrando la mayor cantidad de bancas al Congreso Nacional, bancas en las legislaturas e incluso concejales en el conurbano donde se decía que nunca lo iba a lograr. Lamentablemente el FIT Unidad no se siguió postulando en los últimos meses por culpa de las políticas auto proclamatorias del PO y el PTS, las cuales venimos combatiendo y llamando a cambiar.

El FIT Unidad no puede ir dividido el año que viene a las PASO. Por eso desde Izquierda Socialista estamos proponiendo una fórmula única presidencial, con Bregman-Solano, para ir unidos con toda nuestra militancia frentista a dar la pelea electoral con una política unitaria contra los candidatos patronales. Se deben respetar los acuerdos y equilibrios entre las distintas fuerzas que conformamos el Frente, en base a los resultados de las últimas elecciones, manteniendo la rotación de las bancas. Para ello ponemos a disposición a nuestras figuras y candidaturas (ver "Ponemos a disposición nuestras principales candidaturas").

Apoyar las luchas y al sindicalismo combativo, y batallar por una salida de fondo postulando en los reclamos cotidianos y en las elecciones al FIT Unidad, es la mejor forma de sortear positivamente los próximos desafíos.

Escribe Juan Carlos Giordano, diputado electo Izquierda Socialista/FIT Unidad
6 de Diciembre de 2022

Se conoció el fallo condenatorio contra Cristina Fernández de Kirchner por hechos de corrupción bajo los gobiernos peronistas kirchneristas de 2003/2015. Los tres jueces del Tribunal -que habían sido designados por ella-, la declararon culpable por administración fraudulenta (fue sobreseída por asociación ilícita), con seis años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Los fundamentos del fallo se darán a conocer recién en marzo del año que viene. La sentencia va a ser apelada a la Cámara de Casación y luego a la Corte Suprema, que no tiene plazo para decidir, lo que puede demorar años para que la sentencia se ratifique o no. O sea, Cristina no tendrá problema para ser candidata el año que viene, aunque dijo en su video tras el fallo que no va a ser candidata a nada.

El fallo da para todo tipo de debates. El macrismo dice “hay una justicia republicana”. Cristina habló de “pelotón de fusilamiento, mafia judicial, estado paralelo”. Todo esto ocurre mientras la preocupación de millones pasa por el crecimiento de la pobreza, los bajos salarios y la inflación, ante lo cual Cristina dice que esto no es imputable al actual gobierno, como le respondió a una periodista brasileña.

Desde Izquierda Socialista estamos en contra de esta justicia patronal, elitista y patriarcal al servicio de los ricos, grandes empresarios y en contra del pueblo trabajador. No hay ninguna “justicia independiente”. Hay una justicia acomodaticia que va y viene con sus fallos para quedar bien con los gobiernos y políticos patronales que designan a los jueces. Por eso planteamos la elección popular de los mismos. Sin embargo, sostenemos que las y los responsables de casos de corrupción deben ser condenados, sean del color que sean, y tienen que devolver lo que le robaron al pueblo trabajador.

La vicepresidenta y el gobierno peronista del Frente de Todos dicen que no hay pruebas. Pero a esta altura no hace falta ningún fallo para probarlo. El entramado de negocios corruptos en el gobierno kirchnerista ya llevó a varios de sus responsables a la cárcel. Lázaro Báez tiene una condena por lavado de dinero por 55 millones de dólares en la causa denominada Ruta del Dinero K. El ex secretario de obras públicas, “Josecito” López, fue encontrado in fraganti con 9 millones de dólares en una bolsa negra.

Lázaro Báez pasó de empleado bancario a tener una firma insignia, Austral Construcciones, con un crecimiento patrimonial de 45.000 por ciento por monopolizar las 51 licitaciones que le facilitaba el kirchnerismo en el gobierno, con los consabidos retornos para la entonces familia presidencial.
Cristina intenta zafar diciendo que cuando Néstor Kirchner llegó a la presidencia “no éramos pobres, contábamos con más de 23 propiedades y una inversión financiera equivalente a 3 millones de dólares”. Junto a su abogado, también dice que “no fueron retornos, sino negocios privados”. ¿Pero cómo van a ser hechos de la vida privada si hubo un entramado entre el gobierno y Lázaro Báez en beneficio de ambos?

En estos negocios corruptos están implicados poderosos empresarios. Corrupción capitalista que mata, como lo demostró la masacre de Once, donde en pleno gobierno de Cristina se le daban subsidios millonarios a TBA, que luego guardaba en los paraísos fiscales, dejando al tren sin frenos provocando 52 muertos y cientos de heridos. Así funciona este sistema capitalista que defienden tanto Cristina como Macri.

El gobierno y el kirchnerismo dicen que la condena es un “atentado a la democracia” y que busca proscribir al peronismo. Pero de los treinta y nueve años de gobiernos desde 1983 a esta parte, veintisiete los gobernó el PJ y no precisamente con un “modelo de desarrollo económico y de reconocimiento de los derechos del pueblo”, como dijo Cristina. Es muy traído de los pelos decir que el fallo “intenta sacar de la cancha a una figura que no se disciplina ante los poderes internacionales y nacionales”, cuando es Cristina quien está apoyando el mayor ajuste de Massa al servicio del FMI y se reunió con el embajador norteamericano.

Se alega la teoría del lawfare, una frase que está de moda (“guerra judicial”), donde se estaría dando un golpe, no con balas, sino con expedientes (“el partido judicial”) y los editoriales de los medios (el poder mediático). Pero mientras Cristina dice que los jueces la persiguen, se olvida cuando hubo otros que la salvaron, como el fallecido Norberto Oyarbide que sobreseyó en tiempo récord a la familia presidencial por una causa de enriquecimiento ilícito.

Por supuesto que sabemos de las intencionalidades políticas de esta justicia patronal, como quedó demostrado de manera escandalosa con la filtración de los chats entre jueces, políticos ligados al PRO, ex servicios de inteligencia y empresarios del grupo Clarín compartiendo un viaje a la mansión del magnate británico Joe Lewis, a orillas del apropiado Lago Escondido, mostrando un entramado mafioso e impune entre los distintos actores de esta democracia para ricos. Pero se trata de los mismos jueces que en su momento puso y utilizó el kirchnerismo para su propio beneficio.

Cristina, por su parte, anunció que no va a ser candidata a nada y que no quiere fueros. Una prueba más de que el actual gobierno del Frente de Todos tiene muy difícil la elección del año que viene. Ello es así porque crece la bronca popular ante el mayor ajuste en curso del que son responsables tanto Alberto, Massa como la propia Cristina.

Comprendemos a quienes siguen a Cristina la defensa para su máxima dirigente, viendo el accionar de una justicia corrupta. Pero desde Izquierda Socialista sostenemos que hay que batallar para que todos los políticos patronales, grandes empresarios y jueces paguen por sus actos corruptos. Tienen que demostrar su inocencia, deben ir presos si no lo hacen, y tienen que devolver lo que se robaron, sean del Frente de Todos o de Juntos por el Cambio. Lo mismo dijimos en los cuatro años macristas pidiendo cárcel para la familia Macri ante el escándalo del Correo Argentino o ahora denunciando los negocios inmobiliarios de Larreta en beneficio de constructoras como Criba, Caputo, Techint, Orsini -implicado en las coimas de Skanka-, donde muchas de ellas ponen plata para su campaña electoral (La Nación, 4/12).

Cuando Cristina denuncia en el minuto final de su video a la corrupción del macrismo por dejar 45.000 millones de dólares de deuda externa con el FMI, le decimos que el peronismo luego avaló semejante estafa votando junto a la centroderecha de Juntos en el parlamento el aval al pacto Macri-Fondo Monetario, mientras el Frente de Izquierda Unidad mostró una férrea y digna oposición desde sus bancas y en las calles llenando varias veces Plaza de Mayo en repudio. Saqueo y corrupción de una deuda externa que viene desde la dictadura para acá, siendo el peronismo el que la reconoció y pagó aún después de que el Argentinazo impusiera el no pago con la rebelión popular.

Para terminar con este sistema capitalista de saqueo, entrega y corrupción es que luchamos por un gobierno de las y los trabajadoras que imponga una Argentina Socialista con plena democracia para el pueblo trabajador.

 

Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo por Izquierda Socialista en el FIT Unidad, señaló al respecto: “Un fallo declaró culpable a Cristina Kirchner por administración fraudulenta con seis años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos. La sentencia para que quede firme demorará años hasta que decida finalmente la Corte Suprema. Si bien desde Izquierda Socialista denunciamos a esta justicia patronal, elitista y patriarcal al servicio de los ricos y sostenemos que los jueces deben ser elegidos por el voto popular, decimos que las y los responsables de casos de corrupción deben ser condenados, sean del color que sean, y tienen que devolver lo que le robaron al pueblo trabajador”.

Giordano finalizó: “Comprendemos que quienes siguen a Cristina defiendan a su máxima dirigenta considerando el accionar de una justicia corrupta. Pero desde Izquierda Socialista sostenemos que hay que batallar para que todos los políticos patronales, grandes empresarios y jueces paguen por sus actos corruptos. Tienen que demostrar su inocencia, deben ir presos si no lo hacen y tienen que devolver lo que robaron, sean del Frente de Todos o de Juntos por el Cambio. Lo mismo dijimos en los cuatro años macristas pidiendo cárcel para la familia Macri ante el escándalo del Correo Argentino o ahora denunciando los negocios inmobiliarios de Larreta en beneficio de constructoras que ponen para su campaña electoral”.

Contacto
Diputado Giordano, 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Prensa de Izquierda Socialista: 1160540129

Artículos de Blanca López

Repudio a la represión en Villa Mascardi

Repudio a la represión en Villa Ma…

04 Oct 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Neuquén / Ante un nuevo triple crimen laboral

Neuquén / Ante un nuevo triple cri…

22 Sep 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Neuquén: policía que hirió a Godoy cumplirá pena en cárcel común

Neuquén: policía que hirió a God…

07 Sep 2022 El Socialista N° 544

Neuquén: repudio a la patota de la burocracia

Neuquén: repudio a la patota de la…

04 Ago 2022 El Socialista N° 541

Diputada Blanca López ante el discurso del Gobernador Gutiérrez

Diputada Blanca López ante el disc…

01 Mar 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Rosario / Liberaron a los trabajadores portuarios

Rosario / Liberaron a los trabajado…

01 Feb 2023 El Socialista N° 553

El “rescate de bonos” de Massa / La salida es dejar  de pagar la deuda

El “rescate de bonos” de Massa …

01 Feb 2023 El Socialista N° 553

Basta de ajuste y pagos al FMI

Basta de ajuste y pagos al FMI

01 Feb 2023 El Socialista N° 553