Sep 27, 2022 Last Updated 1:20 AM, Sep 27, 2022

Escribe Juan Carlos Giordano
Diputado electo Izquierda Socialista/FIT Unidad
10/08/2022

Vuelve el debate en el Frente de Izquierda Unidad sobre el uso (el mal uso) de la consigna Asamblea Constituyente. PTS luego de proclamar su fórmula presidencial Bregman-Vilca a más de un año de las elecciones, ahora vuelve a poner la consigna de Asamblea Constituyente como centro en la respuesta que habría que dar ante la asunción de Massa y la grave crisis política, económica y social del país. Lo mismo hace el MST, titulando en la tapa de su periódico n° 811 “Que se vayan todos. Elecciones a Constituyente para que decida el pueblo”.

Ambos partidos parten de un error, diciendo que a Massa “no lo votó nadie”, que hay “un nuevo gobierno” o incluso que hubo un “golpe palaciego”, según PTS. ¿Hay que llamar a votar a elecciones de diputadas y diputados para una Asamblea Constituyente o postular con fuerza el paro general y luchar por un plan económico alternativo obrero y popular y un gobierno de las y los trabajadores? Ese es el debate.

¿Hay un “nuevo” gobierno?

La diputada Myriam Bregman (PTS) en su discurso en la sesión de la Cámara de Diputados en que se aprobó la renuncia de Sergio Massa para que asuma como ministro, dijo: “En esta situación se reúnen tres personas: Cristina Fernández de Kirchner, Alberto Fernández y Sergio Massa y deciden cambiar el Gobierno. No estamos viendo un simple cambio de ministerio o una reorganización, estamos viendo un desplazamiento del poder, un profundo cambio de Gobierno”.

¿Pero acaso el actual gobierno peronista del Frente de Todos no es el mismo que vino gobernando desde el 2019 en una coalición entre los tres sectores que responden a Alberto Fernández, Cristina y Massa? ¿Cuál sería el cambio? ¿Se habría pasado de un supuesto gobierno peronista “nacional y popular” a otro más ajustador? ¿De un gobierno democrático a otro antidemocrático? PTS lo debería aclarar.

Fernando Scolnik en una nota de Izquierda Diario ratifica lo dicho por Bregman: “Habemus nuevo Gobierno” (7/8/22). Y en otro largo escrito firmado por Matías Maiello, PTS habla de golpe palaciego. “La novedad es que hay una especie de golpe de mano palaciego con el objetivo de concentrar poder político para avanzar más rápidamente con el plan del FMI”. (Debates en la izquierda sobre la propuesta de una Asamblea Constituyente, Izquierda Diario, 7/8/22). Maiello reconoce que coincide en esta tesitura con periodistas de Clarín (Van Der Kooy) y de Página12.

PTS llama “golpe palaciego” (autogolpe entre el mismo gobierno) al manotazo de ahogado que significa el nombramiento de Massa para tratar de encarrilar la debacle política en la que está sumido el peronismo del Frente de Todos. Al decir que hay un “golpe” para aplicar un mayor ajuste, implicaría desconocer que al ajuste ya lo viene aplicando el gobierno desde que asumió, con Guzmán, Batakis y ahora Massa. Esto es literalmente lavarle la cara al gobierno.
No hay un nuevo gobierno. Se trata del mismo que cambió la movilidad jubilatoria para robarles a las y los jubilados y pactó con el FMI para pagar la deuda macrista.

Al hablar equivocadamente de cambio de gobierno y golpe palaciego PTS propone responder con una consigna democrática como centro, como lo es una Asamblea Constituyente, cuando las necesidades populares pasan por otro lado, en cómo combatir el hambre, la pobreza, la inflación y los bajos salarios y jubilaciones de miseria. Porque aunque PTS lo quiera negar, una Asamblea Constituyente no es nada más ni nada menos que una elección para elegir mediante el sufragio universal a diputadas y diputados constituyentes para reformar la actual Constitución Nacional. Incluso habría que preguntarse qué pasaría si se diera hoy lo que propone PTS. Lo más probable es que esa Constituyente resulte con una mayoría de diputadas y diputados de partidos patronales, del PRO, la UCR, del peronismo en sus distintas variantes, incluso de Milei, y con algunas bancas que por cierto conquistaría el FIT Unidad. Una Constituyente con un poder mayoritario de políticos patronales no redundaría precisamente en ningún beneficio para el pueblo trabajador.

¿Ir a votar o luchar por una salida obrera y socialista?

PTS escribe: “Algo es probable y casi seguro: en los próximos meses y ante la profundización de los planes de ajuste se multiplicará la protesta popular. Hay que estar atentos a posibles giros bruscos de la situación en los cuales frente a grandes ataques emerge la espontaneidad de la base obrera llevando incluso hasta la huelga general”, poniendo de ejemplo lo que pasó con el Rodrigazo (Nota citada de Scolnik). Pero PTS no actúa en consecuencia. Porque después de hablar de esta perspectiva, e incluso de todo (apoyar las luchas, la pelea por un gobierno obrero, el poder dual y la transición al socialismo, entre un largo etcétera), dice: “Proponemos a los más amplios sectores luchar en lo inmediato por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana”. ¿Cuál es el argumento? Dice PTS: “Somos conscientes de que hoy esta perspectiva de lucha por un Gobierno de los trabajadores (…) no es compartida por la mayoría de la clase trabajadora y los sectores populares, que aún ven en la democracia representativa la forma de hacer pesar su voluntad sobre los destinos del país”.

Según PTS, como la clase obrera no comparte el planteo de luchar por su propio gobierno, hay que proponerle entonces una salida democrática burguesa dentro del régimen, “luchar en lo inmediato por una Asamblea Constituyente”. Si fuera por eso deberíamos dejar de plantear el “no pago de la deuda”, porque la mayoría no ve esa consigna, o la nacionalización de la banca y el comercio exterior. Sin embargo, lo seguimos postulando porque hace a una salida de fondo en favor de la clase trabajadora y demás sectores populares.

Este método para elaborar las consignas de PTS es una capitulación oportunista a las ilusiones (aunque cada vez menos) que tienen en esta democracia burguesa millones en el mundo al no ver una alternativa obrera y socialista para pelear por lo opuesto. Nuestra dirigenta de Izquierda Socialista, Mercedes Petit, ya contestó a esto en una polémica anterior cuando el PTR de Chile (grupo hermano del PTS en ese país) daba el mismo argumento para justificar la consigna de Constituyente como “estratégica” en el país hermano (ver en El Socialista n° 443).

Petit señaló que León Trotsky decía que un partido revolucionario en “primer término” debe “dar una imagen clara y honesta de la situación objetiva, de las tareas históricas que de ella se desprenden, independientemente de si los obreros están hoy maduros para ello o no. Nuestras tareas no dependen de la conciencia de los trabajadores. La tarea consiste en desarrollar su conciencia.” (“El atraso político de los obreros norteamericanos”, 19/5/1938, editado en El Programa de Transición, Ediciones Crux).

PTS, para zafar, le quiere dar un carácter distinto a la consigna hablando de “una Asamblea Constituyente desde el punto de vista de la acción revolucionaria”. Dice: “el planteo de Asamblea Constituyente puede cumplir una enorme función tanto pedagógica como para incidir en la relación de fuerzas, para organizar a amplias franjas de la clase trabajadora y sectores populares alrededor de una salida de conjunto antiimperialista, anticapitalista y verdaderamente democrática”. Pero una Asamblea Constituyente nunca puede ser “antiimperialista ni anticapitalista”. Representaría en todo caso un mecanismo más democrático dentro de esta democracia patronal, en caso de que fuera libre y soberana y apoyada por una gran movilización popular. Las tareas antiimperialistas y anticapitalistas se lograrán con un gobierno obrero y de izquierda que expropie a la burguesía y construya el socialismo en Argentina y en el mundo.

Para Izquierda Socialista la consigna de Asamblea Constituyente Libre y Soberana debe ser parte de un juego de consignas a postular, pero nunca la más importante en momentos de crisis como ésta. Y se debe hacer sin confundir a las masas ni desviar la lucha por sus reclamos para ir a votar, señalando permanentemente que es una consigna democrática, no de poder.

Para PTS y MST hay que luchar por una Asamblea Constituyente como consigna central, poniendo en un segundo plano la tarea para unir fuerzas entre todo el FIT Unidad convocando a los trabajadores a enfrentar el mayor ajuste de Massa, Cristina y Alberto Fernández, exigiendo el paro general a la CGT como lo hará el sindicalismo combativo marchando el próximo 17 de agosto y centralmente por fortalecer al Frente de Izquierda Unidad como alternativa política obrera y socialista. Hoy lo central en Argentina pasa por desarrollar estas políticas, mostrando a millones de trabajadoras, trabajadores, luchadores y demás sectores populares que la salida ante la actual debacle pasa por imponer un gobierno de las y los trabajadores y de la izquierda, levantando el programa que sostiene el FIT Unidad.

 

 

“Los anuncios del flamante superministro fueron un 'mazazo' contra el pueblo trabajador”, denunció Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo por Izquierda Socialista en el FIT Unidad. Y agregó: “Massa anunció un mayor ajuste con epicentro en un gran tarifazo en la luz, gas y agua; más beneficios a los grandes empresarios y multinacionales; más endeudamiento para pagarle al FMI y nada para las y los trabajadores y jubilados”.

Giordano agregó: “El tarifazo anunciado afectará a 10 millones de hogares aunque hayan pedido el subsidio cuando superen un consumo mínimo. Esto afectará a muchos sectores humildes que usan la electricidad para calefaccionarse en pleno invierno a falta de gas. Un verdadero tarifazo para recaudar y pagarle al FMI. También anunció grandes beneficios y exenciones impositivas para los agroexportadores, mineras, petroleras, banqueros y especuladores. Y para el pueblo trabajador nada. Sólo promesas que aunque se cumplan significarán migajas”.

El diputado Giordano finalizó: “Desde el gobierno hablan de 'una nueva etapa' y del 'relanzamiento del Frente de Todos'. Pero lo único que se ve es más ajuste, beneficio para los de arriba y sometimiento al Fondo Monetario. Todo con el beneplácito de Cristina Kirchner. Desde Izquierda Socialista en el FIT Unidad llamamos a enfrentar este nuevo atropello. A repudiar el tarifazo y apoyar las luchas de docentes y estatales en varias provincias. Denunciamos a la CGT y CTA por el apoyo que le volvieron a brindar al gobierno y les exigimos que convoquen a un paro general y plan de lucha nacional. Y a luchar por un plan económico obrero y popular que parta de romper con el FMI y dejar de pagar ya una deuda externa usurera y fraudulenta”.

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Prensa de Izquierda Socialista: 1160540129


Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
El peronismo del Frente de Todos nos llevó a un verdadero desastre en estos casi tres años de gobierno. Pidió el voto para combatir los males de Macri y pactó más sometimiento y entrega con el FMI. De esto son responsables los tres sectores representados por Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa. Miles de adherentes peronistas se preguntan: ¿hay que seguir apostando al peronismo o ya se agotó y llegó la hora de cambiar por la izquierda?
 
A la actual debacle política y económica la está llevando a cabo el gobierno peronista del Frente de Todos. Esta es la cruda realidad. Un peronismo que se postuló como “salvador” ante las crisis de gobiernos anteriores y ahora no puede mostrar ningún índice social favorable. Al contrario, crecen la pobreza, la indigencia y la desigualdad social. Esto está generando otra gran desilusión en cadena de sus seguidores. Desilución que también incluye a Cristina Kirchner, a quien se la empieza a ver como responsable de lo que está ocurriendo. Cristina y el peronismo kirchnerista intentan despegarse del mismo gobierno del que son parte y construyeron eligiendo a Alberto Fernández como presidente. Ahora pactan con Massa para que sea el “superministro” que comande el mayor ajuste que reclama el FMI. Todo esto llevó a que el Frente de Todos perdiera cinco millones de votos en las elecciones pasadas, de los cuales una franja lo hizo por el Frente de Izquierda Unidad.

Una compañera peronista me dijo en estos días “llegó la hora de no tragarse más sapos, para mi Massa era un límite”. Massa comandó la votación del acuerdo con el Fondo en el Congreso tejiendo alianzas con el macrismo, cuando se le decía a la base peronista que “había que terminar con la herencia de Macri”.
 
El capitalismo y el peronismo “te quitan”

El Frente de Todos vino usando discursos tipo “le declaramos la guerra a la inflación” o “no me van a torcer el brazo” como dijo Alberto Fernández. Pero ya sabemos dónde terminan, no haciendo nada contra los formadores de precios y beneficiando con un dólar diferencial a los oligarcas y grandes exportadores de alimentos y cereales.

El peronismo se ha transformado en un vehículo de las ganancias capitalistas. No podría ser de otra manera. La propia Cristina viene diciendo que “el capitalismo es un sistema eficiente”, cuando el capitalismo es hambre, inflación, pobreza, desigualdad social y calentamiento global en el mundo y en Argentina. No hay ningún país imperialista o capitalista en el cual no haya inflación, bajos salarios y saqueo explotador. Unas 2.500 millones de personas en el mundo han quedado bajo la inseguridad alimentaria mientras los pulpos alimenticios hicieron 382.000 millones de dólares de ganancias en los últimos dos años. Firmas que se la llevan en pala en otros países y acá con el beneplácito del gobierno, entre ellas Cargill, la china Cofco, la Ford, VW, General Motors, Chevrón, la Barrick, los grandes bancos y tantas otras.

Hoy el capitalismo “te quita” y el peronismo gobierna quitándoles a los trabajadores. Hay un dato revelado en estos días por una fuente ligada a la oficialista CTA Yasky diciendo que “entre 2016 y 2021 los asalariados perdieron 7,7 billones de pesos, el equivalente a 70.000 millones de dólares a diciembre de 2021” (Centro Cifra, Página12, 30/07). Una millonaria transferencia de ingresos desde los bolsillos de los trabajadores hacia las grandes patronales en tres años de gobierno de Macri y dos del Frente de Todos. Una “redistribución de la riqueza” al revés.  
 
¿Y las tres banderas?

El peronismo en sus orígenes enarboló las banderas de la justicia social, soberanía política e independencia económica. Era el peronismo del siglo pasado, donde se lograron importantes conquistas sociales por circunstancias económicas excepcionales que no volverán. Hoy en pleno siglo XXI el peronismo es sinónimo de lo opuesto. Por eso muchos de quienes provienen de ese tronco dicen “el peronismo se terminó con la muerte de Perón”. No hay que olvidarse que fue el peronismo menemista de los años ‘90 el que entregó todas las empresas del Estado con las privatizaciones en nombre del “salariazo y la revolución productiva”. Eso fue peronismo, no “neoliberalismo” como dicen ahora desde el Frente de Todos para despegarse de esos años de entrega y sometimiento.

No hay forma de que aquellas banderas se logren bajo un gobierno patronal y tradicional más, como lo demuestra el actual Frente de Todos. Solo nos liberaremos conquistando una Segunda Independencia del FMI y del imperialismo. Nacionalizando la banca y el comercio exterior. Reestatizando las privatizadas para recuperar el patrimonio nacional. Medidas de fondo que son indispensables, necesarias y fundamentales, las cuales vendrán de un gobierno de las y los trabajadores y una Argentina socialista. Por eso sostenemos que hay que superar al peronismo por izquierda, postulando la única alternativa de los trabajadores, las mujeres y la juventud y de la unidad de la izquierda que hemos conquistado con el Frente de Izquierda Unidad. Te invitamos a sumarte a Izquierda Socialista para fortalecer ese camino.

Este martes 2 de Agosto a las 16:30 se realizará un acto en el Obelisco convocado por distintas organizaciones de izquierda, entre ellas Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad. Del mismo participará el diputado nacional electo Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad) quien viajó a Ucrania recientemente a entregar materiales médicos de primeros auxilios a la izquierda ucraniana como parte del apoyo a la resistencia en ese país. El diputado Giordano fue parte de una delegación de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores, Cuarta Internacional (UIT-CI), organización internacional de la cual Izquierda Socialista integra.

Giordano, quien será orador del acto, señaló: “Ya van más de cinco meses de la invasión criminal de Putin sobre Ucrania. Esto ha causado una crisis humanitaria, con bombardeos a la población civil, ocupación de territorios y la amenaza del uso de armas nucleares por parte de Rusia. Por eso el acto que vamos a hacer en el Obelisco es para seguir apoyando a la heroica resistencia ucraniana que enfrenta en desigualdad de condiciones a las tropas de Putin”.

Giordano finalizó: “El apoyo que hacemos a la resistencia ucraniana lo hacemos sin darle ningún respaldo político al gobierno de Zelesky que ha usado la guerra para atacar los derechos laborales de los trabajadores y el pueblo ucraniano. Y decimos No a la Otan. Llamamos a la solidaridad internacional unitaria bajo estas consignas: Fuera las tropas rusas de Ucrania. Apoyo a la resistencia. No a la OTAN ni a ninguna injerencia imperialista en ese país”.

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Prensa de Izquierda Socialista: 1160540129

Escribe Juan Carlos Giordano
Diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad (30/07/22)

El gobierno peronista del Frente de Todos en el medio de la profundización de su crisis política y económica y del crecimiento de la bronca popular ha anunciado nuevos cambios con centro en la asunción de Sergio Massa como “superministro” unificando los ministerios de Economía, Producción y Agricultura.

La noticia contó con el beneplácito de los mercados (bancos y usureros internacionales), las grandes patronales y el establishment económico, los gobernadores y vergonzosamente de los burócratas de la CGT y las CTA.

El propio presidente Alberto Fernández elogió a Massa diciendo que fue su más fiel “escudero” para lograr la aprobación del acuerdo con el FMI en el Congreso. Massa asume tras un pacto con Cristina Fernández para profundizar el mayor ajuste anunciado por Batakis en el marco del acuerdo con el FMI. Una política que nos ha sumido en una debacle que hoy sufren millones y de la que todos son responsables tanto Alberto Fernández, como Cristina y también Sergio Massa.

A Massa se lo quiere presentar como el que viene a solucionar los problemas. Pero de las medidas que están trascendiendo y serían anunciadas el próximo miércoles nada bueno puede esperar el pueblo trabajador. Al contrario. Massa llega para profundizar el ajuste y seguir garantizando las superganancias a los monopolios exportadores y banqueros.  Para beneficiar aún más a las ganancias de la oligarquía terrateniente y las multinacionales exportadoras de cereales con un dólar diferenciado para ellos. Habla de una “fábrica de dólares” que nos es otra cosa que seguir incentivando las ganancias de las petroleras, mineras y el agronegocio. En definitiva, profundizar la devaluación del peso y por lo tanto la inflación que carcome salarios, jubilaciones y planes sociales. Asume en definitiva para garantizar el cumplimiento de las metas con el FMI y el pago de la fraudulenta deuda externa.

Se deja trascender también que para compensar habría también anuncios de “alivios” sociales. Es una vulgar mentira. Sólo hay migajas, como los 11.000 pesos de un bono por única vez para los planes Potenciar Trabajo, cuando hace quince días se pagaron de deuda externa 690 millones de dólares los cuales representan 17 veces más que la suma total que implica dicho bono.

Por todo esto desde Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad decimos que lo que hay que hacer es seguir apoyando las luchas que se vienen dando contra el ajuste, como las de los docentes de Mendoza, los trabajadores del Sutna o las de la Unidad Piquetera, por citar solo las más importantes. Repudiamos a la burocracia de la CGT y la CTA que han saludado y reivindicado el nombramiento de Massa exigiendo que rompan el pacto con el gobierno y las patronales y llamen a un paro y plan de lucha.

Hace falta otro plan económico, obrero y popular, para combatir el hambre, la pobreza y la desigualdad social cuya primera medida tiene que ser la suspensión inmediata de los pagos de la deuda externa y la ruptura con el FMI, para volcar todos los recursos disponibles a salario, trabajo genuino, educación, salud y vivienda. A un inmediato aumento de salarios, jubilaciones y planes sociales para que nadie perciba menos del valor de la canasta familiar. Plan económico que tiene que nacionalizar la banca y el comercio exterior y reestatizar las privatizadas, entre otras medidas de fondo.

Desde Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad decimos que el gobierno peronista del Frente de Todos con sus máximos exponentes (Alberto, Cristina, Massa, los gobernadores) ya han demostrado que no son salida. Son sinónimo de más ajuste, saqueo, dependencia y sometimiento al FMI. Tampoco lo es la oposición patronal de Juntos por el Cambio ni los liberfachos de Milei. Por eso seguimos batallando para postular al Frente de Izquierda Unidad como auténtica alternativa política para el pueblo trabajador que luche por esta salida de fondo.

Ya salió la Correspondencia Internacional N°50: La invasión a Ucrania agudizó la crisis del capitalismo
Correspondencia Internacional N.49: ¡Fuera Putin de Ucrania! Apoyo a la resistencia ucraniana. No a la OTAN
Salió la revista dedicada al tema ambiente
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
El Golpe Gorila de 1955 - Las posiciones del trotskismo - Nahuel Moreno - Textos de 1955/56
Guevara: Héroe y mártir (1967)
Historia del PST 2 - Del gobierno de Cámpora a la muerte de Perón
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

7% de inflación en agosto / ¡El gobierno es cómplice!

7% de inflación en agosto / ¡El g…

14 Sep 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Neuquén / Ante un nuevo triple crimen laboral

Neuquén / Ante un nuevo triple cri…

22 Sep 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Presentación Proyecto de Ley por la Prohibición de descuentos y sanciones a la docencia por el legítimo derecho a huelga

Presentación Proyecto de Ley por l…

21 Sep 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Dólar a 200: más beneficios para los grandes terratenientes

Dólar a 200: más beneficios para …

14 Sep 2022 El Socialista N° 545

Viaje de Massa: saqueo y entrega al FMI

Viaje de Massa: saqueo y entrega al…

14 Sep 2022 El Socialista N° 545