Jun 21, 2024 Last Updated 12:09 PM, Jun 20, 2024

Escribe Jorge Adaro, Secretario Gremial de Ademys

Desde hace dos semanas se viene desarrollando un conflicto por recomposición salarial en la provincia de Misiones, donde las maestras reclaman un aumento del 100%. mientras el gobierno ofrece el 5% por decreto. En las escuelas se realizan asambleas y se organizan para participar de las distintas acciones contra la miseria salarial.

Hoy una maestra que recién inicia su carrera cobra $230.000 en mano, cuando una familia de 3 integrantes necesitó en el mes de abril un ingreso de $297.000 para no ser indigente!! Esto no es más que el Plan Motosierra de Milei que pulveriza los salarios y jubilaciones aplicado por los distintos gobernadores.

Desde Docentes en Marcha impulsaremos medidas de coordinación nacional en apoyo a esta gran pelea que está dando la docencia misionera y al Frente de Trabajadores de la Educación en Lucha. Exigimos que la Ctera deje de ser cómplice del gobierno peronista de la provincia que paga salarios de miseria, Hugo Passalacqua, a través de su entidad de base UDPM, y llame a un paro nacional en apoyo a los reclamos salariales que se extienden por todo el país y en particular en la provincia de Misiones.

RECOMPOSICIÓN SALARIAL YA!
AUMENTO DE PRESUPUESTO EDUCATIVO

Docentes en Marcha


Escribe Jorge Adaro, secretario gremial de Ademys, Docentes en Marcha Nacional

La docencia misionera se encuentra en medio de un fuerte paro y plan de lucha con movilizaciones multitudinarias, actos y cortes de ruta. Vuelven a exigir un aumento salarial (cobran salarios de indigencia) y presupuesto educativo.

Misiones es la punta de lanza de un reclamo de la docencia en todo el país, donde también hay paros en Santa Cruz, Santa Fe y se preparan conflictos en varias provincias. La Ctera, además de rechazar el ajuste de Milei, debe darle todo el apoyo a Misiones y demás provincias e impulsar un paro y plan de lucha nacional por un salario igual a la canasta familiar, presupuesto nacional para la escuela pública y que se llame a paritarias nacionales.

Llamamos a la más amplia solidaridad con Misiones y las provincias en lucha.


El Socialista entrevistó a Angélica Lagunas, secretaria general de ATEN Capital y dirigenta de Izquierda Socialista
 
El Socialista.- ¿Qué destacas del conflicto?

Angélica Lagunas.- Tenemos que felicitar a miles de docentes que lucharon un mes, doce días de paro y con una masividad histórica, marchas con 10.000, asambleas de 3.000 en ATEN Capital, ollas populares, fondos de huelga, rodeamos la gobernación durante dos días sin permitir el ingreso del gobernador y de funcionarios. Enfrentamos el ajuste del gobernador Figueroa, los recortes de Milei, el aislamiento de la Ctera. Y tuvimos que confrontar a la conducción provincial de ATEN, que prefirió pactar con la ministra de Educación en vez de ir a fondo para ganar la lucha. Fue desde ATEN Capital que logramos imponer el pliego de reivindicaciones.
 
ES.- ¿Por qué se derrotó la propuesta inicial de Figueroa, pero no se logró todo el pliego? ¿Qué conclusiones sacás de esta gran lucha?

AL.- Rechazamos el quite de la actualización por IPC, conquistada tras cuarenta y tres días de huelga en 2018, coincidiendo con la provincial que encabeza Guagliardo de la TEP y aliado a Alesso y Baradel de Ctera. Y también enfrentando el decreto que anulaba la mesa de negociación e imponía el presentismo y descuentos del paro. Pero tuvimos que imponer el plan de lucha con asambleas multitudinarias de ATEN Capital y las seccionales Multicolor y opositoras. Y enfrentarlos cuando firmaron dos actas que no incluían la inflación de enero, que fueron rechazadas en las asambleas. Tras esas dos derrotas, el gobierno incorporó dos bonos por valor de 225.000 pesos y salió con Guagliardo a militar su aceptación, amenazando con descuentos, enviando funcionarios mails personales a cada docente.
Lograron la aceptación con asambleas del interior lejano, donde no llegamos a fiscalizar, con números fraudulentos. Un acuerdo a la baja, que se come la inflación de enero, incluye bonos en negro, pero mantiene el IPC y retira el decreto de presentismo y descuentos.

Enfrentamos a un gobierno que tiene acuerdos con Milei por Vaca Muerta, la ministra de Educación es del mismo agrupamiento kirchnerista que Guagliardo, lo que explica la facilidad para defender juntos la pérdida salarial. Desde ATEN Capital avanzamos en la organización, integramos a los directores, coordinamos con seccionales Multicolor y opositoras y crecimos como la alternativa provincial. Hicimos votar en asambleas la exigencia de plan de lucha de la Ctera y de la CGT y las CTA. Denunciamos que hay mucha plata en la provincia y en el país, pero Figueroa prioriza, al igual que Milei, las ganancias de las multinacionales. Salimos con mucha fuerza para enfrentar el ajuste que se profundizará. Y desde ATEN Capital, con nuestro modelo de democracia sindical, asambleas para que la docencia decida, independencia política de los gobiernos y sólo confiar en la lucha para lograr nuestras reivindicaciones, reafirmamos que hay que fortalecer el sindicalismo combativo para poder luchar y ganar. La docencia de Neuquén dio una durísima pelea contra el ajuste.

Al finalizar una masiva marcha en Neuquén Capital El Socialista entrevistó a Angélica Lagunas, secretaria general ATEN Capital y dirigenta de Izquierda Socialista

El Socialista.- ¿Por qué se alarga el conflicto?

Angélica Lagunas.- Estamos en la tercera semana de huelga de 72 horas. Hoy marchamos aquí en la capital más de 10.000 docentes de toda la provincia con un cumplimiento del paro del 95% y una combatividad muy fuerte. El gobierno es el único responsable de este conflicto porque la primera oferta para debatir salario y condiciones de las escuelas la realizó recién el 27 de febrero. Y cuando lo hizo trajo una propuesta que no recuperaba la pérdida del poder adquisitivo del año pasado y de enero de este año cuya inflación fue del 24,5% en nuestra provincia, y abandonaba la actualización trimestral del salario según el IPC que venimos cobrando desde la huelga de 43 días del año 2018. Con dos agravantes, primero que durante enero y parte de febrero no se realizó el mantenimiento de los establecimientos y se pararon todas las obras que estaban en marcha, y segundo no se garantizaron en tiempo y forma las partidas para las escuelas, el transporte, el mobiliario y la leche para el refrigerio. Esa primera propuesta del 27 de febrero fue rechazada por unanimidad en toda la provincia.

ES.- ¿Hubo una segunda oferta del gobierno?
AL.- Si, ante el rechazo, el gobierno de Rolando Figueroa hizo una segunda propuesta que consistió en aplicar un aumento salarial cada tres meses por IPC pero sin contemplar la inflación de enero, que en la provincia fue del 24,5%, o sea nos lleva a una pérdida salarial del 25 %; con dos bonos en negro, y con una cláusula que habilita al gobierno a sacarnos el IPC cuando considere que la situación económica lo amerita. Algo inaceptable. Nuestro pliego exige también arreglo de las escuelas, de las cuales todavía hay cien sin condiciones edilicias para dictar clases. Esta segunda oferta del gobierno se debatió en asambleas de todas las seccionales, donde hubo dos mociones, las nuestra como parte de la oposición de rechazar por insuficiente y la de la conducción provincial de Marcelo Guagliardo (conducción peronista y miembro del secretariado de la Ctera) de aceptarla. En ATEN Capital se rechazó por 1.695 votos contra 280 votos.

También se rechazó en las seccionales opositoras, e incluso en algunas donde dirige el oficialismo. Por eso en el conjunto de la provincia se rechazó por 3.165 votos contra 2.065, y con una huelga de 72 horas para la presente semana, con permanencia en la casa de gobierno este martes y miércoles, y nueva asamblea el jueves 21 para continuar con el plan de lucha las próximas semanas. Ante este nuevo rechazo el gobierno emitió un decreto, como hace Milei, rompiendo la mesa salarial e imponiendo el aumento igual al que fue rechazado, con el agravante que los bonos en negro solo lo cobrarían aquellos trabajadores de la educación que no hagan los paros. Esta medida arbitraria del gobierno obligó a que la conducción provincial del gremio se reencamine a una lucha unitaria.

ES.- ¿Entonces entraron en un enfrentamiento más fuerte?
AL.- Tal cual. Hoy era un día de prueba importante, y la contundencia de la marcha demostró que estamos en una pulseada exigiendo que el gobierno retire el decreto, retome la mesa de negociación salarial y haga una oferta según nuestro pliego de reclamos. La dureza del gobierno y el momento de la huelga nos obliga lanzar un Fondo de Huelga para sostener a las compañeras y compañeros más vulnerables si vienen los descuentos; pero sobre todo tenemos que exigirle a Ctera que unifique con un paro nacional docente a las distintas provincias en lucha y que la CGT y las CTA convoquen a un nuevo paro general y un plan de lucha nacional, porque nuestra huelga es parte de muchísimos otros conflictos a lo largo y ancho del país contra la motosierra y licuadora de Milei. Los gobernadores se montan en ese plan de Milei para ajustar en las provincias. Lo vemos en Neuquén y también en la vecina Río Negro donde hay medidas de fuerza de docentes, estatales y salud pública.

También estamos dejando en claro ante la comunidad educativa y el resto de las y los trabajadores que plata hay en la provincia de Vaca Muerta porque la devaluación de Milei en diciembre duplicó el precio del dólar que se sumó al crecimiento mensual de la producción de petróleo que llegó a 381.416 barriles diarios, donde la mayoría se exporta al valor de 80 dólares el barril. Por tal razón las regalías de gas y petróleo se han incrementado extraordinariamente llevando a que en enero le ingresaron 40.000 millones de pesos no presupuestados al gobierno provincial

Escribe Guillermo Sánchez Porta

Empezó el 2024 y Milei decidió cortar todos los fondos educativos que enviaba a las provincias, sin cumplir siquiera con los miserables aportes que legalmente debía mandar, como el Fonid (“incentivo” salarial) o para infraestructura, comedores escolares, programas educativos. Mientras tomaba esta medida, entregaba subsidios millonarios a las escuelas privadas y “ayudas” a quienes envían sus hijos allí, para pagar sus cuotas. Queda claro que el ajuste no es a la supuesta “casta”, sino a la docencia y la escuela pública.

Muchos gobernadores se quejaron y reclamaron contra el recorte. La Ctera y otros gremios docentes de la CGT llamaron a paro nacional, aunque en días diferentes. Milei tuvo que retroceder parcialmente y envió parte de los fondos, sin Fonid.

Los gobernadores tomaron una decisión similar a la de Milei: recortar los salarios docentes. Quitaron del salario el “incentivo” (rebajaron entre 30 a 70 mil pesos a cada docente, según la provincia) y ofrecieron “recomposiciones” a la baja. No cubrieron lo perdido para el 2023 ni más del 50% de inflación de diciembre a febrero. El salario inicial docente es casi de indigencia.

Esto obligó a la docencia a salir a pelear en todas las provincias. En varias se logró que los gobernadores pagaran el incentivo. Pero en todas sostienen propuestas de salarios perdiendo con la inflación pasada y futura. Llaryora en Córdoba ofrece pagar sólo el 50% de la inflación. Ningún gobernador quiere siquiera pagar el porcentaje de lo perdido al mes siguiente. En Neuquén o Santa Cruz, donde había cláusulas gatillo, las quieren sacar. Por eso en las provincias hay conflictos.

Lamentablemente las burocracias sindicales de Ctera y de los gremios provinciales, en vez de impulsar un plan de lucha nacional, tratan de acordar con los gobernadores salarios a la baja y levantar la lucha. En Neuquén hay una rebelión. En Santa Fe la docencia de Amsafe les pasó por arriba, rechazó las propuestas y votó un plan de lucha con movilizaciones masivas. En Córdoba, después de paros altísimos y marchas multitudinarias, la conducción Celeste de UEPC decidió aceptar el ajuste salarial, incluso con un fraude sindical (varios departamentos no hicieron asamblea para votar, porque dos semanas atrás había perdido la moción de paro ¡entonces contaron sus votos como “a favor”!). Y así en varias provincias.

Hay que exigirle a Ctera y gremios nacionales que dejen de dividir la lucha y las unifiquen en un paro y marcha federal para lograr que Milei devuelva lo que se está robando y haya aumento de presupuesto y salarios igual a la canasta familiar en todo el país. Y que la CGT y CTA le pongan fecha al paro nacional.

Con la oposición nacional docente debemos seguir impulsando la coordinación para la lucha y llamar a asambleas generales donde dirigimos y plenarios opositores en las provincias. Es fundamental ponernos al servicio de la unidad y que la docencia pueda debatir y decidir cómo luchar. Es lo que hacemos con Docentes en Marcha en ATEN Capital, Ademys, Adosac, SAE y lo planteamos en donde dirige la oposición, como UEPC Capital o la Multicolor bonaerense.

Así podremos derrotar el plan motosierra de Milei y los gobernadores y lograr que la plata (que sí hay) no vaya al FMI y a los subsidios a escuelas privadas, sino a los salarios y a la escuela pública.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos