Aug 11, 2022 Last Updated 12:36 AM, Aug 11, 2022

Este martes 2/8 realizamos un acto por Fuera las tropas rusas de Ucrania, en apoyo a la resistencia del pueblo ucraniano, contra la intervención de la OTAN y por la libertad a las presas y presos rusos por protestar contra la guerra.

La delegación de Izquierda Socialista estuvo encabezada por el diputado nacional electo Juan Carlos Giordano y Miguel Sorans, dirigente de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores - Cuarta Internacional (UIT-CI) y de nuestro partido, junto con compañeras, compañeros y dirigentes del MST, PSTU, Opinión Socialista, Convergencia Socialista y Democracia Obrera.

Pediselá a quien te acerca el periódico o por whatsapp 11 6258 8523

Presentación

Esta nueva edición de Correspondencia Internacional está dedicada al agravamiento de la crisis global del sistema capitalista-imperialista que ha provocado la invasión de Putin y Rusia a Ucrania.

Y a sus consecuencias nefastas sobre las masas con aumento de los precios de la energía, de los alimentos, aumento de la desigualdad social o más gastos en armamentos. Todo esto está produciendo una nueva y vertiginosa caída del nivel de vida de los pueblos del mundo.

Otra expresión de la profundización de la crisis es la ola extrema de calor de Europa que muestra los avances de la destrucción ambiental capitalista. Ya se han quemado más de 500 mil hectáreas de bosques (ver página 33). El río Po, el mayor de Italia, se seca por la falta de lluvias y de nevadas en el invierno. Italia está experimentando la peor sequía en 70 años También la guerra en Ucrania afecta el cambio climático. Alemania y Austria, por ejemplo ampliarán la producción de carbón, aumentando de paso la generación de CO2, por los cortes de suministro de gas por parte de Rusia.

El hambre no deja de crecer. A esto hay que sumarle la crisis migratoria por guerras y hambre. Pero los pueblos del mundo están respondiendo a esta contraofensiva capitalista con huelgas obreras y rebeliones populares como se han dado, por ejemplo, en Sri Lanka, en Ecuador, Panamá o las huelgas obreras en Europa. Dedicamos en esta nueva edición, espacio a estas luchas y rebeliones. Como también a la resistencia del pueblo ucraniano contra la invasión criminal de Putin; y a la lucha de las mujeres de los Estados Unidos y del mundo por el derecho al aborto.

Desde estas páginas impulsamos y apoyamos esas rebeliones y luchas de los pueblos en el mundo para “Que la crisis no la paguen las y los trabajadores. Que la paguen los capitalistas”.

 

Por Prensa UIT-CI

Ante las presiones del Partido Conservador, Boris Johnson presentó su renuncia al inicio de la jornada. La ola de renuncias de los funcionarios del gobierno, ligadas al descontento por un escándalo sexual que involucra al ex primer ministro y otros funcionarios, allanaron el camino para presionar la renuncia de Johnson.

Más de 50 renuncias de funcionarios de la gestión de Boris, envalentonados por el rechazo a la gestión del ejecutivo ante la denuncia de acoso sexual al parlamentario Chris Pincher, habría sido el detonante de la renuncia. La mayoría del Partido Conservador le soltó la mano al impulsor del Brexit, rechazándolo como líder del partido y primer ministro. Sin embargo, Johnson seguirá en el cargo hasta que se elija al nuevo líder del partido y primer ministro británico. Tanto el Partido Conservador, como la oposición laborista se puso en contra de que siga en el puesto hasta que esto suceda, abriendo aún más la crisis.

El escándalo de esta renuncia se da, además, en el marco de una de las crisis económica y social más fuerte desde los años 80, que vive el Reino Unido. La creciente inflación, la huelga más grande de los últimos 30 años de los transportes, profesionales de la educación, de la salud, judiciales, manifestaciones y demás acciones que denuncian los salarios de miseria y los ataques a derechos laborales. Todo esto pareciera quedar por debajo del caso de acoso sexual, pero en realidad esto fue la gota que rebalsó el vaso. La crisis que se agrava en Reino Unido, como en toda Europa, empeoraría en los próximos meses ante la continuidad de la invasión imperialista de Putin a Ucrania.

La renuncia de Boris Johnson representa el desenlace de la crisis que comenzó desde el Brexit en adelante, agravada por la pandemia del covid.19, los fuertes confinamientos en Reino Unido, las políticas de ajuste y la guerra en Ucrania. Las huelgas y movilizaciones de la clase obrera, como la de las y los ferroviarios, muestran el camino para enfrentar el agravamiento de la crisis. Por eso es necesario la solidaridad internacional con las huelgas en curso, el triunfo de las y los ferroviarios y trabajadores del transporte, es el triunfo de la clase trabajadora europea que viene enfrentando los ajustes de los gobiernos.

Escribe Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores Cuarta Internacional

Desde el lunes 13 de junio, hace más de dos semanas, un paro nacional, con bloqueos de caminos y grandes movilizaciones conmueve a Ecuador. El pueblo trabajador e indígenas reclaman la rebaja de los combustibles y otras medidas contra el ajuste económico antipopular pactado con el FMI.
Ante los genuinos reclamos, el gobierno patronal proimperialista de Lasso respondió con una violentísima represión que ya causó cuatro muertos, más de cien heridos y centenares de detenidos.
El gobierno se vio obligado, ante la profundización de la rebelión,  a derogar el estado de excepción (similar a un estado de sitio). Y este último lunes 27 se iniciaron negociaciones entre dirigentes de la Conaie (Organización Nacional Indígena) que convocó a la huelga y el gobierno. Al cierre de esta edición sigue sin resultados, y la huelga se mantiene.
La otra importantísima novedad es que en varias ciudades comenzaron la reunión del Parlamento de los Pueblos, el más importante en la ciudad de Guayaquil (provincia de Guayas).

A continuación la declaración de la UIT-CI del 23 de junio.

Desde hace 10 días, un paro nacional con bloqueos de caminos y grandes movilizaciones, conmueve a Ecuador. El gobierno patronal liberal y proimperialista de Lasso responde con una violentísima represión.

La Organización Nacional Indígena de Ecuador (Conaie), convocó al paro general y bloqueos de caminos desde el lunes 13 de junio. Este llamado fue respaldado por organizaciones de estudiantes, barriales, por la Unión Nacional de Educadores y el Frente Unido de Trabajadores (FUT) .

Decenas de miles de indígenas, trabajadores y sectores populares ganan las calles en la capital Quito, Guayaquil y otras ciudades contra el gobierno de Lasso, contra sus medidas económicas y represivas. También la organización política Somos Agua, encabezada por Yaku Pérez, manifestó su apoyo a la protesta popular y repudio a la represión y participó en las marchas.

El hecho que desató las protestas fue, como en la rebelión popular indígena del 2019, el aumento de los combustibles de más del 50%. Los precios internos de los combustibles están “liberados” por orden del FMI. Aunque Ecuador un país productor y exportador de petróleo importa una parte menor de las naftas y gasolinas que consume.
El país vive una crisis económica, con aumento de productos de primera necesidad, y el impacto de la minería saqueadora y contaminante del ambiente, en manos de las transnacionales, que está destruyendo bosques y fuentes de agua. Todo un plan de saqueo con aumento de la pobreza, abandono de la salud y la educación, desocupación, flexibilización e informalidad laboral, salarios míseros en un país que dejó de tener moneda propia, y donde los precios y salarios son en dólares. Y también una crisis social con mafias que controlan el narcotráfico, violencia en las cárceles con 400 muertos en un año y medio.
Como sucede en otros países latinoamericanos, el gobierno del banquero Guillermo Lasso acata órdenes del FMI para pagar deuda externa y preservar ganancias de empresarios, banqueros y multinacionales, y descarga la crisis sobre el pueblo trabajador.

Para imponer esa política implementó medidas represivas, como una reciente “Ley de Uso legítimo de la Violencia” que fue incluso aprobada en la Asamblea Nacional (donde Lasso está en minoría) con apoyo de la oposición de falsa izquierda correista, que autoriza la represión militar e incluso el uso de armas de fuego para reprimir protestas populares que el gobierno llama “terrorismo”.

Durante los últimos 10 días de movilizaciones fueron asesinados 4 manifestantes por la violenta represión policial, hay más de 100 heridos y centenares de presos, incluso algunos desde antes de las movilizaciones acusados de “terroristas”. También detuvieron por un día a Leónidas Iza, dirigente de la Conaie.

Las marchas y bloqueos exigen que baje el precio de los combustibles en primer lugar. Otros reclamos son reducir los precios de los alimentos, que se han elevado de forma desmesurada, y el control eficaz a los especuladores; no a la minería saqueadora de las multinacionales que destruye la naturaleza; no a la privatización de empresas estatales; moratoria de 1 año en el sistema financiero para que las familias paguen sus deudas; precios justos en los productos del campo; empleo y derechos laborales; no a la minería en territorios indígenas ni fuentes de agua; no a la privatización de los sectores estratégicos; aumento urgente del presupuesto para salud y educación; libre ingreso a universidades públicas; no más endeudamiento; no al pago de la deuda externa. También se reclama contra las leyes represivas y por la libertad de los presos por luchar. En las protestas callejeras se escucha la consigna “¡que se vayan todos!” y «¡Fuera Lasso, fuera!».

El pueblo trabajador e indígena ecuatoriano protagonizó poderosas rebeliones encabezadas por la Conaie, en 1997, 2002 y 2005 derrocando a tres gobiernos. En el 2019 hubo otro gran levantamiento que obligó al gobierno de Lenin Moreno (quien había sido vicepresidente del anterior gobierno de Rafael Correa) a derogar el aumento de combustibles, después de 10 días con la ciudad de Quito ocupada por el levantamiento indígena.

Para vencer y lograr cambios de fondo que solucionen el desastre económico que vive el pueblo, los cuales no se lograron en anteriores rebeliones populares, es urgente unificar y coordinar esta poderosa movilización del pueblo trabajador. Es necesaria la unidad de las organizaciones en lucha y elaborar un programa común de demandas obreras, populares, indígenas y estudiantiles, y un plan económico que permita lograrlas. En ese sentido Ecuador cuenta con la importante tradición del Parlamento de los Pueblos, que con representantes de las organizaciones indígenas, populares y obreras, se ha reunido en los momentos de crisis política como en el 2005 y 2019. Hay que impulsar desde las bases, de la Conaie, el FUT, la UNE, organizaciones estudiantiles, y demás organizaciones en lucha, el reclamo a los dirigentes para concretar esta unidad, y que convoquen al Parlamento de los Pueblos, y formular un programa para echar al gobierno de Lasso y el FMI, y gobernar Ecuador con el pueblo trabajador e indígena.

Desde la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores -Cuarta Internacional (UIT-CI) damos nuestro apoyo incondicional y llamamos a la solidaridad internacional con la rebelión del pueblo trabajador e indígena ecuatoriano.

Por Miguel Ángel Hernández Arvelo, dirigente de Partido Socialismo y Libertad /PSL-sección de la UIT-CI de Venezuela

El próximo domingo 19 de junio se llevará a cabo la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia. Las encuestas dan un empate técnico entre Gustavo Petro y Rodolfo Hernández.

En la primera vuelta, celebrada el pasado 29 de mayo, Gustavo Petro, candidato de la alianza centroizquierdista Pacto Histórico, obtuvo el 40,32% de los votos (8.527.768) y Rodolfo Hernández, empresario y exalcalde de Bucaramanga, el 28,15% (5.953.209).

La votación de Petro es la más alta obtenida alguna vez en la historia de Colombia por un candidato que se reivindica de izquierda. En un país dominado históricamente por la derecha proimperialista, antes por el Partido Conservador y el Liberal, y más recientemente por el uribismo, esto tiene una especial significación.

El otro dato importante es que los grandes derrotados del proceso electoral colombiano fueron Alvaro Uribe, el actual presidente Iván Duque, y su partido Centro Democrático, que después de ganar 4 de las últimas 5 elecciones presidenciales, ni siquiera presentó candidato propio en estas elecciones.

El precandidato del uribismo, Oscar Iván Zuluaga se retiró de la consulta para la escogencia de los candidatos de las distintas alianzas electorales, del 13 de marzo pasado, la cual se realizó simultáneamente con las elecciones parlamentarias, en las que el uribismo pasó de ser la principal fuerza en el congreso al cuarto lugar. De 19 senadores y 32 representantes que tenían, terminaron en las últimas parlamentarias con 14 y 16, respectivamente.

La segunda vuelta presidencial se realizará a dos meses de cumplirse un año de la heroica rebelión popular del pueblo colombiano contra el gobierno de Iván Duque, que comenzó el 28 de abril del 2021. El más grande estallido social en Colombia desde el paro cívico de 1977.

El triunfo de Petro y la derrota del uribismo en la primera vuelta, son expresión distorsionada de aquella rebelión, y reflejan los anhelos de cambio que pusieron dramáticamente en evidencia las movilizaciones del año pasado en Colombia, las cuales estuvieron determinadas por la incorporación masiva del pueblo, los trabajadores y los jóvenes de ese país contra la reforma tributaria y el paquetazo económico antipopular; pero también contra la sistemática violación de los derechos humanos, orquestada tanto por las fuerzas de seguridad del Estado como por grupos paramilitares aupados por el gobierno.

Las elecciones en Colombia se llevarán a cabo con el telón de fondo de la rebelión popular del año pasado, mientras se mantienen latentes las causas que originaron aquel estallido social que por más de 2 meses recorrió las ciudades y pueblos colombianos.

Creemos que en esta segunda vuelta es necesario terminar de derrotar al uribismo, así como a la derecha representada por Rodolfo Hernández. De hecho, ya Federico Gutiérrez “Fico”, quien fuera respaldado por el uribismo y algunas figuras políticas ligadas al Centro Democrático y a Uribe, comenzaron a manifestar su respaldo a Hernández. Por ello es importante derrotar a los sectores más de derecha. Y creemos que esto solo es posible votando masivamente por Gustavo Petro.

Este llamado, lo hacemos desde una posición crítica, y sin dar un cheque en blanco al candidato del Pacto Histórico. No podemos olvidar que Petro en el momento más álgido de la rebelión popular del año pasado, cuestionó públicamente los bloqueos de calles. Dijo que no estaba detrás de las movilizaciones que se estaban llevando a cabo, y en ningún momento asumió la consigna de “Abajo Duque”, que importantes sectores del pueblo movilizado estaban planteando. Y presenta un programa de gobierno bastante limitado, que no ataca los principales problemas del pueblo trabajador colombiano

Acompañamos el voto de millones de trabajadoras, trabajadores y jóvenes colombianos. Respetamos que vean en Petro una posibilidad de cambio, sin embargo les decimos a todos ellos que lamentablemente el de Petro y el Pacto Histórico, será un gobierno de conciliación de clases, de doble discurso. Como Boric en Chile, Castillo en Perú o como un posible nuevo gobierno de Lula en Brasil. Gobiernos que mientras tienen un discurso aparentemente “popular” y “progresista”, pactan con la burguesía y las transnacionales, y continúan ajustando a los pueblos.

Petro ha sido claro al afirmar que no tocará la propiedad privada de los medios de producción, es decir, a los grandes grupos económicos, financieros y terratenientes, reproduciendo la explotación capitalista. En un país donde hay una gran concentración de la riqueza, y con el nivel más alto de pobreza y desigualdad en América Latina. «Jamás he pronunciado la palabra expropiación», dijo en uno de los debates con los otros candidatos. Incluso, junto a la candidata a vicepresidenta Francia Márquez, firmó en una notaría un compromiso de no expropiar. Además, plantea mantener los tratados de libre comercio suscritos por Colombia, renegociándolos, perpetuando así la dominación imperialista.  

Manteniendo la economía en manos de los grandes grupos económicos, como propone Petro, no habrá solución para el pueblo, los trabajadores, trabajadoras, campesinos y jóvenes colombianos, por eso hay que seguir luchando, tal como se hizo el año pasado desde abril. Seguir peleando contra la explotación capitalista y por los principales reclamos obreros y populares.

Colombia es un país que durante décadas ha sido gobernado por partidos burgueses de derecha conservadora y liberal (Uribe, Santos, Duque, entre otros) totalmente entregados al imperialismo norteamericano. Años de aplicación de paquetazos de ajuste han sumido al pueblo en la pobreza y la más despiadada explotación, amparada en la violación sistemática de los derechos humanos, los falsos positivos, la violencia paramilitar y estatal.

Como ya hemos venido diciendo, este llamado a votar por Petro no significa que abriguemos expectativas en un eventual gobierno del candidato del Pacto Histórico, pero su triunfo, sin duda, abriría un período de esperanza y altas expectativas en el nuevo gobierno. A los millones de personas que votarán por Petro les decimos que hay que seguir movilizados, confiar en sus propias fuerzas, no esperar que del gobierno vengan las soluciones, continuar exigiendo las reivindicaciones que inspiraron la rebelión del pasado año, y cuya solución sigue pendiente. El pueblo colombiano debe mantenerse movilizado por sus urgentes reclamos; construyendo una alternativa revolucionaria, y en la perspectiva de luchar por un Gobierno de las y los Trabajadores y el Pueblo.

Ya salió la Correspondencia Internacional N°50: La invasión a Ucrania agudizó la crisis del capitalismo
Correspondencia Internacional N.49: ¡Fuera Putin de Ucrania! Apoyo a la resistencia ucraniana. No a la OTAN
Salió la revista dedicada al tema ambiente
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Memorándum para la respuesta del PST(A) al SU (1975)
Chile: La derrota de la “vía pacífica al socialismo” - Textos del PRT-La Verdad y el PST de 1970 -1973
Palestina: historia de una colonización
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Marcha jueves 28/7 / ¡Todo el apoyo a la lucha de la Unidad Piquetera!

Marcha jueves 28/7 / ¡Todo el apoy…

27 Jul 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Diputado Giordano sobre Sergio Massa / “Más ajuste, tarifazos y pagos al FMI”

Diputado Giordano sobre Sergio Mass…

04 Ago 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

"El Frente de Izquierda Unidad convoca a Audiencia Pública en Defensa del Ambiente”

"El Frente de Izquierda Unidad…

08 Ago 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Acto en apoyo a la resistencia ucraniana / ¡Fuera las tropas rusas de Ucrania!

Acto en apoyo a la resistencia ucra…

01 Ago 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Las “nuevas” medidas anunciadas / Más ajuste y sometimiento

Las “nuevas” medidas anunciadas…

04 Ago 2022 El Socialista N° 541