Apr 13, 2024 Last Updated 10:14 PM, Apr 11, 2024

Por Prensa UIT-CI

23/11/2022. Con la llegada de la nueva delegación de la UIT-CI a Ucrania para llevar solidaridad a la resistencia popular ucraniana, hicieron entrega de materiales a quienes resisten y combaten la invasión de Putin, entre ellos miembros de sindicatos. De la delegación participan Joseph Lluis del Alcázar y Maria Esther del Alcázar de Lucha Internacionalista, sección del Estado español de la UIT-CI. Y Sedat Durel, Secretario General del Sindicato de los Trabajadores de la telecomunicación y de centro de llamados y dirigente del Partido por la Democracia Obrera, sección turca de la UIT-CI.


Entrega de materiales a miembros del Sindicato Independiente de Ferroviarios

Entre las actividades de la comitiva, estuvo la reunión con el Sindicato Independiente Minero en Kryvyi Rih, al sur de Ucrania, que cuenta con mil trabajadores en el frente, de los cuales 42 murieron, dos incluso en los últimos días. Junto a los referentes del sindicato, como el dirigente Yuri Smoilov, intercambiaron respecto a la situación de la guerra, los grupos poderosos de Ucrania que huyeron al inicio de la invasión y las luchas en paralelo con las políticas anti obreras del presidente Zelenski. Además acercaron materiales también al Sindicato Independiente Ferroviario, con radios y ropa térmica para enfrentar el invierno ucraniano en el combate contra los invasores.


Tanque ruso rescatado del abandono en la zona de combate, en la ciudad de Kryvyi Rih

Compañeros de la delegación cuentan que durante las actividades pudieron visitar el parque donde quedan los vehículos pesados rusos destruidos que rescatan de las zonas de combate. Además pudieron escuchar dos veces las alarmas de los raids aéreos anunciando alertas.



Vehículo ruso rescatado de zona de combate, en la ciudad de Kryvyi Rih

Escribe Prensa UIT-CI

Ya está en Ucrania una segunda delegación, la primera fue en mayo, de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI) para hacer entrega de ayuda material a la izquierda ucraniana y diversos sindicatos independientes, en apoyo a la resistencia popular contra la invasión rusa.

La delegación está integrada por María Esther del Alcázar, ex delegada de enseñanza pública por CGT de Barcelona y dirigente de Lucha Internacionalista (UIT-CI, estado español), Sedat Durel, secretario general del Sindicato de los Trabajadores de la Telecomunicación y de Centro de Llamados y dirigente del Partido por la Democracia Obrera (IDP-UIT-CI), de Turquía y Josep Lluís de Alcázar, integrante del Secretariado de la UIT-CI.

La delegación llegó a Kiev, capital de Ucrania, donde fueron recibidos por Sergei Movchan, portavoz de una red voluntaria de luchadores ucranianos. También tuvieron una reunión con dirigentes del Movimiento Social que agrupa a diversos sectores de la izquierda ucraniana. Desde la capital se trasladaron a la ciudad de Kryvyi Rih en el sur de Ucrania, cercana a Jersón,  donde entregaron  indumentarias de invierno y otros elementos. En esa ocasión, fueron recibidos en el Sindicato Independiente de Mineros por el dirigente Yuri Samoilov. También estuvieron reunidos con el dirigente ferroviario Aleksandr Skiba.

22/11/22


La delegación de la UIT-CI llegando a una Kiev nevada y recibida por Sergei Movchan
                                                           

El miércoles 2 de noviembre Izquierda Socialista participó de la marcha en CABA convocada por el Comité Argentino de Solidaridad por el fin de la Ocupación de Haití.

Además, como parte de la campaña que impulsa la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI) en solidaridad con el pueblo haitiano y contra la intervención imperialista en ese país, la UIT-CI organizó un Foro Internacional denominado “¡No a la intervención imperialista en Haití!”, con la participación de dirigentes y activistas de Haití, Brasil, Chile, Argentina y República Dominicana.

El diputado nacional electo Juan Carlos Giordano, de Izquierda Socialista FIT Unidad, destacó la importancia de la marcha realizada ese día a la embajada estadounidense en Buenos Aires para rechazar la intervención imperialista en Haití y recordó que, durante los gobiernos del kirchnerismo, militares argentinos participaron en la ocupación de ese país a través de la Minustah.

En la marcha participaron organizaciones populares y de izquierda argentinas, encabezados por la histórica luchadora por los derechos humanos Nora Cortiñas.
Por otra parte, durante el Foro Internacional hicieron uso de la palabra dirigentes de varios países quienes denunciaron la violenta represión que sufre la población haitiana. Entre otros intervinieron Mario Maisonneuvre, dirigente del Movimiento Socialista de Trabajadores Haitianos-Red de Organizaciones Populares de la Zona Oeste (MSTH-Rozo), y Bárbara Sinedino, dirigente sindical docente y de la Corriente Socialista de los Trabajadores (CST), desde Brasil.  

La diáspora haitiana participó desde República Dominicana y Chile. Roudy Joseph, del colectivo Haitianos RD y Jackson Fils, del Movimiento Socialista de las y los Trabajadores de Chile, respectivamente. Ingrid Luciano, del Movimiento Socialista de Trabajadoras y Trabajadores de República Dominicana, quien moderó la actividad, también enfatizó la importancia de oponerse a la invasión de Haití.

Para cerrar el foro, se leyó un extracto de la declaración de la UIT-CI apoyando la autodeterminación del pueblo haitiano y que se logre un gobierno de las y los trabajadores y el pueblo para salir de la crisis, y que la campaña continuará en cada uno de los países en los que está presente la corriente internacional.

(Lea esta nota completa y declaración de la UIT-CI en uit-ci.org)
 
 
 

El sábado 5 realizamos una reunión de mujeres de la UIT-CI en la que participó Fatemah, una compañera de Irán, quien comentó acerca de la lucha que están llevando adelante las mujeres y el pueblo iraní contra el régimen dictatorial. Seguimos en campaña de solidaridad con las mujeres y el pueblo de Irán.

Escribe Miguel Ángel Hernández, dirigente del PSL, sección venezolana de la UIT-CI

El 18 de octubre se llevó a cabo en toda Francia una jornada de protesta nacional, con huelgas en varios sectores y movilizaciones en unas ciento cuarenta ciudades y localidades de todo el país.
La acción fue convocada por las centrales sindicales CGT, Fuerza Obrera (FO), la Federación Sindical Unitaria (FSU), el sindicato Solidarios y cuatro organizaciones estudiantiles, exigiendo aumentos salariales, en defensa del derecho a huelga y en apoyo a los trabajadores de la petrolera TotalEnergies, que se encuentran en huelga desde finales de septiembre.

El centro de la protesta es la exigencia de un aumento general de salarios a 2.000 euros, es decir, 300 euros más respecto al actual. En un país donde la espiral inflacionaria avanza, especialmente en los alimentos que han experimentado un incremento de 10%, los salarios siguen estancados.

A la jornada de protesta que semiparalizó al país se incorporaron trabajadores y trabajadoras del sector salud, educación, empleados públicos, así como al transporte, petroleros y trabajadores de once de las diecinueve centrales nucleares. En París se movilizaron más de 40 mil trabajadoras, trabajadores y jóvenes, siendo una de las ciento cuarenta marchas que se realizaron en todo el país.

La huelga del martes 18 tuvo especial repercusión en los trenes regionales, circulando solo la mitad. En las rutas ferroviarias de cercanía a la capital, la paralización habría sido de un 25%. También se han visto afectados los autobuses urbanos, suspendiendo el servicio un tercio de sus líneas. Hubo huelga en el subte. Y restricciones ferroviarias en la conexión entre Francia y España, así como entre París y Londres. En el sector educativo y en el sanitario la huelga fue parcial. Sin embargo, los organizadores de la jornada de protesta amenazaron con continuar las medidas de fuerza en los próximos días.
La acción huelguista fue precedida por una marcha “contra la vida cara”, realizada el pasado domingo 16 en París, convocada por organizaciones de izquierda, en la cual habrían participado unas 100 mil personas.

Crece el malestar social

El “octubre caliente” en Francia es consecuencia del gran malestar social que se viene acumulando en la segunda economía de Europa, producto de la caída abrupta del nivel de vida de las trabajadoras y trabajadores por el incremento de la inflación. Esto contrasta con los altos beneficios obtenidos por las empresas petroleras y petroquímicas. El gran repudio por parte de las trabajadoras y trabajadores, se produce porque ven cómo las grandes transnacionales siguen lucrándo, en medio de la crisis económica agravada por la invasión de Putin a Ucrania.

Sigue la huelga de petroleros

La gran jornada de protesta se produce con el trasfondo de una huelga en las refinerías de la petrolera TotalEnergies, que comenzó a finales de septiembre, por aumento de salarios. El sindicato que los agrupa exige un aumento de un 6%, mientras que la transnacional petrolera habría obtenido ganancias por 8 mil millones de euros.

TotalEnergies, al igual que la mayoría de las empresas petroleras y petroquímicas, ha obtenido ganancias récord, gracias al aumento de los precios de la energía como consecuencia del agravamiento de la crisis económica capitalista, potenciada por la invasión de Rusia a Ucrania, y las sanciones impuestas a este último país.

La huelga en las refinerías de petróleo redujo la producción de gasolina en más del 60% y dejó a una de cada tres gasolineras con escasez de combustible, generando largas filas para surtir a los vehículos. Sin embargo, el gobierno derechista de Macron impuso por la fuerza la reincorporación al trabajo de muchos trabajadores de Total, logrando reducir la escasez a un 30%. Esta acción del gobierno produjo un gran rechazo entre muchos trabajadores que consideraron la medida como una restricción del derecho a huelga.

Todo esto sucede en momentos en que el gobierno de Macron pretende aprobar en el parlamento el presupuesto del 2023 a través de un mecanismo de vía rápida, contemplado por la constitución. Y tiene pendiente una reforma de las pensiones para aumentar la edad de 62 a 65 años, que en el 2019 fue frenada por la movilización obrera y popular.

Desde la UIT-CI respaldamos las huelgas, y la movilización de las trabajadoras, trabajadores y jóvenes franceses que hoy luchan por salarios, contra la inflación y el ajuste del gobierno de Macron. Rechazamos las restricciones al derecho a huelga impuestas por su gobierno a los trabajadores petroleros de TotalEnergies.

Apostamos a que continúen las jornadas de protesta hacia una huelga general, y que al calor de la lucha los trabajadores y jóvenes se organicen en la perspectiva de conformar una alternativa socialista revolucionaria que enfrente al gobierno y su ajuste.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa