Apr 24, 2024 Last Updated 4:46 PM, Apr 24, 2024


Escribe Mercedes Trimarchi, legisladora electa CABA por Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
El ultraderechista de Milei ataca el plan nacional que había logrado reducir a la mitad los embarazos no intencionales en la adolescencia. Está claro que, aunque agite contra la “casta” en sus discursos y se jacte de reducir el déficit fiscal, la motosierra va dirigida contra los sectores más vulnerables. En este caso, el ataque fue directo hacia las niñas y adolescentes de los sectores populares.

El plan de prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (ENIA) se lanzó en el año 2017 en algunas provincias y luego se extendió a todo el país. Es un plan  que articula las áreas de salud, educación y desarrollo social con el objetivo de reducir la tasa de embarazos adolescentes no intencionales en nuestro país. Por ejemplo se trabaja con las escuelas elaborando contenidos para la ESI o directamente en comedores o centros comunitarios para llegar a la población no escolarizada. A lo largo de estos años en los que se implementó el Plan y a pesar de la falta de presupuesto y de las condiciones precarias de contratación de las y los trabajadores, se logró reducir casi a la mitad el embarazo no intencional en adolescentes.

Resultados de la implementación del Plan ENIA

El embarazo no intencional tiene consecuencias que condicionan la vida de niñas y adolescentes, en tanto presenta mayores riesgos de salud y de mortalidad materna, mayor probabilidad de abandono escolar, así como a futuro, una inserción laboral más precaria. Por ejemplo, en Argentina solo el 38% de las mujeres que tuvieron un hijo en la adolescencia completó la educación secundaria, el 3% accedió a la educación terciaria y el 1% a la universidad. Según el estudio “Consecuencias socioeconómicas del embarazo en la adolescencia” publicado en 2020 por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

De acuerdo a los datos oficiales en 2018 cuando comenzó el Plan ENIA, siete de cada diez embarazos en adolescentes de quince a diecinueve años eran no intencionales, en 2021 la cifra bajó a cinco de cada diez. Entre 2018 y 2021 la tasa de fecundidad adolescente (que es la cantidad de hijos nacidos en un año sobre el total de adolescentes) también registró un importante descenso: de 49,2% a 27%. Lo que significa una caída de casi el 50 por ciento en tres años. De todas maneras, la reducción de las cifras, se enmarcan en un contexto regional que ubica a América Latina como la segunda tasa de fecundidad adolescente más elevada a nivel mundial, luego de África subsahariana. Por eso sostenemos que la tasa aún se mantiene alta ya que cinco de cada diez embarazos siguen siendo no intencionales.

La misoginia de Milei y el odio a las niñas pobres

El gobierno de Javier Milei, anunció por medio de su vocero presidencial, Manuel Adorni, que el Plan sería redefinido y junto a ello, echó a más de seiscientos trabajadoras y trabajadores a quienes no les renovó el contrato. La situación es muy grave porque implica no solo dejar sin trabajo a cientos de familias sino que además, vulnera el derecho de miles de adolescentes que a través del plan ENIA tenían acceso a información, prevención, asistencia en materia de derechos sexuales y reproductivos. El solo hecho de haber reducido los embarazos no intencionales adolescentes a la mitad en tres años, da cuenta de que se pueden atender estas problemáticas desde el Estado con políticas públicas que por supuesto hay que mejorarlas, no liquidarlas. Milei las elimina como parte de su campaña contra el movimiento de mujeres y disidencias que en el último tiempo se viene desarrollando y con la movilización, obteniendo conquistas. Es parte de su batalla contra lo que él denomina “ideología de género”.

Desde la agrupación de mujeres Isadora e Izquierda Socialista/FIT Unidad rechazamos el vaciamiento del Plan ENIA y exigimos la reincorporación de todas y todos los despedidos con plenos derechos laborales para cada una de ellas y ellos. Llamamos a la más amplia unidad de acción para enfrentar en las calles este ataque a los derechos conquistados y seguir la pelea para tirar abajo todo el plan de ajuste de MIlei.


Escribe Mercedes Trimarchi, legisladora electa CABA, Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
El próximo 19 y 20 de abril se realizará en la Facultad de Sociales de la UBA el Encuentro Internacional “Radicalizar la democracia: Estrategias feministas frente a las nuevas derechas”. La iniciativa surge desde la Fundación Rosa Luxemburgo en Buenos Aires y contará con la participación de organizaciones feministas, sindicales, partidarias y sociales de diversos espacios políticos. Estarán presentes referentes nacionales, de América Latina, Europa y Asia. En distintos formatos (mesas, talleres y asambleas) se abordarán preguntas como: ¿Qué es lo nuevo en la nueva derecha? ¿Los progresismos se quedaron sin agenda? ¿Qué significa el internacionalismo? ¿Qué organizaciones necesitamos para construir lo nuevo? entre otras. El evento se propone pensar de manera colectiva y desde diferentes perspectivas el escenario global frente a las nuevas derechas.

Desde Izquierda Socialista/FIT Unidad vamos a participar del Encuentro con las diputadas nacionales electas, Monica Schlottahuer y Mechi De Mendieta, junto a compañeres de las agrupaciones Isadora y Disidencias en lucha. Vamos a aportar desde nuestro feminismo socialista la idea de un cambio radical y una salida de fondo frente a la actual crisis capitalista. Una crisis histórica que lejos de resolverse, engendra nuevos fenómenos como Milei en Argentina, que profundiza el hambre, la miseria, el saqueo y como fiel representante de la reacción patriarcal, ataca las conquistas feministas logradas con la movilización del #NiUnaMenos y la #MareaVerde en nuestro país. Te invitamos a debatir en el “Encuentro Internacional #Radicalizar la democracia: Estrategias feministas frente a las nuevas derechas”. Para participar podes inscribirte previamente o el mismo día en la Facultad de Sociales, ubicada en Santiago del Estero 1029, CABA.

Inscripción previa
https://rosalux-ba.org/2024/03/20/informacion-previa-e-inscripciones/


 
 

Este 8 de marzo a las 16hs. organizaciones feministas independientes y de izquierda concentrarán en Av. de Mayo y 9 de Julio para marchar hacia el Congreso. Allí, se leerá el documento unitario acompañado por cientos de organizaciones feministas, sociales, culturales, políticas y sindicales que durante más de un mes se reunieron en asambleas para organizar la jornada de lucha.

Mercedes Trimarchi, legisladora de CABA electa de Izquierda Socialista/FIT Unidad y dirigenta nacional de Isadora, Mujeres en Lucha, dijo: “El 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, se harán acciones en varias ciudades del mundo. En Argentina, esta jornada será histórica, nos enfrentamos a un gobierno ultraderechista que nos declaró la guerra a las mujeres y disidencias que somos quienes más sufrimos el ajuste de su plan “motosierra”. Denunciamos el ataque a las conquistas feministas como el derecho al aborto, la posibilidad de nombrar y reconocer a las identidades no binarias y contra la concepción de la violencia de género como estructural a la sociedad capitalista y patriarcal”

 

Contacto:

Prensa de Izquierda Socialista: 11 6054-0129


Escribe Mercedes Trimarchi, legisladora electa CABA por Izquierda Socilaista/FIT Unidad
 
Como cada 8 de marzo, las feministas del mundo entero homenajeamos a las pioneras que se movilizaron por mejores condiciones de trabajo y por el derecho al voto pero a la vez, salimos a las calles por nuestras demandas actuales más urgentes. Seguimos enfrentando las inclemencias del capitalismo patriarcal que nos violenta cada día.
 
A fines del siglo XIX y principios del XX, en parte de Europa y Estados Unidos, frente al auge del desarrollo industrial capitalista, las mujeres ocupaban un porcentaje importante de la mano de obra empleada en las fábricas. Las mujeres y los niños no solo tenían jornadas larguísimas sino que además, menores salarios. En 1845, Federico Engels ya describió “La situación de la clase obrera en Inglaterra” en su libro homónimo, así: “De 419.590 obreros del Imperio Británico […]  casi la mitad, tenían menos de dieciocho años, y 242.296 eran mujeres, de las cuales 112.192 de menos de dieciocho años.” Al calor de las luchas por la reducción de la jornada laboral, contra el trabajo infantil y por el voto femenino, las trabajadoras fueron protagonistas de enormes huelgas y movilizaciones con las que se lograron algunas conquistas.

La fecha surge reivindicando las luchas obreras

En marzo de 1857 las obreras textiles de Nueva York pararon contra las extenuantes jornadas de trabajo y los bajos salarios. En 1908, también en marzo y en la misma ciudad, más de quince mil obreras marcharon en demanda de mejores sueldos y condiciones de vida. Al año siguiente, también en marzo, cuarenta mil costureras industriales estadounidenses se declararon en huelga exigiendo el derecho de unirse a los sindicatos, reducción de la jornada laboral y en rechazo al trabajo infantil. Ese día, 129 obreras textiles fueron quemadas dentro de la fábrica textil Cotton, al ser encerradas por sus dueños para impedir que se unieran a la huelga.

En 1910 se realiza la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en la ciudad de Copenhague, con la participación de más de cien delegadas de diecisiete países que asistieron al evento. Aquí es donde la feminista socialista, Clara Zetkin, redacta una resolución en la que se establece que cada 8 de marzo sea conmemorado como el día Internacional de la Mujer, reivindicando especialmente a las más de quince mil obreras textiles que se movilizaron en Nueva York en marzo de 1908 y en homenaje a las 129 obreras que fueron quemadas vivas en 1909. El lema con el que se aprobó la iniciativa fue: “El voto para las mujeres va a unir nuestras fuerzas en la lucha por el socialismo”.

El primer objetivo del Día de la Mujer fue aprovechar el impulso de la movilización por el voto femenino de la Primera Ola de luchas feministas para acercar las ideas del socialismo a las mujeres obreras. Se marcaba así la diferencia entre las feministas liberales que reclamaban por el derecho al voto solo para las damas o burguesas y las feministas socialistas, que luchaban por el derecho al sufragio universal y por mejorar las condiciones laborales.

En 1911, el primer Día de la Mujer formalmente convocado por los partidos socialistas de la Segunda Internacional fue el 19 de marzo, aniversario de la Revolución Alemana de 1848 y fecha en la que el rey prusiano prometió por primera vez el voto para las mujeres. En ese primer año, la convocatoria tuvo muchísimo éxito especialmente en Austria y Alemania donde se convocaron decenas de reuniones a las que asistieron miles de mujeres por primera vez.

En 1913 se celebró el Día de la Mujer en Rusia pese a la brutal represión zarista. El periódico bolchevique Pravda publicó artículos alusivos y convocó en un mercado de Petrogrado a una reunión secreta que se colmó de mujeres hasta que la policía ingresó y detuvo a las oradoras. En los años posteriores, con el advenimiento de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) en Rusia fue imposible convocar nuevas movilizaciones. La consigna democrática por el voto femenino significaba en Rusia un llamado revolucionario contra la dictadura del Zar Nicolás II. Al mismo tiempo, la traición de los partidos socialistas que apoyaron la Primera Guerra Mundial hizo imposible las convocatorias en otros países de Europa.

El imperialismo intentó ocultar el origen obrero de la fecha

Luego de la Segunda Ola de luchas feministas de los ’60 y ’70 del siglo pasado, se consiguieron el derecho al aborto y el divorcio en muchos países de Europa y en Estados Unidos. En 1975 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidió institucionalizar la fecha y transformarla en una jornada de festejo en cada país, con el claro objetivo de borrar su origen obrero, controlar al movimiento de mujeres y alejarlo de las calles. Así en 1977, la ONU eliminó la palabra ‘trabajadora’ del nombre quedando sólo como Día de la Mujer.

En los últimos años, al calor de la cuarta ola de luchas feministas con el movimiento Ni Una Menos y la Marea Verde en Argentina, el movimiento Me Too en Estados Unidos o La Manada en el Estado Español, se retoma el carácter de lucha y se recupera su impronta internacional. Pasaron más de cien años de aquel Congreso en Copenhague y, aunque las trabajadoras hemos obtenido muchas conquistas con la movilización, la pelea del feminismo socialista sigue más vigente que nunca porque las patronales y sus gobiernos siguen super explotando y oprimiendo a las trabajadoras en el marco del capitalismo patriarcal. Bregamos para que este 8M sea una jornada de movilizaciones contra todos los gobiernos y sus planes de ajuste que buscan descargar sobre las trabajadoras y todes les explotades y oprimides. Junto a ello, desde Izquierda Socialista y la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI) seguimos luchando por gobiernos de la clase trabajadora y los sectores populares que impulsan el socialismo con democracia en todo el mundo para terminar con la opresión y la explotación capitalista.


Escribe Mercedes Trimarchi, legisladora electa (CABA) por Izquierda Socialista/FIT Unidad  

El Procurador del Tesoro, Rodolfo Barra, que tiene a su cargo la asesoría jurídica de la Presidencia de la Nación, firmó junto a Eduardo Menen y Cristina Guzmán una nota de opinión titulada “2024: año de la defensa de la vida, la libertad y la propiedad” (Infobae, 25/01/24) que exige la derogación de la Ley 27.610 de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) sancionada hace apenas tres años en diciembre del 2020.

En dicha nota, quienes fueran congresales constituyentes en la reforma de la Constitución Nacional de 1994 sostuvieron que “en la República Argentina se matan a alrededor de 100.000 niños por año como consecuencia de la práctica del aborto autorizado (y hasta fomentado) por la ley 27.610, eufemísticamente denominada de interrupción voluntaria del embarazo, cuando lo que en realidad se interrumpe es la vida de un ser humano durante el embarazo de la madre”. No es casualidad que aparezcan las formulaciones “niños” y “madre” como sinónimos de embriones y de personas gestantes, respectivamente.

Esta cuestión ya la habíamos advertido en la #LeyÓmnibus cuando Milei propuso modificar la Ley de los Mil Días. En sintonía con los planteos de Barra y compañía, allí se reemplaza el concepto de “personas gestantes” por “madres embarazadas”, eliminando a las disidencias y modifica el inicio de los Mil días que en la ley original comenzaba en la semana doce de embarazo y propone que se inicie desde “la concepción del niño”. Esta modificación, retrotrae un debate ya superado por la ciencia y por la lucha de la #MareaVerde cuando conquistamos el derecho al aborto.

El embate del ultraderechista Milei y de todos los dinosaurios representantes de la reacción patriarcal contra nuestros derechos debemos frenarlo con la movilización feminista. Así como en 2018 logramos la despenalización social del aborto y dos años después la ley, en las calles debemos estar para frenar esta nueva avanzada misógina y antiderechos. Por eso, con Isadora participamos de la asamblea feminista convocada por #NiUnaMenos hacia el paro del 24E y planteamos la necesidad de seguir organizándonos en el camino de construir una gran jornada de lucha unitaria hacia el 8 de marzo, día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, que demuestre la fuerza indiscutible que tenemos las mujeres y disidencias para defender nuestros derechos.

Como lo presagió la feminista francesa, Simone De Beauvoir, quien en 1949 escribía “No olvidéis jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Estos derechos nunca se dan por adquiridos, debéis permanecer vigilantes toda vuestra vida”. Así aprendimos a estar en estado de alerta las feministas independientes y combativas, en movimiento y coordinando todas nuestras acciones para que no nos arrebaten ninguna de nuestras conquistas. Sobre nuestros cuerpos y nuestros derechos: ¡No pasarán!

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Milei y Benegas Lynch contra la educación pública y obligatoria / Ctera debe llamar a parar y marchar el 23 de abril

Milei y Benegas Lynch contra la edu…

10 Abr 2024 El Socialista N° 580

Repudio a la brutal represión de Milei, Patricia Bullrich y Jorge Macri

Repudio a la brutal represión de M…

10 Abr 2024 COMUNICADOS DE PRENSA

La “libertad” de Milei

La “libertad” de Milei

10 Abr 2024 El Socialista N° 580

En defensa de la universidad pública / Impulsemos la gran Marcha Federal Universitaria

En defensa de la universidad públi…

10 Abr 2024 El Socialista N° 580