May 27, 2022 Last Updated 2:57 PM, May 26, 2022


Escribe Mónica Schlotthauer, diputada nacional por Izquierda Socialista / FIT Unidad

Mientras Máximo Kirchner y el presidente Alberto Fernández discursean contra el Fondo Monetario y el pago de la deuda externa, el propio presidente viaja a Europa con su ministro Martín Guzmán y otros funcionarios para avanzar en la firma del acuerdo con el FMI.

Lo dijo el presidente Alberto Fernández en el acto homenaje por el aniversario del fallecimiento de Néstor Kirchner: “no nos vamos a arrodillar ante el FMI”. Al mismo tiempo, La Cámpora inauguró un nuevo cantito contra el Fondo. ¿Es que acaso el gobierno del Frente de Todos está evaluando romper con el organismo y dejar de pagar la deuda externa? Nada más alejado de la realidad. Veamos los hechos.

Casi directamente después del acto, el presidente Fernández abordó el avión que lo llevó primero a Italia a la reunión del G20 y luego a la cumbre climática de Glasgow. En ambas reuniones el objetivo principal del gobierno peronista fue avanzar lo más posible en la firma del acuerdo con el FMI. Para ello concurrieron el ministro de Relaciones Exteriores Santiago Cafiero, el de Economía Martín Guzmán, incluso la delegación se vio reforzada con la presencia del secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz. No es una novedad. En la reunión anterior, hace apenas diez días en Washington, también estuvieron presentes el jefe de Gabinete Juan Luis Manzur y el presidente del Banco Central Miguel Pesce. El presidente Fernández le dedicó un tiempo sustancial de su visita a reunirse con la titular del FMI Kristalina Georgieva. Es un secreto a voces que toda la presión diplomática de nuestro país en la declaración final del G20 fue para que se incluyera un párrafo donde se dice que el FMI “estudiaría” los niveles de las tasas de interés que se le cobran a los países deudores como la Argentina. Ni siquiera dice que hay un compromiso de bajar las tasas, a pesar de lo cual el gobierno lo presentó como un gran “triunfo” diplomático. Lo otro que se encargó de difundir la Cancillería fue el apretón de manos entre Alberto Fernández y Joe Biden, luego que el gobierno fracasara en lograr siquiera ser recibido por el presidente yanqui.

En síntesis, el gobierno de Alberto Fernández fue literalmente a ponerse de rodillas frente al establishment político y económico internacional, mendigando que, al menos, nos resten “una moneda” de la millonada que se le debe al FMI. Recordemos que es producto del préstamo tomado por el gobierno de Macri, que fue usado en su totalidad para financiar la fuga de capitales.

El gobierno del Frente de Todos, que en la campaña electoral de hace dos años arrancó diciendo que “bajo ningún concepto iba a firmar un acuerdo que implicara un ajuste”, pasó a elaborar ya el año pasado, y mucho más este, un presupuesto con reducción de déficit fiscal y partidas sociales, a la medida de las exigencias del FMI.

Este año viró desde las declaraciones del 25 de mayo de que había que suspender todos los pagos de deuda durante la pandemia, a las órdenes de Cristina de destinar el dinero enviado por el Fondo para atender la pandemia a pagar vencimientos de dicho organismo. Así se hizo con los 1.800 millones de dólares abonados en agosto, los 400 que se pagan esta semana y los nuevos 1.800 que se pagarán en diciembre.

Por supuesto, nunca pasaron de discursos los planteos de que se pagaría “a 20 años”. El FMI, siguiendo estrictamente sus estatutos, exige cancelar la deuda en diez años, comenzando a devolver el capital a partir de 2026. Pero los intereses hay que pagarlos a partir de  los seis meses posteriores a la firma del acuerdo.

Ahora hay muy serios rumores de que, para firmar el acuerdo, el Fondo estaría exigiendo avanzar con una devaluación. Y, tal como era de esperar, reaparecen los planteos de que se avance con reformas fiscales, previsionales y laborales. Traducido: hambrear a los presentes y futuros jubilados e ir a fondo con la flexibilización laboral requerida por las patronales.

No hay, entonces, ruptura posible con el Fondo. Sí, lo decimos con todas las letras: el gobierno se va a arrodillar ante el FMI. Más aún, va a contar, al hacerlo, con el apoyo de Juntos por el Cambio y también de Milei y Espert. Ahí va a desaparecer tanto “la grieta” como la “casta política”.

No te dejes engañar: los únicos que de verdad exigimos la ruptura con el FMI y el no pago de la deuda externa somos el Frente de Izquierda Unidad. De ahí saldrán los recursos para resolver las más urgentes necesidades populares. Para fortalecer esta alternativa, te pedimos que el próximo domingo 14 nos votes, para que así siga habiendo diputadas y diputados de izquierda.  

Desde el 7 al 10 de noviembre, la diputada nacional Mónica Schlotthauer visitará Ushuaia para llevar solidaridad a los metalúrgicos de Ambassador Fueguina. Días atrás los metalúrgicos estuvieron con los ferroviarios del Sarmiento en el sindicato de Haedo dónde contaron su conflicto que ya lleva más de un año con su fábrica ocupada.

Durante la noche del día lunes 1 de noviembre, luego de que se retiraran los medios de comunicación se llevó adelante un desalojo violento del Barrio 22 de Enero Ciudad Evita (La Matanza). Hoy se movilizaron los vecinos junto a agrupaciones que apoyan su lucha a la municipalidad de La Matanza.

La diputada nacional por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad, Mónica Schlotthauer, quien estuvo acompañando a las y los vecinos anoche luego del violento desalojo y hoy en la movilización a la municipalidad de La Matanza, señaló: “Reclamamos junto a las 300 familias desalojadas y organizaciones sociales que reclaman tierra y techo los diputados nacionales del Frente de Izquierda Unidad y los directivos de SUTEBA Matanza y candidatos por el FITU Graciela Calderón, Olga Ortigoza, Natalia Hernández y Juan romero . Ayer entrada la noche apenas retirado los móviles de crónica la vice gobernadora Magario y el intendente Espinoza del PJ y el Frente de Todos, ordenaron palo y balas contra las familias necesitadas.”

Schlotthauer finalizó: “En La Matanza el corazón del peronismo, a pocos días de votar leyes prometiendo más derechos muestran la verdadera cara. “Matanza avanza”, pero para ellos, los que viven del negocio inmobiliario de las coimas y estafas. Las familias que reclaman son los hijos y nietos del Barrio 22 de enero que viven hacinados, no tiene plata para comprar terrenos y la respuesta del gobierno del Frente de Todos es represión y desalojo. Lo dijimos y lo repetimos, una ley sin presupuesto es un panfleto electoral”

Contactos:
Mónica Schlotthauer: +54 9 11 6458-5777 @monschlotthauer
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda


Escribe Mónica Schlotthauer, diputada nacional por Izquierda Socialista/FIT Unidad

Compañeras y compañeros enojados con el ajuste y la entrega de Alberto Fernández miran con simpatía nuestras propuestas. Sin embargo, temerosos de que “vuelva el macrismo”, se preguntan si apoyar al FIT Unidad no es perder el voto. Aquí respondemos a esas dudas.

Cada vez los encontramos más. En los lugares de trabajo y estudio, en los barrios populares, en las calles donde agitamos nuestras propuestas. Son un montón: compañeras y compañeros que se acercan; muchos nos dicen que, aunque antes optaron por el peronismo, en estas PASO no fueron a votar, asqueados de un gobierno como el de Alberto Fernández que los hambrea y prioriza al FMI y los acreedores de la deuda. Hay también quienes nos plantean que ya en las PASO votaron al FIT Unidad, tal vez por primera vez. E incluso están las y los que votaron al Frente de Todos, “contra la derecha de Macri”, y luego, al ver entrar al gobierno a Manzur, a Aníbal Fernández, y observar que es puro discurso electoral el famoso “ponerle plata en el bolsillo a la gente”, se cuestionan si cambiar su voto.

Muchas y muchos, sin embargo, plantean la duda: votar al FIT Unidad ¿no será tirar el voto? ¿No estaré “haciéndole el juego al macrismo”?

Queremos decir con sinceridad lo que pensamos: el único voto útil contra el ajuste y la entrega será el depositado al FIT Unidad. Porque hoy todos se pelean y denuncian en los actos y los canales de televisión. Pero después, cuando termine la campaña, van a votar todos, los del Frente de Todos, los macristas de Juntos e incluso los de Milei y Espert, a favor del plan de ajuste que surja del acuerdo con el FMI. No será la primera vez que lo hagan: ya el peronismo, en sus distintas versiones garantizó con sus votos muchas de las leyes que obtuvo el macrismo, que no tenía mayoría en el Congreso, pero siempre conseguía sus “peronistas amigos” que le daban los números para ganar.

Y durante el gobierno de Alberto Fernández, toda la Cámara de Diputados, con la única excepción de los dos diputados del Frente de Izquierda Unidad, votó reconocer la deuda e iniciar las negociaciones con los pulpos acreedores y el FMI. Y para mostrar más, en estos días el macrismo y el oficialismo peronista votaron juntos e impidieron discutir nuestro proyecto del FIT Unidad para construir 500.000 viviendas populares y así crear dos millones de puestos de trabajo, financiados con la suspensión de los pagos de la deuda externa.

Algunas compañeras y compañeros nos pueden decir que esto es así, pero que en el gobierno hay una “disputa” entre kirchneristas y el resto, donde los primeros estarían en contra del Fondo y de pagar la deuda a costa del hambre del pueblo. Lamentablemente esto no es así, aunque algunos dirigentes kirchneristas, como el propio Máximo o Hebe de Bonafini los declamen en sus actos de campaña. La realidad es que fue la propia Cristina Fernández la que avaló públicamente que los 4.000 millones de dólares que habían llegado desde el FMI, supuestamente para atender la pandemia, se destinaron a pagar los vencimientos con el Fondo. Y son Cristina y Máximo quiénes, antes, durante y después de las elecciones, apoyan al ministro de Economía Martín Guzmán, el principal responsable de llegar a un acuerdo con el FMI. Por si esto no fuera suficiente, el nuevo jefe de gabinete Juan Manzur, celeste, anti-derechos, ajustador en su provincia (Tucumán) y gran empresario él mismo, fue propuesto a instancias de la propia vicepresidenta Cristina Fernández.

Entonces, compañera, compañero, no dudes. No vas a tirar tu voto. Acompañá a los únicos que no te van a defraudar. A los que van a oponerse al mayor ajuste que se viene. A los que van a estar, porque estuvimos y estamos siempre, apoyando todas las luchas. El único voto útil, para que siga habiendo diputadas y diputados de Izquierda, es al FIT Unidad.

En la sesión de la cámara de diputados que se está llevando adelante en el día de hoy, el diputado nacional por Izquierda Socialista en el FITU, propuso una cuestión de apartamiento de reglamento para proponer un proyecto al debate. El proyecto (3660-D-2021) propone la construcción de 500 mil viviendas y la creación de 2 millones de puestos de trabajo.

Giordano y Schlotthauer señalaron: “Propusimos que se "habilite" el debate para tratar el proyecto del bloque de Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad para construir 500.000 viviendas y la creación de 2 millones de puestos de trabajo genuino con lo que se va en los pagos de la deuda. El Frente de Todos y macrismo se negaron a debatirlo. Vergonzoso, una razón más para votar diputadas y diputados de Izquierda el 14 de noviembre.”


Contactos:

Mónica Schlotthauer: +54 9 11 6458-5777 @monschlotthauer

Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo

Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Feudalismo y capitalismo en la colonización de América (1971)
Memorándum para la respuesta del PST(A) al SU (1975)
El Golpe Gorila de 1955 - Las posiciones del trotskismo - Nahuel Moreno - Textos de 1955/56
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Debate en el FIT-U / ¿Apoyar al pueblo ucraniano es estar con la OTAN?

Debate en el FIT-U / ¿Apoyar al pu…

11 May 2022 El Socialista N° 534

“Fuimos a Ucrania a apoyar la resistencia”

“Fuimos a Ucrania a apoyar la res…

11 May 2022 El Socialista N° 534

Diputado Giordano viajó a Ucrania “Fuimos a Kiev para apoyar a la resistencia”

Diputado Giordano viajó a Ucrania …

16 May 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Victor Muller: adiós a un compañero de la vieja guardia

Victor Muller: adiós a un compañe…

24 May 2022 El Socialista N° 535