Print this page

Murió Etchecolatz / ¡Cárcel común a todos los genocidas y cómplices civiles! Destacado

Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad

Etchecolatz fue un genocida siniestro. Hasta su propia hija lo describió como "un monstruo" y se cambió de apellido. Murió en la cárcel condenado a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad como parte de un genocidio. Si hubiera justicia, éste tendría que ser el destino de todos estos criminales. Sin embargo muchos están en libertad (7 de cada 10 genocidas condenados gozan de prisiones domiciliarias).

Etchecolaz fue director de Investigaciones de la Policía Bonaerense y mano derecha del general Camps. Fue quien coordinó los “grupos de tareas” fascistas y los centros clandestinos de detención que tenía a su cargo concentraron la mayor parte de las y los detenidos desaparecidos.

Entre los crímenes por los que fue condenado está el secuestro y asesinato de estudiantes secundarios que reclamaban el boleto estudiantil conocido como la "Noche de los Lápices". Y murió impune por la segunda desaparición de Jorge Julio López en 2006, del cual el actual ministro peronista Aníbal Fernández dijo que “López podría estar tomando mate con su tía”, encubriendo la responsabilidad de las bandas ligadas a Etchecolatz.

Etchecolatz fue beneficiado por la Ley Obediencia Debida del “demócrata” Alfonsín en los años 80´ y luego condenado cuando la misma se anuló por la movilización popular en 2006. En 2017 fue beneficiado con la prisión domiciliaria en el Bosque Peralta Ramos, Mar del Plata, repudio popular que logró revocar la sentencia volviendo a la cárcel de Ezeiza. Recordemos la negación de los 30.000 por parte del gobierno macrista o la reivindicación de la dictadura por el neofascista Milei.

Etchecolatz murió a los 93 años en cárcel común. Lo mismo le ocurrió a Jorge Rafael Videla, jefe máximo de la dictadura genocida de 1976. Fruto de la lucha popular, no de los gobiernos de turno. Impunidad de ayer y de hoy por la que cada 24 de marzo marchamos de manera independiente con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia.

Seguiremos luchando por cárcel común para todos los genocidas y sus cómplices civiles, grandes empresarios, multinacionales, políticos patronales, la cúpula de la Iglesia que bendecía a los genocidas. Y contra las consecuencias nefastas del plan económico que viene de la dictadura, centralmente con una deuda externa usurera y fraudulenta. Por eso vamos a marchar el próximo 9 de Julio a Plaza de Mayo con el Frente de Izquierda Unidad junto a decenas de organizaciones para repudiar el ajuste del gobierno y el FMI y por la Segunda y definitiva Independencia.

Desde Izquierda Socialista seguiremos ese camino de lucha, convencidos que la salida de fondo para terminar con la impunidad y el saqueo capitalista vendrá de la mano de un gobierno de las y los trabajadores y una Argentina Socialista.