May 24, 2022 Last Updated 7:06 PM, May 24, 2022

Izquierda Socialista

Escribe Guido Poletti

Los aumentos de los servicios públicos arrancaron con todo. Ahora, otra vez, subirá la luz. Y se anunciaron nuevos incrementos para el gas. Tenemos que parar estos tarifazos y dar una salida de fondo: reestatizar las privatizadas bajo gestión de los trabajadores y usuarios.

Este mes empieza a regir un nuevo aumento en la tarifa eléctrica, de 14%, que, sumado al 26% del mes pasado, da un total desde principios de año de 32% promedio. Lo peor es que todavía quedan dos incrementos más (en mayo y agosto), ya que el objetivo del gobierno es subirla un 55 por ciento.

También se realizó la audiencia pública para autorizar el aumento de la tarifa del gas. Recordemos que, cada vez más, las llamadas “audiencias públicas” son instancias puramente formales para cumplir con la ley, en las que no importan las denuncias que hacen distintas organizaciones de usuarios sobre los abusos y lo arbitrario de los aumentos. En lo concreto, una vez más, el gobierno autorizó una nueva suba que regirá desde el mes de abril, de 35% promedio.

Digamos de paso que no serán los únicos aumentos. El 15 de marzo vuelven a subir nuevamente los pasajes de los colectivos del área de Capital y Gran Buenos Aires, así como también de los trenes metropolitanos. También se autorizaron incrementos de la telefonía celular y otra vez hubo un alza en el precio los combustibles. Si a eso le sumamos las subas de precios de los alimentos (en febrero se fue a las nubes la carne) y otros productos de la canasta familiar, a nadie le sorprenderá que a la inflación de enero, que resultó de 2,9%, le sigue una superior en febrero (entre 3,5% y 4%) y otro tanto en marzo, terminando el primer trimestre con un incremento de precios cercano a 10 por ciento.

La realidad es que las tarifas ya se comen en muchos casos entre el 15% y el 20% de los salarios, y mucho más de las jubilaciones. Ya son miles los que afrontan cortes de servicios simplemente por no tener cómo pagar las facturas. O las anécdotas de los que ni siquiera se animan a prender un artefacto por miedo a lo que le vendrá en la cuenta.

Mientras tanto, las empresas privatizadas siguen burlándose de nosotros. Continúan sin invertir un peso y brindando servicios pésimos. Hace veinticinco años que vienen saqueando al país. Primero se llenaron los bolsillos con las tarifas dolarizadas del menemismo, luego con los subsidios del kirchnerismo y ahora con los tarifazos de Macri. Hay que retrotraer todos estos aumentos que saquean el bolsillo de los trabajadores. Pero, a la vez, tenemos que pelear por una solución definitiva: hay que rescindir ya mismo todos los contratos de privatización, reestatizar las empresas y ponerlas a funcionar bajo gestión de sus propios trabajadores y usuarios. Esta es la única solución para tener tarifas sociales para quienes las necesiten y servicios con la calidad correspondiente. Desde Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda, a la vez que llamamos a seguirnos movilizando contra los tarifazos, te invitamos a que nos acompañes a pelear por esta salida de fondo.


El escándalo del “diputrucho” ¿Qué pasó cuando se privatizó el gas?

El peronismo realizó una audiencia pública alternativa contra el tarifazo del gas en la que participaron diputados e intendentes. Busca así despegarse de la bronca creciente ante los nuevos incrementos. Claro que, en todos estos años, los distintos bloques peronistas nunca plantearon una salida de fondo, como tampoco lo hicieron durante los doce años en que gobernó el kirchnerismo, que respetó a rajatabla la privatización del servicio que implementó el menemismo.

Recordemos que la aprobación de la privatización de la entonces Gas del Estado fue llevada adelante por el peronismo en medio de una sesión escandalosa en 1992, en la que incluso recurrieron a sentar cinco diputados truchos para simular que tenían quórum, intrusos que incluso “votaron” a favor de la ley. Uno de ellos, Juan Abraham Kenan, fue descubierto por un periodista y ahí se generó el escándalo. Kenan era asesor del diputado peronista Julio Samid. Los otros “diputruchos” también eran asesores de diputados peronistas, entre ellos uno que trabajaba con Felipe Solá.

Tags

Escribe Gabriel Massa

El 1° de marzo volvieron a concentrarse las y los enfermeros de los hospitales de la CABA, en su lucha por el pase a la carrera profesional. Frente a la Legislatura de la Ciudad hubo un vibrante acto en el que hablaron referentes de distintos hospitales nucleados en la Interhospitalaria. Varias columnas de compañeros, incluyendo la de ATE, no pudieron acercarse por las vallas policiales.

Por su lado, la burocracia de Sutecba firmó con el Gobierno de la Ciudad un acuerdo paritario en el que se establece una carrera paralela para enfermeros y técnicos con algunas pequeñas concesiones, pero manteniéndolos en el escalafón general. Exactamente lo contrario de lo que Enfermería quiere. Esto provocó gran indignación entre los trabajadores.

Es necesario que esta bronca se canalice en un plan de lucha unitario, votado a través de asambleas de los hospitales. Los referentes de los hospitales deben llevar los mandatos de sus bases a la instancia de coordinación, que es hoy en día la Interhospitalaria. Los trabajadores de la salud de Izquierda Socialista/FIT continuamos apoyando esta lucha junto a nuestra diputada Laura Marrone, quien ha puesto su banca en la Legislatura a disposición de las y los enfermeros.

Tags

El domingo 3 de marzo se fue, llevándose un montón de experiencia y tradición partidaria, Carlos Freites Bazán. El Negro Freites para nosotros. Una fulminante enfermedad terminó con su vida. Convencido de la necesidad de construir el partido revolucionario y nuestra internacional, había ingresado a principios de la década del 70 a nuestro glorioso PST, desde allí contribuyó a atravesar los peligros y horrores de una de las más sangrientas dictaduras de nuestra historia. En esa larguísima trayectoria se formó como un sólido cuadro político de la regional Córdoba y también como un reconocido dirigente sindical de los estatales cordobeses, enfrentando consecuentemente a la patronal y a la burocracia sindical peronista de todo pelaje desde su lugar de empleado público en el Ministerio de Desarrollo Social. Aunque, como dijera nuestra compañera Liliana Olivero en su discurso de despedida de sus restos, él fue un “Carlos sin fronteras”, porque la solidaridad de clase con la que se había formado trascendió largamente su ámbito laboral. Hecho que fue reivindicado por sus compañeros de trabajo y de otros partidos políticos que se hicieron presentes en su funeral.

El homenaje de Izquierda Socialista, cuyas banderas adornaban su ataúd, reunió junto a sus familiares a gran cantidad de compañeros de varias generaciones que escucharon conmovidos los discursos y las estrofas de nuestra Internacional. El gran vacío que Carlos deja quedó reflejado en el pedido de una joven militante, referido a las compañeras y compañeros de más trayectoria y experiencia: “Por favor, ustedes cuídense que son la nafta que alimenta a nuestra juventud”. El compromiso fue poner un poquito más de cada uno de los militantes para cubrir ese vacío.

Durante más de cuarenta años Carlos levantó las banderas del leninismo, del trotskismo y el morenismo. ¡Esas son las banderas que fuimos a recoger a su homenaje, para levantarlas bien alto y llevarlas al triunfo del socialismo con democracia obrera!

Por eso entre esas cuatro paredes resonó tan fuerte nuestro grito de guerra permanente: ¡compañero Carlos Freites hasta el socialismo siempre!

Tags

Escribe José Castillo

Todos los días, con miles de compañeros en fábricas, oficinas o colegios compartimos el odio y la pelea contra Macri. Pero a muchos de ellos, cuando les decimos que la verdadera opción viene por izquierda, nos responden que “con Cristina estábamos mejor”. ¿Es realmente una salida volver a Cristina y al peronismo?

Si comparamos con el desastre actual de Macri, sí podría decirse que “estábamos mejor”. Pero otra cosa muy distinta es creer que los trabajadores estábamos bien con Cristina y su gobierno. No. El gobierno de Cristina también atacó el nivel de vida de la clase trabajadora y de los sectores populares. Veamos los hechos de su gobierno.

No nos tenemos que olvidar cuando peleábamos contra el impuesto al salario, que cada día se comía más de nuestros sueldos. Las luchas que teníamos que dar todos los años para romper los techos salariales, cuando nos mentían con los falsos números del Indec para justificar que “no había inflación” y desde ahí negarse a reconocer lo que habíamos perdido del costo de vida. Los compañeros docentes deben acordarse que todos los años tenían que hacer paros, igual que ahora, para que les reconocieran aumentos salariales. ¡Si fue la propia Cristina la que en un discurso atacó a los maestros por tener “tres meses de vacaciones”! También sufrieron despidos y represión los que lucharon contra ellos: le pasó a los trabajadores de Kraft-Terrabusi, a los del Casino o los de la línea 60, por citar solo algunos casos.

Es que el kirchnerismo, más allá de su discurso “nacional y popular”, no hizo ningún cambio de fondo. No tocó a las empresas de servicios públicos privatizadas de energía, las dejó continuar sin invertir un peso, brindando pésimos servicios y llenándolas de subsidios para garantizarles sus ganancias. Así dejó el terreno servido en bandeja para que Macri llegara y desatara la ola de tarifazos. El peronismo kirchnerista dice que “nos desendeudó”. ¡Eso es mentira! Fueron “pagadores seriales” (la expresión es de la propia Cristina): pagaron en efectivo 200.000 millones de dólares, pero cuando terminó su mandato debíamos más que cuando habían comenzado.

El kirchnerismo hizo todo tipo de negociados con corruptos como Boudou, De Vido, Cristóbal López o Lázaro Báez. Tenemos que ser claros en esto: robar al pueblo la plata que debería haber ido a salud o educación y pagar coimas a los empresarios no es favorecer a los trabajadores. Lleva incluso a situaciones trágicas, donde la corrupción mata, como sucedió con la masacre de Once, con 51 víctimas. Un gobierno que sostuvo a un corrupto como Cirigliano pese a las denuncias que hacían los propios trabajadores ferroviarios del Sarmiento.

Pero el peronismo, y el kirchnerismo como parte de él, no solo no son salida por todo esto. También son responsables del actual ajuste. Todos los gobernadores lo ejecutan. Incluso, una de los mejores alumnas del ajuste de Macri y el FMI es la propia Alicia Kirchner en la provincia de Santa Cruz, donde estatales y docentes sufren como nadie los congelamientos salariales.

Algún compañero, después de escuchar todo esto, puede pensar: “Es cierto, pero si vuelven al menos van a repartir algo, no vamos a estar tan mal como con Macri”. Lamentablemente no será así: todos los referentes del peronismo, incluyendo los kirchneristas, afirman que “no se puede romper con el FMI”, que hay que reestructurar el acuerdo con el Fondo y seguir pagando la deuda externa. Así lo dijeron textualmente tanto Agustín Rossi como, más recientemente, Axel Kicillof. ¡Como si el FMI alguna vez, en algún lugar del mundo, permitiera seguir bajo su batuta pero hacer un plan “progresista”! En los próximos tres años vencen 150.000 millones de dólares de deuda externa, incluyendo los 50.000 del FMI que habrá que devolver. Decir que se podrá hacer una política de “redistribución de la riqueza” y seguir pagando la deuda y aceptando los dictados del Fondo es una vulgar mentira.

Esta es la realidad: votar a Cristina o las otras variantes del peronismo “para sacar a Macri” no será ninguna salida para el pueblo trabajador. Si ganan, no harán otra cosa que continuar con el ajuste. Es lo que se deduce de sus propios planteos. Por eso, compañero lector, mientras seguimos peleando día a día contra Macri y las consecuencias terribles del ajuste, te invitamos a que sigamos reflexionando juntos. Seguramente estaremos de acuerdo en que necesitamos un programa de emergencia que aumente los salarios rápidamente hasta que nadie gane menos que la canasta familiar, que le dé el 82% móvil a los jubilados, que ponga plata para mejorar la educación y la salud pública, que pare las suspensiones y despidos, que cree trabajo para terminar con la desocupación. Para ponerlo en práctica es absolutamente indispensable romper con el FMI y dejar de pagar inmediatamente la deuda externa. Así aparecerá la plata para resolver las más urgentes necesidades populares. De la misma manera que para terminar con los tarifazos hay que reestatizar las privatizadas y ponerlas a funcionar bajo gestión de los trabajadores y usuarios. Pero esa salida solo la propone la izquierda. No el peronismo kirchnerista ni otra variante del PJ. Por eso te invitamos a que te sumes y nos ayudes a fortalecer el Frente de Izquierda.


Cristina convoca a los evangélicos: Llamado a armar el “peronismo celeste”

Tenemos que decir que la noticia no nos sorprende. Ya hacia fines del año pasado la ex presidenta había explicado que había que armar un gran frente “anti-Macri” en el que cabían tanto “los pañuelos verdes como los pañuelos celestes”. La expresión había generado en su momento un repudio hasta en muchos de los propios asistentes a ese acto, y por supuesto mucho más entre el propio movimiento de mujeres.
Pero ahora Cristina no se quedó en palabras. Directamente convocó a los pastores evangélicos a conformar el “peronismo celeste”. Uno de los referentes de este espacio es Gustavo Legname, quien venía trabajando con Juan Zabaleta, intendente de Hurlingham, que tras un paso por las filas de Florencio Randazzo volvió al espacio kirchnerista. Legname es la cabeza del núcleo evangélico que se reunirá con Cristina en el Instituto Patria con el objeto de organizar un espacio que incluya a los sectores que militaron activamente contra la legalización del aborto.
Cristina, con esta decisión, se posiciona claramente contra la marea verde. Con la excusa de “sumar a todos”, ahora también le da un espacio específico a los antiabortistas. Gravísimo. Una manifestación muy clara de por qué el peronismo kirchnerista no es salida.

Tags

Escribe Guillermo Sánchez Porta

Si hay algún lugar donde el doble discurso del kirchnerismo se desnuda fácilmente, es en Santa Cruz, donde gobierna sin intermediarios. Allí la gobernadora Alicia Kirchner (“kirchnerista pura”) no se diferencia en nada con la política de Macri o de Vidal. Alicia adhirió a la rebaja de impuestos y retenciones provinciales a las multinacionales mineras, petroleras y gasíferas que explotan los recursos santacruceños. La salud pública está abandonada. Y su política hacia la docencia y la educación pública es la más agresiva del país. Paga los salarios mensuales en cuotas, ofrece un 0% (¡cero!) de aumento salarial e incorporó el “presentismo”, sumando 3 puntos a los carneros en el puntaje docente para tomar cargos. ¡Mientras en todo el país los dirigentes kirchneristas repudian cualquier presentismo en Santa Cruz lo imponen!

Ante el llamado del gremio docente Adosac a no iniciar las clases (como convocan Baradel y Alesso de Ctera a nivel nacional), el gobierno y su agrupación Kolina sacaron un comunicado que sostiene que “repudiamos a los docentes que se pliegan a las medidas de fuerza”, “sin alumnos no existe escuela”, “no al abandono pedagógico”.

A la hora de gobernar contra los trabajadores no hay diferencias entre Cambiemos y el kirchnerismo. 

Tags
Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
¿Por qué Fidel negocia en secreto con Reagan? (1982)
Después del Cordobazo - Textos de Nahuel Moreno y del PRT-La Verdad
El Partido y la Revolución - Nahuel Moreno - 1973
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Debate en el FIT-U / ¿Apoyar al pueblo ucraniano es estar con la OTAN?

Debate en el FIT-U / ¿Apoyar al pu…

11 May 2022 El Socialista N° 534

“Fuimos a Ucrania a apoyar la resistencia”

“Fuimos a Ucrania a apoyar la res…

11 May 2022 El Socialista N° 534

Diputado Giordano viajó a Ucrania “Fuimos a Kiev para apoyar a la resistencia”

Diputado Giordano viajó a Ucrania …

16 May 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Lo que vimos en Kiev

Lo que vimos en Kiev

11 May 2022 El Socialista N° 534