Sep 27, 2021 Last Updated 5:00 PM, Sep 27, 2021

En el empobrecido Haití, bajo ocupación de fuerzas militares de la ONU, con una mayoría en la extrema miseria, se destapó un escándalo de corrupción. Desde 2006 Venezuela entregaba petróleo subsidiado a través de la empresa Petrocaribe, del cual se beneficiaron grandes empresas y la corrupción oficial, pero no el pueblo. Una masiva protesta el 17 de octubre fue reprimida con un costo de dos asesinados y decenas de heridos. El presidente, Jovenel Moïse, tuvo que huir apedreado por los manifestantes mientras intentaba dar un discurso ante un monumento de Dessalines. Están previstas nuevas protestas en próximos días.

La UIT (CI) junto a dirigentes obreros, populares y de izquierda inició una campaña de solidaridad y difusión de la lucha del pueblo haitiano.

Reproducimos nota de nuestro partido hermano brasilero, la Corriente Socialista de los Trabajadores (CST), integrante del PSOL (Partido Socialismo y Libertad), del 29 de octubre de 2018.

La segunda vuelta de las elecciones terminó con la victoria del capitán Jair Bolsonaro, que capitalizó el descontento generalizado contra el PT, los partidos tradicionales y la crisis económica, defendiendo un proyecto conservador y reaccionario.

Tanto es así que la noche del domingo el presidente electo y su equipo anunciaron una serie de medidas de ajuste fiscal, como la reforma previsional y privatizaciones. También habló en términos antidemocráticos contra la izquierda que se opone a él.

Con Bolsonaro triunfa un proyecto de gobierno capitalista, ultra reaccionario. En su campaña nunca dejó de reivindicar la dictadura, atacó las libertades democráticas y los derechos de las minorías. Es por esto que durante el proceso electoral hubo un movimiento de oposición a Bolsonaro del que participamos junto con el conjunto de la izquierda.

Desgraciadamente, una gran parte de los trabajadores y sectores populares votó a Bolsonaro. Este voto equivocado sólo se explica por el justificado odio de millones de trabajadores al PT, Lula y Dilma. Ellos desprestigiaron el nombre de la izquierda y del socialismo gobernando para los de arriba, las multinacionales y los banqueros. Un amplio sector votó esta opción de derecha para evitar que el PT volviera a gobernar el país. Los trabajadores tienen en sus cabezas la corrupción, los efectos de las medidas de ajuste fiscal y el crecimiento del desempleo. El PT representa la falsa izquierda que gobernó contra el salario y los derechos de los trabajadores. Este equivocado voto también se explica por la bronca contra los viejos partidos patronales tradicionales y por eso, además del PT, votaron contra el PSDB y el PMDB. Eligieron a Bolsonaro creyendo que habrá un cambio, pero la realidad es que se equivocaron.

Nosotros también somos fuertes críticos del PT, pero aun así votamos a la lista 13 contra Bolsonaro. Durante la elección explicamos que el voto a Bolsonaro era profundamente equivocado. Sabemos que muchos trabajadores no estuvieron de acuerdo con lo que hablamos durante la elección. Pero ahora que se avecinan nuevos ataques contra nuestros derechos necesitamos unirnos para defender nuestras conquistas independientes de lo que cada uno votó.

Bolsonaro no va a solucionar ningún problema del pueblo

Bolsonaro lleva casi 30 años en el parlamento. Durante la mayor parte de sus largos mandatos estuvo en el PP de Maluf, uno de los partidos más corruptos del país. En los últimos dos años sostuvo el gobierno de Temer y apoyó sus medidas antipopulares. Las propuestas de militarización de la seguridad pública fallaron miserablemente en Río de Janeiro. La intervención federal de las fuerzas armadas, que cuesta una fortuna, no resolvió la inseguridad y aumentó la violencia contra la población negra, las favelas y las periferias.

Por otro lado, queremos discutir que es imposible generar empleo aplicando el ajuste fiscal que afecta a las áreas sociales y avanzando en las privatizaciones. Bolsonaro finge que es nacionalista, pero tiene una política entreguista hacia los EE.UU. Su futuro ministro de economía realizará privatizaciones para beneficiar a empresas extranjeras. No por casualidad Bolsonaro recibió una llamada de Donald Trump el pasado domingo y mantiene relaciones de amistad con el Estado sionista de Israel, al que hace permanente apología. Bolsonaro defiende la dictadura del ´64, momentos en los que no había libertad de opinión y manifestación. En consecuencia, apoyó la intervención arbitraria de la policía y la Justicia contra los estudiantes, violando la libertad de libre manifestación y la autonomía de las universidades en plena elección. Además, Bolsonaro habla de perseguir a opositores y periódicos que no comulgan con sus propuestas reaccionarias. Todo esto tiene una explicación, es que en Brasil triunfó la extrema derecha, compuesta por generales provenientes de la dictadura del 64´, empresarios ultraliberales e innumerables líderes conservadores, entre ellos algunos dirigentes religiosos, que están en contra de los derechos de los sectores explotados y oprimidos, estimulando ataques contra las minorías.

Desde nuestro punto de vista la causa principal del desencanto que lleva a sectores obreros y populares a votar un proyecto ultraconservador es la quiebra del proyecto del PT y sus alianzas con los patrones. El retroceso político e ideológico al que asistimos es fruto de los trece años de gestión petista, durante los cuales Lula presentó enemigos históricos de la clase trabajadora, de las mujeres, de la población negra, de LGBTs, como si fueran “aliados progresistas”, dentro de su proyecto “democrático y popular” con la burguesía y el imperialismo.

¡La lucha tiene que seguir en las calles!

En la segunda vuelta se produjo una amplia movilización espontánea de mujeres, estudiantes, artistas, profesores y servidores en defensa de nuestros derechos y libertades democráticas. Ahora será necesario fortalecer ese movimiento: ¡hay que continuar con la movilización para convertir llenar las calles contra Bolsonaro!

Es necesario impulsar la más amplia unidad de acción para enfrentar estos ataques. Empezando por unificar a los sindicatos, DCE, movimientos populares bajo un plan de lucha común, fortaleciendo los actos de las mujeres y de la juventud que ya están en curso. Para esto, un primer paso es agrupar la CUT, CTB, UNE, MST, MTST, CSP-Conlutas, en una jornada unificada de movilizaciones, junto con los movimientos negros y de identidades disidentes. Las centrales sindicales tienen que convocar asambleas de base y plenarios estatales para enfrentar el ajuste fiscal, construyendo un plan de lucha nacional contra la política reaccionaria de Bolsonaro.

Al mismo tiempo que luchamos contra la extrema derecha y sus aliados, necesitamos organizar una alternativa política de izquierda que supere los errores del lulismo. Creemos que el PSOL, PCB y PSTU deben realizar una gran reunión nacional para debatir cómo intervenir en esas luchas y construir un programa de emergencia para el país. Porque lo que necesitamos es la construcción de una alternativa de izquierda que luche contra los patrones, los gobiernos subordinados al imperialismo norteamericano, la corrupción y que defienda el interés de la clase obrera y del pueblo.

Los trabajadores del metro (subte) de San Pablo están entre los más combativos y politizados. En plena crisis política y crecimiento electoral del fascista Bolsonaro, eligieron en la Línea 2 una conducción de izquierda preparándose para la lucha. De los cinco titulares, encabezados por la compañera Priscila, cuatro son de la CST/PSOL (Corriente Socialista de los Trabajadores en el Partido Socialismo y Libertad, organización de la UIT-CI), otra compañera es del PSTU, y finalmente, los suplentes, son una compañera del MRT (vinculada al PTS Argentina) y un compañero del MES (también del PSOL).

http://cstpsol.com/home/

Escribe Javier Leonforte, dirigente de Izquierda Socialista/ UIT-CI, desde Lima

Jorge Muñoz, por Acción Popular (partido del ex presidente Belaúnde) es el nuevo alcalde de Lima electo con el 36% de los votos. En solo quince días Muñoz creció de un 4% en las encuestas hasta ganar la elección, desplazando a los tres candidatos que encabezaron todos los sondeos previos. ¿Qué sucedió? Reggiardo se negó a ir al primer debate, fue identificado como el candidato del fujimorismo y terminó con 8%. Belmont resultó muy golpeado en el segundo debate por nuestro candidato Enrique Fernández Chacón, que lo denunció por cambiar varias veces de partido y por estafar financieramente a 70.000 peruanos, dejándolo knock out y retrocediendo a 3,8%. Finalmente Urresti, que fue absuelto por la Justicia por la acusación de asesinar a un periodista y está procesado por la violación de una campesina, terminó cayendo al segundo lugar con 19%. Ese repudio popular contra los tres principales candidatos en las urnas fue capitalizado por Muñoz, alcalde de Miraflores, la zona más rica de Lima, alentado por el diario El Comercio y los canales 4 y 8 de la TV, como el voto útil, el “mal menor” contra Reggiardo, Belmont y Urresti.

Miles de trabajadores que expresaron en la campaña su simpatía por Fernández Chacón, tanto en las calles como en las redes sociales, terminaron votando a Muñoz, a quien denunciamos como el “plan B” de los poderosos que manejan el país, como el candidato de Odebrecht. Luego del triunfo, Muñoz fue a reunirse con el presidente Vizcarra, que anunció un referéndum nacional para el 9 de diciembre. Frente al cuestionamiento generalizado a todos los políticos patronales, al parlamento y a la Justicia, intentan una reforma política “desde arriba” con la vieja trampa de “cambiar algo para que nada cambie”. Incluso la Justicia acaba de anular el indulto a Fujimori, que volvió a ser encarcelado.

Desde UNIOS en el Frente Amplio denunciamos como trucho el referéndum y llamamos a luchar por una Asamblea Constituyente libre y soberana para terminar con el régimen fujimorista y su constitución de 1993, en el camino de pelear por un gobierno de los trabajadores, los pobres y los pueblos originarios para expulsar a las multinacionales, romper con el imperialismo y abrir paso a resolver los grandes problemas económicos y sociales de las masas peruanas.

Con una campaña austera, pero muy intensa, Enrique se destacó por su trayectoria obrera y socialista en el debate de candidatos entre los veinte que se postulaban, realizando fuertes denuncias contra los políticos patronales involucrados en escándalos de corrupción y responsables de la miseria social en la que “sobreviven” las masas. Con su candidatura obtuvimos 78.000 votos, un 1,6%, superando al otro candidato “de izquierda”, que fue funcionario de la ex alcaldesa Susana Villarán, hoy también investigada por recibir 3 millones de dólares de Odebrecht.

El crecimiento de la figura de Enrique, con fuerte impacto mediático, está basado en que desde UNIOS y la UIT-CI siempre mantuvimos nuestra independencia política de clase con duras críticas a la vieja izquierda burocrática y reformista que apoyó a los ex presidentes Toledo y Ollanta Humala, a la ex alcaldesa Villarán en Lima y ahora votaron desde Nuevo Perú la confianza en el parlamento al gobierno burgués de Vizcarra. La sección peruana de la UIT-CI, UNIOS tendencia interna del Frente Amplio, sale fortalecida con nuevos militantes y simpatizantes y tiene en Enrique “Cochero” Fernández Chacón a un destacado dirigente, reconocido por amplias franjas de los trabajadores y el pueblo, que seguirá dando pelea contra los gobiernos patronales y el capitalismo.

Las elecciones en Brasil fueron un verdadero tsunami en favor de Bolsonaro y su pequeño partido, el PSL (Partido Social Liberal) que ganaron el primer turno con 46 % de los votos, contra 29% del petista Fernando Haddad. El 28 de octubre será la segunda vuelta y todo indica que habrá una gran polarización. En cuanto a eso, el movimiento de mujeres prepara un segundo acto de #ELENÃO para el día 20.

En una elección donde primó el rechazo a los partidos tradicionales, parte importante de los votos de Bolsonaro provienen de trabajadores y sectores populares que expresaron de esa forma su odio al desastre económico y social de Dilma, a la corrupción del PT y a los viejos políticos. Estos sectores creen, equivocadamente, que Bolsonaro va a resolver los problemas de seguridad y de corrupción. Pero Bolsonaro es un político profesional con casi 30 años de parlamento, que apoyó al corrupto gobierno Temer y votó las medidas que quitan derechos de los trabajadores y el pueblo. Consecuente con esto, está armando su equipo económico, encabezado por el neoliberal Paulo Guedes, con ejecutivos del sector privado que actúan en bancos, sectores de telecomunicaciones y fondos de inversión.

Por eso Bolsonaro es hoy la opción de la gran burguesía, del agronegocio y del capital financiero. Los “mercados” afirman que Bolsonaro está “más inclinado a promover las reformas consideradas necesarias”.  También pasó a ser la opción de los militares, que comienzan a apostar en este capitán retirado para ocupar altos cargos de gobierno. Van a intentar aplicar con mano de hierro el ajuste fiscal, colocando militares en puestos claves para reprimir las huelgas y protestas sociales. Varios generales oriundos de la dictadura militar del ’64, que en principio lo miraban con desconfianza, acabaron incorporándose a su equipo para aplicar la propuesta de “ley y orden” defendida por Bolsonaro, que no es otra cosa que la criminalización de la protesta. Este proyecto debe ser derrotado en las calles y en las urnas!

No tenemos ninguna ilusión en el PT y siempre fuimos oposición de izquierda a Lula\Dilma
Del otro lado estará Haddad, representando el proyecto del PT. Nuestra corriente fue expulsada del PT por votar contra la reforma de las jubilaciones de Lula, denunciar su traición de clase, su integración a la corrupción sistémica, sus alianzas con políticos reaccionarios y fundamentalistas evangélicos y hasta con la cúpula militar (algunos de los generales de Bolsonaro fueron aliados del PT en la invasión a Haití y en la represión de huelgas).
El PT tiene una gran responsabilidad por este giro electoral a la derecha. Es la causa principal del desencanto y la desesperación que lleva a sectores obreros y populares a votar un proyecto ultraconservador. Ese retroceso político e ideológico a nivel electoral, es fruto de los últimos gobiernos del PT, cuando Lula presentó a enemigos históricos de la clase como “aliados progresistas” de su proyecto “democrático y popular” junto a la burguesía y el imperialismo. Boicoteó las huelgas generales contra Temer, intentó un “gran acuerdo” con los corruptos, se alió en estas elecciones con el PMDB de Temer en numerosos estados y su candidato, Haddad, intenta, sin éxito hasta ahora, ser la opción preferencial de los “mercados”.

#ELENÃO: ¡Ningún voto a Bolsonaro! Voto crítico a Haddad y Manuela

Sin embargo, hay mucho en juego en esta segunda vuelta. El capitán Bolsonaro, el general Mourão, los militares torturadores del ’64, los ultraneoliberales, los ruralistas, los pistoleros del campo, los parásitos de la Bolsa de Valores y todos los patrones comprometidos con este proyecto son enemigos del pueblo trabajador y deben ser derrotados. No es una tarea fácil, pero es posible revertir este resultado. La clase trabajadora está entera y ha dado sobradas pruebas de disposición para luchar. Vamos a seguir como parte del movimiento #ELENÃO y llenar las calles el día 20 como parte de la lucha  para derrotar a Bolsonaro.

Junto con eso, llamamos a votar críticamente a Haddad-Manuela para derrotar a Bolsonaro en esta segunda vuelta, con las diferencias y las críticas que siempre manifestamos. No tenemos, por estas razones, ninguna responsabilidad con esta lista y mantenemos nuestra independencia política.
Sabemos que muchos trabajadores y jóvenes no aceptan votar al PT de ninguna forma. A esos compañeros los llamamos a no votar a Bolsonaro para impedir el triunfo de este proyecto ultrarreaccionario y autoritario.

Vamos a fortalecer la batalla en las calles, construyendo el movimiento #ELENÃO para el día 20 con la más amplia unidad. Vemos necesario que los sindicatos combativos, las centrales sindicales, el movimiento estudiantil y los partidos de izquierda democráticos y se sumen a esta batalla para derrotar a Bolsonaro.

Extractos de la declaración de la CST, Corriente Socialista de los Trabajadores/Tendencia Interna del Psol 9/10/2018

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa