Jun 23, 2021 Last Updated 8:39 AM, Jun 23, 2021

El gobierno llegó a un acuerdo con el Club de París teniendo que desembolsar otros u$s 430 millones. “Esa plata debería ir a combatir la pandemia, no a los usureros internacionales. Es vergonzoso”, denunció el diputado JCG...

Juan Carlos Giordano, diputado nacional por Izquierda Socialista - FITU, señaló: “Otro pago de deuda externa. Otra fuga de dinero millonario para los usureros internacionales mientras el gobierno dice que “prioriza a los más vulnerables. ¿A quién se le está pagando? Al Club de París conformado por países imperialistas (Francia, Alemania, Israel, Japón, Rusia, Reino Unido, Estados Unidos, entre otros) creado para cobrar las deudas a los países dependientes. Pero son falsas deudas originadas en plena dictadura militar. Encima Kicillof durante el gobierno de Cristina Fernández aceptó que esa deuda se incrementara de 6.000 a 9.000 millones de dólares”.

Giordano prosiguió: “Este pago se suma a los 7.100 millones de dólares que ya se dispusieron desde que el gobierno asumió. Ya hay un ajuste para pagar la deuda (que el gobierno niega). Lo prueba la movilidad jubilatoria a la baja que le permitió al gobierno recortar 2.800 millones de dólares y la eliminación del IFE.”

Giordano finalizó: “¿Qué van a decir los políticos ligados al peronismo kirchnerista y los dirigentes sindicales de la CGT y CTA que firmaron la Proclama del 25 de Mayo diciendo que Argentina debía “impulsar la suspensión de los pagos por capital e intereses con el FMI y el Club de París mientras se extienda la emergencia sanitaria”? Esperemos que repudien este nuevo paso entreguista y hagan algo. Eso es lo que le venimos reclamando. Desde Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda Unidad llamamos a repudiar este nuevo pago y a luchar en las calles y en las elecciones para que esa plata vaya a salario y trabajo, no para los delincuentes de guante blanco del Club de París, los bonistas y el FMI”.

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Facebook: Juan Carlos Giordano
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

Este lunes 14 de junio a las 11 hs se llevará a cabo un acto de repudio frente a la Embajada de Venezuela en Argentina (Avenida Luis María Campos, 170, CABA). Está convocado por distintas organizaciones de izquierda. Estarán presentess la diputada y diputado nacionales Mónica Schlotthauer y Juan Carlos Giordano de Izquierda Socialista en el FIT-U, entre otros.

 

La justicia controlada por el gobierno de Nicolás Maduro condenó el pasado 8 de junio a 15 años de prisión al obrero y preso político Rodney Álvarez, de la empresa Ferrominera del Orinoco. Lo hizo sin ninguna prueba sobre su supuesta culpabilidad.

 

Rodney Alvarez es acusado falsamente por el asesinato de Renny Rojas en una asamblea laboral de Ferrominera del Orinoco el 9 de junio de 2010. Pero de esa muerte es culpable Héctor Maicán, quien disparó y fue visto y grabado por las cámaras de seguridad.

Alvarez estuvo detenido durante 10 años sin sentencia mediante un juicio irregular, donde se violaron el derecho de defensa y el debido proceso, y ahora lo sentenciaron definitivamente.

 

La condena se dio días después que lo culpara el burócrata sindical del gobierno, Carlos López, en una audiencia judicial sin la presencia del abogado principal de Alvarez (enfermo de Covid) y donde a su segundo abogado no se le permitió exponer sus alegatos.

Rodney Álvarez se encuentra preso desde el 11 de junio de 2010 por un montaje judicial organizado por el antiguo gobernador del estado Bolívar, General Francisco Rangel Gómez; el actual Ministro del Trabajo, José Ramón Rivero; y la burocracia sindical del gobierno de Chávez. Lo responsabilizaron de un crimen que no cometió para liberar de responsabilidad a Héctor Maicán, burócrata sindical del partido de gobierno Psuv.

 

“El gobierno antiobrero y dictatorial de Maduro con la condena del preso político obrero Rodney Álvarez sigue su criminalización y persecución a las trabajadoras y trabajadores que protestan por sus reivindicaciones laborales, denuncian actos de corrupción y mantienen una militancia política con independencia de clase. El gobierno lo hace para continuar aplicando el paquetazo de ajuste contra el pueblo trabajador mientras beneficia a empresas transnacionales, a las grandes patronales locales y a la alta burocracia del Estado”, repudiaron Schlotthauer y Giordano.

 

Schlotthauer y Giordano señalaron: “Exigen también la liberación de Rodney Alvarez la OIT y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), mientras Maduro niega la existencia de presos políticos en Venezuela. Apoyamos el reclamo que hacen en Venezuela distintas organizaciones entre ellas nuestro partido hermano Partido Socialismo y Libertad (PSL) en repudio y exigiendo su libertad.”

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 11 3119-3003
Monica Schlotthauer: 11 6458-5777
Mariano Moreno (Prensa Izquierda Socialista):  1160540129

Escribe Adolfo Santos

En una reunión conjunta de las comisiones de Legislación General y Acción Social y Salud Pública y los presidentes de bloque fueron citados al Congreso algunos laboratorios para brindar detalles sobre los contratos de las vacunas. Anunciada como una “sesión histórica” para “generar transparencia”, el Frente de Todos simuló que iban a rendir cuentas. Incluso se promocionó que debían hacerlo “bajo apercibimiento de ley”. Una fantochada. AstraZeneca, por ejemplo, no concurrió y dicen que estaría citada para otra reunión informativa la semana próxima. Justo la responsable de no entregar 22 millones de dosis que prometió, a pesar de que el gobierno pagó el 60 por ciento. Y son las que se producen en Garín, una escandalosa impunidad.

El gobierno montó un pequeño show para intentar desmentir la denuncia de la oposición patronal de Juntos por el Cambio, de que el gobierno peronista no cerró contrato con Pfizer porque la farmacéutica no quiso recibir coimas. El representante de Pfizer, Nicolás Vaquer, terminó reconociendo que si no se cambia una ley ya votada “no es compatible con aspectos contractuales”. Quiere más garantías que lo eximan de cualquier responsabilidad.

El presidente de la Comisión de Salud, Pablo Yedlin, señaló: “Se está discutiendo si hace falta cambiar la ley”. Por su parte, Juntos por el Cambio presentó un proyecto para cambiar la ley, demostrando la completa sumisión a las farmacéuticas.

Lo que no hizo el CEO Vaquer, incluso por recomendación del propio presidente de la Cámara, Sergio Massa, fue responder a los interrogantes planteados por el diputado Juan Carlos Giordano, de Izquierda Socialista. Nuestro diputado le preguntó por qué se niegan a liberar las patentes de las vacunas, lo que posibilitaría una producción mundial a la altura de las circunstancias. Cuestionó la vergonzosa inequidad en el reparto, el secretismo y la confidencialidad, entre otros temas, e hizo valer que la única salida viable para vacunar a todas y a todos pasa por incautar las vacunas que se producen en Garín. De eso no se habla.

El otro laboratorio que participó fue Richmond, del empresario Marcelo Figueiras, elogiado como “salvador” por los representantes del gobierno peronista por anunciar el envasado de la Sputnik V. Y ahora promocionan otra “vacuna argentina” cuando será para un laboratorio privado que recibió fondos del Estado para tal “inversión”, en acuerdo con Rusia. ¿Y si es una estafa como la del laboratorio mAbxience, de Hugo Sigman, que produce para AstraZeneca y no para el país?

El laboratorio Richmond envasará la vacuna rusa. ¿No era que no se podían envasar en el país? Y mAbxience produce la de AstraZeneca. O sea, la vacuna se podría elaborar y envasar poniendo a todos los laboratorios, públicos y privados, a trabajar en un plan de producción masiva que el gobierno del Frente de Todos rechaza para salvar las ganancias privadas de sus empresarios amigos.

Escribe Guido Poletti

Orquestada por la Embajada de Israel en la Argentina, sigue la campaña de acusar a nuestro diputado, Juan Carlos Giordano, de “antisemita” por ejercer el derecho elemental de condenar la criminal agresión del Estado de Israel y defender al pueblo palestino. La denuncia sionista es una maniobra tan burda que siguen creciendo los repudios, tanto en nuestro país como internacionalmente.

Con sus palabras, Giordano condenó el genocidio que viene realizando el sionismo sobre el pueblo palestino desde hace décadas, con políticas racistas y de apartheid que nos hacen recordar a las que existieron en Sudáfrica hasta 1989. A nadie debería llamarle la atención. Es parte de una posición de principios de la izquierda y de nuestra corriente: estar siempre del lado del oprimido condenando al opresor.

En este marco, tenemos que ubicar la campaña lanzada por el sionismo, orquestada directamente desde la Embajada de Israel en la Argentina y reproducida inmediatamente en una serie de medios de comunicación. La campaña y su argumentación no es novedosa, cualquier crítica al sionismo, o sea al Estado de Israel, sería antisemitismo.

El planteo de acusar de “antisemita” y “nazi” a Giordano es tan banal y ridículo que no se sostiene dos segundos. Se nos acusa de antisemitas a nosotros, la izquierda trotskista, que siempre estuvimos en primera fila en la lucha contra el nazismo. Que hemos dicho, una y mil veces, que el holocausto nazi fue la mayor aberración de la historia de la humanidad. Que nos reivindicamos de una tradición, la socialista revolucionaria, con una enorme, larguísima lista, de dirigentes de origen judío, empezando por el propio Marx, siguiendo por Rosa Luxemburgo, León Trotsky, Abraham León, por citar solo algunos. Una corriente, el trotskismo, que llevó adelante, con las armas en la mano, el glorioso levantamiento del Gueto de Varsovia contra los nazis. Así, en el ZOB (Zydowska Organizacja Bojowa), Organización Judía de Combate, una de sus organizaciones más importantes la integraban los trotskistas que editaron hasta los últimos días del levantamiento el periódico Czorwony Sztandard. Abraham León, dirigente trotskista y quien produjo uno de los más importantes análisis del judaísmo desde el marxismo, fue uno de los organizadores de las redes de la resistencia en Francia y Bélgica ocupadas hasta ser atrapado por los nazis y enviado a la muerte en Auschwitz.

Somos enemigos irreconciliables de cuanta expresión de ultraderecha existe en el mundo. En nuestro país, cualquiera que conozca mínimamente nuestra trayectoria sabe de nuestra lucha contra la dictadura genocida, la impunidad y en defensa incondicional de los derechos humanos. Tiene claro que condenamos toda forma de racismo, xenofobia y discriminación. Todo esto fue testimoniado hasta el cansancio por las decenas de referentes políticos, sociales, culturales, sindicales y de los derechos humanos que se solidarizaron con el ataque a nuestro diputado.

La operación del sionismo no es novedosa. Todo aquel que cuestiona al Estado de Israel, sus políticas, en síntesis, al sionismo, automáticamente es catalogado de antisemita, entendido como antijudío. Es lo mismo que cuando en la dictadura militar genocida se acusaba a quienes denunciaban sus crímenes y violaciones a los derechos humanos de formar parte de una “campaña antiargentina”.

La acusación que hoy se lanza contra nuestro diputado Giordano es la misma que el sionismo viene realizando desde hace años contra cualquiera que levanta la voz para denunciar sus crímenes. Así, el sionismo acusó de “antisemita” a Noam Chomski, a Ken Loach, a Roger Waters y a una larguísima lista, que llegó increíblemente a incluir a destacados intelectuales  o artistas judíos como Ilán Pappé, Sholom Sand, Harold Pinter o Gilad Atzom. A estos últimos los catalogan con la insólita descripción de “judíos que se odian a sí mismos”. 

Para llevar adelante su campaña, el sionismo recurre a una utilización perversa del holocausto. De hecho, la definición de antisionismo como antisemitismo la lleva adelante una institución denominada Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto, y uno de los principales denunciantes contra Giordano es Claudio Avruj, el ministro macrista que negó la existencia de los 30.000 desaparecidos, pero que para acusar a nuestro diputado se presenta como “presidente del Museo del Holocausto”. 

Pero así como hay millones de judíos en el mundo, y cada día más, que condenan las políticas genocidas del Estado de Israel, también se han pronunciado víctimas del holocausto nazi con una simple advocación, “not in our name” (“no en nuestro nombre”). 

La pregunta que queda flotando es por qué el sionismo vuelca tantos recursos en el mundo para sembrar terror contra todo aquel que acusa los crímenes de Israel. La respuesta es clara, ante el creciente repudio al racismo de su Estado y al genocidio contra los palestinos, los sionistas temen terminar como les sucedió a los partidarios del apartheid en Sudáfrica, aislados y repudiados por todo el mundo. 

Nadie va a amedrentarnos ni impedirnos seguir defendiendo la justa causa de Palestina libre, ni condenando la política genocida del sionismo. No solo no hay delito de antisemitismo en ello, sino que es una obligación moral hacerlo. Por el sufrido pueblo palestino, por todos los oprimidos del mundo. 

Desde el inicio de la campaña por Palestina libre y en defensa del diputado Giordano, se han multiplicado las adhesiones y muestras de solidaridad, sumando las firmas de reconocidos luchadores, dirigentes sociales, sindicales y políticos y distintas organizaciones a nivel nacional e internacional. 

A continuación seguimos reproduciendo firmas que hemos recibido:

Jorge Altamira y Marcelo Ramal (Partido Obrero Tendencia), Diana Kordon (PTP-PCR), Manuela Castañeira y Chino Heberling (Nuevo MAS), Leticia Quaglario (presidenta de Unidad Popular-UP),  Sebastián Romero (PSTU), Jorge Lewit (Partido Comunista, Córdoba), Pablo Llonto (abogado, derechos humanos), Ricardo Peidró (secretario general CTA A), Carlos “Perro” Santillán (secretario general SEOM Jujuy), Horacio Catena (secretario general Sutef Tierra del Fuego y secretario general CTA A, Tierra del Fuego), Fernando “Tato” Dondero (secretario general Sipreba), María de los Ángeles Troitiño (secretaria general CTA A Lomas), Norberto Señor (secretario gremial ATE Sur-Lomas), Gustavo Teres (secretario general CTA Rosario y delegado seccional de Amsafe Rosario), Pablo Maciel (presidente de Cicop - profesionales de la salud - Buenos Aires), Carla Gaudensi (secretaria general Fatpren), Juan Pablo Casiello (secretario gremial Amsafe Rosario), Alejandro López (secretario general del Sindicato Ceramista), Emiliano Sanhueza (secretario general de judiciales Río Negro-Sitrajur), Martín Mangiatini (profesor de historia UBA e investigador del Conicet), Ana Paoleti (Página/12- Sipreba), Multisectorial de Neuquén, Néstor Marcolín (delegado línea 60), Hernán Izurieta (delegado general Ministerio de Trabajo), Luciano “Lolo” Domínguez (delegado general ATE INTI), Juan Anzorena (secretario general CTA A Almirante Brown-Pte. Perón), Pablo Hodola (miembro de H.I.J.O.S. Cutral-Có), Pablo Bonavena (sociólogo, docente universitario), Oscar Schaller (querellante causa contra Milani), Laura Figueroa (abogada de derechos humanos de Tucumán), Sheij Mohsen Ali (Casa Difusión del Islam), Montserrat Gayone (congresal de Suteba Bahía Blanca. Cymat CTA), Néstor “Tito” Acevedo (escritor y director de espacios culturales en Córdoba), Julia Chazarreta (secretaria de Acción Social de Adiunpa - Universidad Nacional Patagonia Austral), Javier Oliva y Damián Rosales (Espacio Combativo Tosco Vive - Luz y Fuerza Córdoba), Leo Pi (secretario general de la Regional Noroeste de Atech - Chubut), Hernán Diaz (Asamblea de Intelectuales en Apoyo FIT-Unidad), Juan Esteche (referente Timón Verde y Coordinadora Basta de Falsas Soluciones).

Uyen ly (Vietnam Marxist), Le Phong (Vietnam Marxist), Dang Huong Giang (Vietnam Marxist), Linh Nguyen (Vietnam Marxist), Phan Truong Hung Thinh (Vietnam Marxist), Trọng Nhân (Vietnam Marxist), Đông (Vietnam Marxist), Vũ Nguyên Khánh (estudiante), Vu Le (Vietnam Marxist), Nguyen Thi Hang (estudiante Vietnam), Nguyen Chan (estudiante Vietnam), Eric Josephson (Transport Workers Union Local 100, sindicalista Estados Unidos), Acción de Izquierda Popular (Argelia), Partido Democrático de Izquierda (Siria),  Yassin Al Haj Saleh (escritor Comitê Islâmico de Solidaridade - CIS, Brasil), Basha Change (diputada Parlamento Catalunya), Mireia Vehí (diputada Congreso español), Albert Botrán (diputado Congreso español), Ana María Surra (senadora Estado español), Paul Murphy y Tacha Dada (diputados Irlanda), Adeed Nassar (Revolucionario de El Líbano), Habib Ayari (administrador Consejo Educativo y Científico - Túnez), Majid Hawachi (militante revolucionario - Túnez), Hatem Sidia (Corriente de Izquierda Revolucionaria - Túnez), Ali Kniss (BDS Túnez), Franck Gaudichaud (profesor en la Universidad Toulouse Jean Jaurès) y Catherine Samary (economista y altermondialista, Francia), Eduardo Estévez (secretario de Relaciones Internacionales de la Confederación Intersindical Gallega-CIG, Estado español), Ermengol Gassiot (secretario general Confederación General del Trabajo, Catalunya), Ertugrul Kurkcu (presidente honorario del Partido Democrático del Pueblo -HDP- de Turquía), Mutlu Ozturk (miembro fundador del Partido Democrático del Pueblo -HDP- de Turquía), Kaan Gündeş (editor del periódico juvenil El tren blindado - Turquía), Volkan Yarasir  (investigador y escritor - Turquía), Sedat Senoglu (coportavoz del Congreso Democrático del Pueblo -HDK- Turquía), Idil Ugurlu (miembro del Congreso Democrático del Pueblo -HDK- Turquía), Harun Turgan (activista de Iniciativa de Boicot de Israel para Palestina -BDS-Turquía), Esma Nur Kasram (activista de Iniciativa de Boicot de Israel para Palestina -BDS-Turquía), Soledad Rodríguez (trabajadora - Coruña), María Uribe (pensionista - Coruña), Virtudes Pita (activista DDHH de las personas con ELA - Coruña), Carmen Pena (delegada sindical  Servizos e Construcción - Coruña), Rosario Reguiero (delegada sindical Servizos e Construcción - Coruña), Eliseo Lesta (delegado sindical Metalurxia - Coruña), Antón Fernández (delegado sindical Ferrol) y siguen las firmas...

 

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa