Jan 22, 2022 Last Updated 4:04 PM, Jan 20, 2022

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°3 dio a conocer su veredicto en la causa donde se encontraban procesados Daniel Ruiz y César Arakaki por ser parte de las jornadas de lucha contra la reforma jubilatoria en diciembre de 2017 contra el gobierno de Macri. Ese día hubo una feroz represión tildando de violentos a los manifestantes mientras votaban una ley para robarle 100.000 millones de pesos a las y los jubilados.

Juan Carlos Giordano y Mónica Schlotthauer, diputados nacionales del bloque Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad, señalaron: “Sin ninguna prueba que acredite los delitos que se le imputan el juez Javier Ríos condenó a 3 años y 4 meses de cumplimiento efectivo contra César Arakaki (Partido Obrero) por los delitos de lesiones “en ocasión de agresión, intimidación pública y atentado contra la autoridad agravado por mano armada e intervención de más de tres personas”; y a la pena de 3 años de cumplimiento efectivo contra Daniel Ruiz (quien ya estuvo preso por esta causa, militante del PSTU) por los delitos de “intimidación pública y atentado contra la autoridad y por ser cometido con arma y en conjunto con más de tres personas”.

Giordano y Schlotthauer agregaron: “Un fallo aberrante contra los que luchan y la izquierda. Usar pirotecnia no es “un arma”. Protestar no es delito. Repudiar frente al Congreso una reforma jubilatoria de ajuste no es “intimidación pública”.

Schlotthauer y Giordano finalizaron: “Este fallo político que adelantaron para hoy es para criminalizar a los que luchan y salvar a los políticos patronales que ese día votaron en el Congreso el robo jubilatorio. Una clara señal antes de las elecciones para ensañarse contra los luchadores y la izquierda, que impidieron con la protesta que se vote la otra reforma contra los trabajadores, la reforma laboral, que Alberto Fernández intentará hacer votar pos acuerdo con el FMI de la mano del macrismo. Este fallo anti obrero que cercena los más elementales derechos democráticos como el de la protesta se adelanta a lo que va a venir, más criminalización contra los que luchan contra el mayor ajuste que se prepara para pagar una deuda usurera al FMI. Repudiamos el fallo y seguimos reclamando la absolución de Cesar y Daniel”.

 

Contactos:
Mónica Schlotthauer: +54 9 11 6458-5777 @monschlotthauer
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

Este sábado 6 de noviembre a las 16hs se llevará a cabo el acto de Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad para impulsar el voto por diputadas y diputados de izquierda. Será en la Plaza de la Democracia, frente a estación Burzaco.

Participarán del mismo candidatas y candidatos de la zona entre ellos la primera candidata a concejala del partido de Almirante Brown por Izquierda Socialista en el FITU y directiva del gremio combativo de la CICOP, Mónica Méndez. Se suman a los oradores centrales la candidata a diputada provincial (IS-FITU) y delegada del SUTEBA La Matanza, Graciela Calderon y cerrara el mismo la actual diputada nacional por Izquierda Socialista en el FITU y candidata al mismo cargo en la lista que encabeza Nicolas Del Caño en provincia de Buenos Aires, Monica Schlotthauer.

Méndez señaló: “Rechazamos la clausura por decreto de las paritarias a los profesionales de la salud por parte del gobierno de Axel Kicillof con un aumento miserable. Para que los trabajadores de la salud tengan mejores condiciones laborales y esta sea accesible para toda la población hay que dejar de pagar la deuda”.

Calderón agregó: “En estos años vinimos defendiendo la educación pública, acompañando los reclamos del personal de salud y diciendo que la plata debe ir para el pueblo trabajador, no para la deuda usurera y el Fondo Monetario Internacional”.

Schlotthauer finalizó: “El peronismo ya no es salida para el pueblo trabajador. Alberto Fernández ajusta, paga la deuda y gobierna para los de arriba. Y el macrismo de Juntos ya gobernó con tremendos tarifazos. El único voto útil es al Frente de Izquierda Unidad para conquistar bancas que defiendan al pueblo trabajador, a las mujeres y a la juventud en las calles y en el Congreso”.

Contactos:
Mónica Schlotthauer: +54 9 11 6458-5777 @monschlotthauer
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

La diputada nacional por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad, Monica Schlotthauer llevará adelante una recorrida por la Provincia de Tierra del Fuego del lunes 8 de noviembre al 10, para dar apoyo a las distintas luchas en curso en defensa de sus puestos de trabajo y apoyar y fortalecer la campaña del FIT Unidad en la provincia.

Durante los cuatro días que durará la visita la diputada nacional visitara y tendrá reuniones con las distintas luchas de las y los trabajadores de Ambassador, Digital Fueguina, Brigsthar, entre otros.

Además se realizarán dos conferencias de prensa en la provincia, la primera el lunes 8 de noviembre a las 10:30hs en la Confitería "El Roca” (Espora 643 - Río Grande) de la que participará Daniel Barría (PO) y Victor Hugo Iglesias (PSTU). La segunda será el martes 9 en el Bar “Homero´s” (San Martin 237 – Ushuaia) de la que participará Zulma Fernández (PO) y Claudia Verónica De Bueno (PTS).

Schlotthauer señaló: “Es un privilegio para nosotros poder viajar para conocer y unirnos a los que luchan allí contra las multinacionales, la flexibilización y la defensa de los derechos y puestos de trabajo. Solo el frente de izquierda está contra las patronales y el FMI. Las bancas del FITU están junto a los que luchan y llevamos esas luchas al Congreso”.

Schlotthauer finalizó: “El Frente de Todos, el macrismo de Juntos y hasta Milei y Espert están por cumplirle al FMI, lo que será más ajuste para los trabajadores, sectores populares y las mujeres y disidencias. Solo el Frente de Izquierda dice lo contrario. Ningún peso más para pagar las estafas de los empresarios y multinacionales. La izquierda tiene que seguir estando en el congreso. Basta del ajuste y el saqueo del FMI".

Contactos:
Mónica Schlotthauer: +54 9 11 6458-5777 @monschlotthauer
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda


Escribe Mónica Schlotthauer, diputada nacional por Izquierda Socialista / FIT Unidad

Mientras Máximo Kirchner y el presidente Alberto Fernández discursean contra el Fondo Monetario y el pago de la deuda externa, el propio presidente viaja a Europa con su ministro Martín Guzmán y otros funcionarios para avanzar en la firma del acuerdo con el FMI.

Lo dijo el presidente Alberto Fernández en el acto homenaje por el aniversario del fallecimiento de Néstor Kirchner: “no nos vamos a arrodillar ante el FMI”. Al mismo tiempo, La Cámpora inauguró un nuevo cantito contra el Fondo. ¿Es que acaso el gobierno del Frente de Todos está evaluando romper con el organismo y dejar de pagar la deuda externa? Nada más alejado de la realidad. Veamos los hechos.

Casi directamente después del acto, el presidente Fernández abordó el avión que lo llevó primero a Italia a la reunión del G20 y luego a la cumbre climática de Glasgow. En ambas reuniones el objetivo principal del gobierno peronista fue avanzar lo más posible en la firma del acuerdo con el FMI. Para ello concurrieron el ministro de Relaciones Exteriores Santiago Cafiero, el de Economía Martín Guzmán, incluso la delegación se vio reforzada con la presencia del secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz. No es una novedad. En la reunión anterior, hace apenas diez días en Washington, también estuvieron presentes el jefe de Gabinete Juan Luis Manzur y el presidente del Banco Central Miguel Pesce. El presidente Fernández le dedicó un tiempo sustancial de su visita a reunirse con la titular del FMI Kristalina Georgieva. Es un secreto a voces que toda la presión diplomática de nuestro país en la declaración final del G20 fue para que se incluyera un párrafo donde se dice que el FMI “estudiaría” los niveles de las tasas de interés que se le cobran a los países deudores como la Argentina. Ni siquiera dice que hay un compromiso de bajar las tasas, a pesar de lo cual el gobierno lo presentó como un gran “triunfo” diplomático. Lo otro que se encargó de difundir la Cancillería fue el apretón de manos entre Alberto Fernández y Joe Biden, luego que el gobierno fracasara en lograr siquiera ser recibido por el presidente yanqui.

En síntesis, el gobierno de Alberto Fernández fue literalmente a ponerse de rodillas frente al establishment político y económico internacional, mendigando que, al menos, nos resten “una moneda” de la millonada que se le debe al FMI. Recordemos que es producto del préstamo tomado por el gobierno de Macri, que fue usado en su totalidad para financiar la fuga de capitales.

El gobierno del Frente de Todos, que en la campaña electoral de hace dos años arrancó diciendo que “bajo ningún concepto iba a firmar un acuerdo que implicara un ajuste”, pasó a elaborar ya el año pasado, y mucho más este, un presupuesto con reducción de déficit fiscal y partidas sociales, a la medida de las exigencias del FMI.

Este año viró desde las declaraciones del 25 de mayo de que había que suspender todos los pagos de deuda durante la pandemia, a las órdenes de Cristina de destinar el dinero enviado por el Fondo para atender la pandemia a pagar vencimientos de dicho organismo. Así se hizo con los 1.800 millones de dólares abonados en agosto, los 400 que se pagan esta semana y los nuevos 1.800 que se pagarán en diciembre.

Por supuesto, nunca pasaron de discursos los planteos de que se pagaría “a 20 años”. El FMI, siguiendo estrictamente sus estatutos, exige cancelar la deuda en diez años, comenzando a devolver el capital a partir de 2026. Pero los intereses hay que pagarlos a partir de  los seis meses posteriores a la firma del acuerdo.

Ahora hay muy serios rumores de que, para firmar el acuerdo, el Fondo estaría exigiendo avanzar con una devaluación. Y, tal como era de esperar, reaparecen los planteos de que se avance con reformas fiscales, previsionales y laborales. Traducido: hambrear a los presentes y futuros jubilados e ir a fondo con la flexibilización laboral requerida por las patronales.

No hay, entonces, ruptura posible con el Fondo. Sí, lo decimos con todas las letras: el gobierno se va a arrodillar ante el FMI. Más aún, va a contar, al hacerlo, con el apoyo de Juntos por el Cambio y también de Milei y Espert. Ahí va a desaparecer tanto “la grieta” como la “casta política”.

No te dejes engañar: los únicos que de verdad exigimos la ruptura con el FMI y el no pago de la deuda externa somos el Frente de Izquierda Unidad. De ahí saldrán los recursos para resolver las más urgentes necesidades populares. Para fortalecer esta alternativa, te pedimos que el próximo domingo 14 nos votes, para que así siga habiendo diputadas y diputados de izquierda.  

Desde el 7 al 10 de noviembre, la diputada nacional Mónica Schlotthauer visitará Ushuaia para llevar solidaridad a los metalúrgicos de Ambassador Fueguina. Días atrás los metalúrgicos estuvieron con los ferroviarios del Sarmiento en el sindicato de Haedo dónde contaron su conflicto que ya lleva más de un año con su fábrica ocupada.

Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Tesis sobre el guerrillerismo (1986)
Problemas de Organización
El Partido y la Revolución - Nahuel Moreno - 1973
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa