Paramos las mujeres

(Tiempo estimado: 5 - 9 minutos)

multitudianrio 8M en plaza de mayoGrandes movilizaciones, paros sectoriales y acciones de lucha marcaron la histórica jornada del 8M en Argentina y el mundo. La denuncia al gobierno de Macri por la falta de políticas concretas y el reclamo de paro general fueron las principales consignas en las calles.

Escribe Malena Zetnik

Este 8M será recordado como una jornada histórica donde el movimiento de mujeres, en más de 50 países del mundo, salió a la calle en contra del sistema capitalista y patriarcal que nos oprime como mujeres y nos superexplota como trabajadoras, tal como organizadoras de la jornada en el mundo lo expresaron en la mayoría de las declaraciones.

En Argentina, cerca de 500.000 mujeres se movilizaron a lo largo y ancho del país reclamando #NiUnaMenos. A diferencia de marchas anteriores, esta vez se lograron importantes actos unitarios con consignas que expresaron con claridad la denuncia al gobierno de Macri y a los gobernadores provinciales por la situación que vivimos las mujeres. Mientras aumentan los femicidios, se hace más visible la violencia doméstica, se criminaliza a las mujeres por abortar y la crisis económica golpea ferozmente a las mujeres jefas de familia y precarizadas; ellos siguen con sus políticas de ajuste, cierre de programas y reducción de presupuestos para el sector mientras financian a la Iglesia Católica y hacen negocios personales con el dinero público.

“Sí, se puede hacerle un paro a Macri. Se lo hicimos las mujeres”

Otro aspecto relevante de la jornada del 8M fue el paro en sí. Desde abajo, las comisiones de mujeres de fábricas y reparticiones públicas, sindicatos de base y trabajadoras no organizadas, tomaron con entusiasmo la propuesta de parar. Es que la brecha salarial entre varones y mujeres que alcanza al 27% del salario, la discriminación en los puestos de trabajo más valorados, el acoso sexual en el trabajo y la doble jornada laboral, representan una gran carga extra para la vida de las trabajadoras que también sufrimos la crisis económica.

Por eso, desde el lanzamiento del Paro Internacional de Mujeres, todas las comisiones locales de organización de la jornada hicimos un llamamiento a la CGT y a las CTAs para que convoquen realmente al paro. Y no fue en un contexto cualquiera. Además de los reclamos específicos de las mujeres, distintos sectores también reclaman el paro en el país como una herramienta de lucha contra el ajuste. Así lo vienen haciendo las docentes que quieren romper el techo salarial y en la marcha del 7de marzo convocada por la CGT fue una exigencia sentida por la amplia mayoría de los participantes. Pero la burocracia sindical en este caso también empleó un lamentable doble discurso a favor del macrismo. Las centrales sindicales llamaron a sumarse a la jornada de lucha sin garantizar el paro y lo mismo hicieron las cúpulas de los sindicatos en muchas provincias. Sin embargo, la bronca de las trabajadoras que querían participar realmente hizo que en muchos lugares de trabajo del país se realizara cese de tareas, ruidazos y, en algunos casos, hasta se logró el paro como fue el caso de los sindicatos docentes combativos de Provincia de Buenos Aires y Neuquén. En Santa Fe el plenario de delegados le arrancó el paro provincial para el 8M a la burocracia, que se oponía. También las ferroviarias del Sarmiento votaron parar y movilizarse a Plaza de Mayo (ver nota). Por eso, uno de los cantos más sentidos en las marchas, exigía a las centrales sindicales el paro general y reivindicaba las acciones realizadas el 8M, a pesar de las trabas de la burocracia de cada lugar.

¿Cómo sigue la lucha de las mujeres?

La movilización de las mujeres por el #NiUnaMenos, en los Encuentros Nacionales de Mujeres y en el paro del 8M no solo muestran entusiasmo y participación masiva, sino también el hartazgo de las mujeres ante tantas violencias vividas cotidianamente. Pero para avanzar en conquistar efectivamente lo que nos proponemos, es decir, el presupuesto para la atención a las víctimas de la violencia machista, el derecho al aborto legal, el desmantelamiento de las redes de trata, el fin de la discriminación laboral y demás reivindicaciones, es necesario que el movimiento de mujeres apoye y se solidarice con otras luchas, como la de las docentes, y que desarrolle su organización independiente de los gobiernos y de los partidos patronales aunque éstos estén encabezados por mujeres. Ellos representan los intereses de una minoría capitalista mientras que somos las trabajadoras las que terminamos pagando con nuestras vidas. Por eso tenemos que seguir en las calles, levantando nuestros reclamos y organizándonos en cada lugar de trabajo. Porque el patriarcado no caerá solo, nosotras tenemos que derribarlo.


Ferroviarias del Sarmiento marcha 8 de marzoFerroviarias a las vías

Aunque la conducción nacional de la Unión Ferroviaria ni siquiera saludó la jornada de lucha, las trabajadoras ferroviarias del Sarmiento, referentes del sindicalismo combativo, votaron en asamblea participar del 8M con un paro de tres horas desde las 12 horas del mediodía para luego movilizar desde Castelar hasta la Plaza de Mayo. También tuvieron que enfrentarse a la gerencia de recursos humanos y de transporte de la empresa ferroviaria estatal, que se opusieron fuertemente a la medida de lucha.

Además de sumarse a los reclamos generales de la jornada, las ferroviarias exigieron el acceso a todas las categorías laborales, especialmente a maquinistas, dura pelea que vienen dando desde hace más de un año contra la empresa estatal, cuya gerencia (la anterior K y la actual, macrista) discrimina a las mujeres y no cumple con los derechos laborales básicos, y contra la cúpula del gremio La Fraternidad, que les niega este derecho con argumentos machistas propios del siglo pasado, como el que señala que las mujeres son “muy sensibles” y no soportarían la dura tarea de la conducción de trenes. Las ferroviarias también pelearon por conseguir efectivamente el presupuesto para que funcione el proyecto de La casa que abraza, un espacio del ferrocarril pensado por las propias trabajadoras y dirigido a la atención de trabajadoras en situación de violencia de género.

Mónica Schlotthauer, diputada provincial por el Frente de Izquierda y máxima referente de la comisión de mujeres Mujer bonita es la que lucha, estuvo en la cabecera de la movilización y su papel fue fundamental para que la exigencia a la CGT y a las CTAs para que le pongan fecha al paro general se hiciera eco en el conjunto de la marcha. Por eso también el reclamo de estas trabajadoras pioneras en la lucha de las mujeres fue reflejado en medios de todo el mundo. No solo en Argentina, sino que en países como Inglaterra, Italia y China fueron ellas las protagonistas de las crónicas del 8M en Argentina mostrando las acciones de cortes de vía y la campaña de difusión de las consignas de la jornada que las propias trabajadoras realizaron sobre sus compañeros de trabajo y los propios pasajeros del tren.

M.Z.


repercusión del paro de ferroviarias en el resto del mundoBasta de represión a las mujeres

Cuando terminaba la histórica jornada en la Ciudad de Buenos Aires la policía reprimió y detuvo a seis mujeres que se encontraban en las cercanías de la Catedral, en un feroz operativo. Fueron golpeadas e incluso una de ellas recibió balazos de goma que salieron del interior de la Catedral. Este terrible hecho coincidió con la detención de seis activistas que el día anterior se encontraban realizando una pintada y que fueron apresadas e imputadas por daños de una iglesia evangélica y bancos, en la misma ciudad.

A su vez, en Tucumán, un grupo de mujeres que realizó una performance pública por el derecho al aborto tuvo que abandonar la provincia tras sufrir amenazas de muerte y persecución en sus lugares de trabajo. En otras provincias, las amenazas, ataques y difamaciones contra las mujeres que participaron del 8M se multiplican. Pero no es una casualidad, son todos hechos que forman parte de una campaña nacional del gobierno de Macri, los gobiernos locales y las iglesias para frenar al movimiento de mujeres que cada vez viene manifestándose con más fuerza. Por eso debemos repudiar con fuerza este tipo de hechos y denunciar al gobierno nacional, a los gobiernos provinciales y a las iglesias por la violencia que siguen ejerciendo sobre las mujeres.

Juan Carlos Giordano despenalización del abortoProyecto para despenalizar el aborto

El pasado 8 de marzo, el Diputado Juan Carlos Giordano por Izquierda Socialista en el FIT, quien recientemente asumió su cargo, hizo pública su firma al proyecto de ley para la interrupción voluntaria del embarazo presentado por sexta vez por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito y se comprometió a pelear para que este proyecto sea tratado en la cámara y se apruebe.

 

 

Correspondencia Internacional N°39 - La Revista de la Unindad Internacional de los Trabajadores (Cuarta Internacional)

A 40 años del golpe de estado genocida de 1976 homenaje al PST

Juan Carlos Giordano - Diputado Nacional por la provincia de Buenos Aires

Ezequiel Peressini - Legislador Provincial de Córdoba

Anisa Favoretti - Legisladora Provincial de Santiago del Estero

Rubén "Pollo" Sobrero - Secretario General de la Unión Ferroviaria Seccional Oeste

Liliana Olivero - Candidata a Diputada Nacional por Córdoba

Laura Marrone - Legisladora de la Ciudad de Buenos Aires

Mónica Schlotthauer - Legisladora de la Provincia de Buenos Aires

Angélica Lagunas - Legisladora Provincial de Neuquén

José Castillo - Economista del FIT y dirigente nacional de Izquierda Socialista

La agrupación Mundanas ha enviado por las redes un comunicado cargado de mentiras que confirma lo que venimos denunciando desde hace meses; que existe una campaña de calumnias contra nuestra organización que afirma que "defendemos a pedófilos".